Elecciones en Cataluña: la pandemia le roba el protagonismo a la independencia

Operarios realizan este sábado los preparativos del colegio electoral instalado en el Pabellón Camp del Ferro del barrio de Sant Andreu de Barcelona.
Operarios realizan este sábado los preparativos del colegio electoral instalado en el Pabellón Camp del Ferro del barrio de Sant Andreu de Barcelona. © Enric Fontcuberta / EFE

Este sábado, día previo a las elecciones autonómicas de Cataluña, las autoridades electorales de la comunidad ultimaron los preparativos para una votación que está marcada por la preocupación y el miedo al Covid-19. Aunque el independentismo está en el telón de fondo por primera vez en años, se espera que el domingo haya una dura pugna entre los partidos defensores de la independencia y sus detractores. 

Anuncios

Cataluña se está preparando para recibir a los miles de votantes que están llamados a las urnas el domingo 14 de febrero. Con una latente preocupación para que el derecho a sufragio no confronte con la contención del Covid-19, las autoridades catalanas están ultimando los preparativos en los colegios electorales este sábado. 

Más de 5,5 millones de catalanes están convocados a las urnas en plena pandemia y podrán votar con importantes medidas para evitar contagios. Esa fue la garantía que dio la Generalitat, a la par que hizo un llamado este 13 de febrero a ejercer el derecho al voto de forma "responsable".

“Lo tenemos todo listo para celebrar un 14F (14 de febrero) con unos colegios y unas mesas seguras. Hacemos un llamamiento para ejercer el derecho a voto de manera responsable y siguiendo todas las indicaciones sanitarias”, dijo Bernat Solé i Barril, consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, a través de sus redes sociales.

Con un número de contagios menor que el esperado y tres partidos disputándose la victoria –los independentistas JxCat del expresidente Carles Puigdemont, ERC (republicanos de izquierda) y el Partido Socialista (PSC)–, ni la Generalitat ni las Juntas Electorales prevén un escenario de abstención masiva que imposibilite la votación.

La incertidumbre sobre si se podrán constituir todas las mesas electorales de forma correcta ha marcado la campaña. Aunque los catalanes cuentan con la promesa de Solé i Barril, quien en su comparecencia de este sábado aseguró que el 99,9 % de las sedes electorales tienen el número de vocales suficientes para constituirse. El político quiso mantenerse firme respecto a la confianza de la Generalitat: “Estamos preparados para incidencias, pero hoy sabemos que se podrán constituir todas las mesas y más con la posibilidad de que los suplementes puedan trasladarse a otras mesas que no sean las suyas”.

Una campaña fría por la pandemia

Sin grandes masas y con actos retransmitidos por internet, la campaña electoral más fría de Cataluña llegó a su fin el pasado viernes. Aunque los debates entre los contrincantes de la carrera al 14F no han estado exentos de tensión, la campaña fue una sombra de lo que habría podido ser debido a las limitaciones por la pandemia.

Los tres partidos que están a la cabeza en las encuestas, JxCat, ERC y el PSC, aprovecharon hasta el último minuto de la campaña para llamar a los ciudadanos a votar, ya que la mayor preocupación de esta ha sido la abstención. De hecho, durante el último mitin del PSC, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, acompañó a su candidato, Salvador Illa, y fue rotundo respecto a la participación electoral: "votar es seguro, lo que es inseguro es no votar".

En el frente de JxCat, la candidata Laura Borràs optó por llamar al “voto útil” acogiéndose a evitar la “fuga de votos” del independentismo. 

Aunque Puidgemont no es uno de los candidatos de los comicios, su respaldo a Borràs ha sido decisivo. El expresidente de la Generalitat está refugiado en Bélgica desde hace más de tres años y desde allí ha mantenido su influencia en la política catalana, a pesar de que en France 24 aseguró que su interés es participar desde un ámbito europeo. “El único lugar donde puedo hacer política es en el Parlamento Europeo”, aseguró en una entrevista exclusiva con esta cadena.

Por su parte, Oriol Junqueras, el líder de la formación ERC y uno de los encarcelados por su participación en la declaración unilateral de independencia (DIU) del 2017, llamó a la población a votar a través de un emotivo mensaje. "Si nosotros no nos hemos rendido en la prisión, menos aún os podéis rendir vosotros ante una urna, porque las urnas son nuestra arma, nuestra herramienta y nuestro instrumento", dijo el republicano durante su último mitin.

La sociedad catalana está dividida entre los partidarios de la independencia y sus detractores, un factor que ha influido en la España de los últimos diez años. Además, exista una fuerte inestabilidad política, con cinco elecciones regionales durante la década. Con este ambiente, las elecciones no se decidirán en función de las preferencias por la derecha o la izquierda del arco político, sino entre favorables o contrarios a la independencia, por lo que una posible coalición entre formaciones será más compleja de lo habitual.

Más de 35.500 alegaciones para no acudir a las mesas electorales

Alrededor de un tercio de las personas elegidas por sorteo para ser funcionarios electorales han pedido que se les exima, con más un total de 35.637 alegaciones enviadas a la Junta Electoral para evadir la obligación. Muchos ciudadanos están de acuerdo en que deben cumplir con su deber cívico de votar, pero piensan que no es el mejor momento para celebrar las elecciones y tienen miedo de contraer el virus.

La mayoría de las alegaciones han sido aceptadas por el organismo electoral, con aproximadamente 23.311 peticiones concedidas, 3.065 denegadas y 3.750 pendientes de resolución –proceso que se puede alargar hasta el mismo día de la votación–.

Operarios realizan este sábado los preparativos del colegio electoral instalado en el Pabellón Camp del Ferro del barrio de Sant Andreu de Barcelona.
Operarios realizan este sábado los preparativos del colegio electoral instalado en el Pabellón Camp del Ferro del barrio de Sant Andreu de Barcelona. © Enric Fontcuberta / EFE

Además, más de 265.000 personas (5,3 % del censo) votaron ya por correo y así no acudirán a los sitios de votación, un 277 % más respecto a los últimos comicios de 2017.

Para las elecciones en Cataluña, uno de los focos de la pandemia en España, se ha ampliado el número de colegios electorales para efectuar el voto. El Gobierno catalán recomienda que los mayores y los más vulnerables vayan a votar en las tres primeras horas y que las personas contagiadas –sector electoral que causa gran preocupación– y en cuarentena lo hagan en la última para evitar contagios.

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24