EE. UU. y Europa urgen a Irán a mantener las inspecciones de su programa nuclear

Archivo-El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas (izq.) y el ministro francés de Asuntos Exteriores y de Europa, Jean-Yves Le Drian, llegan a una reunión en París, Francia, el 31 de agosto de 2020.
Archivo-El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas (izq.) y el ministro francés de Asuntos Exteriores y de Europa, Jean-Yves Le Drian, llegan a una reunión en París, Francia, el 31 de agosto de 2020. © Ludovic Marin / AFP

Tras una cumbre en París del denominado E3, Francia, Alemania y Reino Unido, a la que se unió el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, vía videoconferencia, el grupo emitió una declaración conjunta en la que conminó al Gobierno de Irán a permitir las inspecciones de su programa nuclear para salvar el acuerdo firmado en 2015. Teherán anunció que a partir de la próxima semana limitará el acceso a la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) si Washington no retira antes las sanciones en su contra.

Anuncios

Las potencias mundiales intentan rescatar el Acuerdo nuclear firmado con Irán en 2015. El pacto, que tiene como objetivo principal evitar que Teherán desarrolle armas nucleares, se ha ido desmoronando desde que Donald Trump sacó a Estados Unidos del plan en 2018. Y en respuesta, la República Islámica ha ido incumpliendo varios de sus compromisos sobre reducción de enriquecimiento de uranio.

Este 18 de febrero, los ministros de Relaciones Exteriores del denominado E3, Francia, Alemania y Reino Unido, así como el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instaron a Irán a que siga permitiendo las inspecciones nucleares de Naciones Unidas para salvar el acuerdo y enfriar las tensiones globales sobre las ambiciones atómicas de Irán.

"Con respecto a Irán, el E3 y Estados Unidos expresaron su interés de seguridad fundamental compartido en defender el régimen de no proliferación nuclear y garantizar que Irán nunca pueda desarrollar un arma nuclear", afirmaron en un comunicado los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Reino Unido, y el jefe de la diplomacia estadounidense.

La declaración se produjo a pocos días de que se cumpla el ultimátum dictado por Teherán. El Gobierno iraní ha fijado como fecha límite el próximo 23 de febrero para que el nuevo Ejecutivo estadounidense, bajo el presidente Joe Biden, comience a revertir las sanciones que dejó su predecesor. De lo contrario, Irán tomará el paso más grande hasta ahora para violar el acuerdo: prohibir las inspecciones con poca antelación por parte del organismo de control nuclear de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA).

La amenaza de Irán pone en peligro el retorno de Estados Unidos al pacto nuclear

Con su ultimátum, Irán intenta poner presión sobre el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que prometió retornar a su país al acuerdo.

Este jueves, el presidente iraní, Hassan Rohani, dijo que espera que la nueva Administración en Washington no solo se reincorpore al pacto, sino que levante las sanciones en contra de su país, al tiempo que mantiene la amenaza de prohibir las inspecciones en sus plantas nucleares.

"En lugar de sofismas y de responsabilizar a Irán, el E3  y la Unión Europea deben cumplir con sus propios compromisos y exigir el fin del legado de Trump de terrorismo económico contra Irán. Nuestras medidas correctivas son una respuesta a las violaciones de EE. UU. y el E3. Eliminen la causa si temen el efecto", afirmó el canciller iraní Javad Zarif, a través de su cuenta de Twitter.

Pero Estados Unidos no cedería a las presiones. El pasado 7 de febrero, Biden advirtió a Teherán que no levantará las sanciones hasta que deje de enriquecer uranio.

Además, al concluir el encuentro de este jueves, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, advirtió al Gobierno iraní que está "jugando con fuego" y podría poner en peligro los esfuerzos para recuperar a Estados Unidos como signatario.

"Somos nosotros los que hemos mantenido vivo este acuerdo en los últimos años, y ahora se trata de apoyar a Estados Unidos para que retome el camino hacia el acuerdo", dijo Maas al término de la reunión en París.

Las sanciones de Trump, los incumplimientos de Irán como respuesta y sus nuevas amenazas tienen al pacto en la cuerda floja.

El pasado 4 de enero, la República Islámica comenzó a cumplir su amenaza de enriquecer uranio hasta un 20 %, un nivel muy superior al 3,67 % de los límites establecidos en el pacto firmado con las potencias hace cerca de seis años. También se acerca así al 90% de enriquecimiento que es apto para producir armas atómicas.

Ante la pugna de presiones y advertencias entre las partes involucradas, la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo hablaron con el presidente iraní esta semana para tratar de poner fin al enfrentamiento diplomático.

El director de la Agencia Internacional de Energía Atómica tiene previsto viajar a Irán este fin de semana para encontrar una solución que le permita a la agencia continuar con las inspecciones.

Fuentes del Gobierno francés indicaron que si a pesar de esta visita el Gobierno de Rouhani sigue adelante con sus intenciones de suspender las inspecciones, entonces habrá una respuesta firme contra Teherán.

Con Reuters, AP y EFE

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24