Biden oficializa en la Conferencia de Múnich el regreso de EE. UU. al multilateralismo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante la Conferencia de Múnich el 19 de febrero de 2021.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante la Conferencia de Múnich el 19 de febrero de 2021. © MSC
49 min

Durante la edición especial de la Conferencia de Seguridad de Múnich, el presidente Joe Biden resaltó que su país está determinado a ganarse la confianza de Europa, tras cuatro años de inestabilidad. El líder estadounidense abordó además la lucha contra el Covid-19, prometió una millonaria donación al mecanismo COVAX y lanzó críticas contra Rusia, China e Irán. El secretario general de la ONU, António Guterres, insistió en que las respuestas a los problemas globales deben ser menos “fragmentadas e insuficientes”.

Anuncios

La Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC en inglés) fue organizada este año de manera virtual, a diferencia de los tres días del tradicional encuentro en la capital bávara.

Así, este 19 de febrero se dieron cita el presidente de Estados Unidos, Joe Biden; la canciller de Alemania, Angela Merkel; el presidente de Francia, Emmanuel Macron y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, que ejerce la presidencia de turno del foro informal.

También estuvieron presentes el secretario general de la ONU, António Guterres; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el director de la OMS, Tedros Ghebreyesus, y el empresario estadounidense Bill Gates.

Entre los llamados a la cooperación para hacer frente a las amenazas globales, destaca el regreso oficial de Estados Unidos al multilateralismo tras cuatro años de tensiones durante la administración Trump. El cambio de rumbo fue aplaudido por los presentes.

Biden: "La alianza transatlántica está de vuelta"

Desde Washington, el presidente Joe Biden expuso su agenda de política exterior a los líderes que asistieron virtualmente a la Conferencia de Seguridad de Múnich. En los primeros minutos aseguró que cumplió su palabra porque “Estados Unidos está de vuelta”.

“Les hablo hoy como presidente de Estados Unidos al comienzo de mi administración y estoy enviando un mensaje claro al mundo: Estados Unidos ha vuelto”, dijo Biden.

La alianza transatlántica entre Estados Unidos y Europa regresa tras cuatro años de tensas relaciones entre la Unión Europea y las políticas proteccionistas del expresidente Donald Trump, basadas en la idea de “Estados Unidos primero”.

Durante su intervención, Biden dijo que su país trabajará de cerca con sus “socios europeos y capitales a lo largo del continente, desde Roma hasta Riga”.

“No podemos enfocarnos en la competencia mundial, debemos trabajar juntos con los aliados, los amigos. Estados Unidos trabajará cercanamente con la Unión Europea”, prometió Biden.

El demócrata también dijo que Estados Unidos y Europa deben prepararse para una “competencia estratégica a largo plazo con China”, porque el gigante asiático juega con sus propias reglas. Biden instó a los países a trabajar juntos para rechazar las prácticas y políticas de Beijing que, según el mandatario, son económicamente abusivas. 

Respecto a Rusia, el presidente consideró que “afrontar la temeridad de Moscú y su pirateo de redes informáticas en Estados Unidos, en Europa y el mundo, se ha vuelto crucial para proteger los retos de seguridad colectivos”. Se refirió a la nación rusa como un “adversario” que amenaza la seguridad de su pueblo y que quiere debilitar el proyecto europeo. “Es por eso que Estados Unidos debe defender a Ucrania y oponerse a la piratería y otras herramientas rusas (…) Los desafíos con Rusia pueden ser diferentes a los de China, pero son igualmente reales”, aseguró.

Biden también habló de Irán como una “amenaza para la seguridad y prosperidad de Medio Oriente”. El objetivo, agregó, “es un futuro en el que todas las naciones sean libres de determinar su propio camino, con ciudadanos libres”. Además, dijo que Washington está dispuesto a negociar con Teherán y el resto de los países firmantes del Acuerdo nuclear de 2015, pero es necesario que se afronten “las actividades desestabilizadoras” de la República Islámica.

18:10

El presidente estadounidense anunció que su Gobierno contribuiría con 4.000 millones de dólares a la plataforma COVAX, la iniciativa que lidera la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que las dosis de la vacuna contra el Covid-19 puedan llegar a todo el mundo, principalmente a los países con menos recursos.

También hizo hincapié en la necesidad de invertir en innovaciones tecnológicas para lograr energía limpia en el futuro.

Toda su intervención generó divisiones entre los republicanos y los demócratas en Estados Unidos. Mientras aquellos piden mantener el discurso de Donald Trump de "América primero", estos últimos aplauden el hecho de volver a estrechar los lazos con Europa. 

02:44

Merkel, Kerry y Macron piden hechos contra el cambio climático, la pandemia y la cooperación en seguridad

Aunque la canciller alemana, Ángela Merkel, elogió el anuncio de Joe Biden de volver al multilateralismo, pidió más hechos que palabras. "Alemania está lista para un nuevo capítulo en la alianza trasatlántica", aseguró.

La líder alemana dijo que será necesario aplicar la cooperación internacional tanto en la lucha contra el calentamiento global, como en los esfuerzos para mitigar la pandemia del Covid-19, que azota tanto a los países ricos como a las naciones en desarrollo.

MERKEL MUNICH
12:28

"En nuestros principios y valores, en nuestra fe en la democracia y su capacidad para actuar, tenemos una base amplia y buena (…) pero hay mucho por hacer, y Alemania está lista para un nuevo capítulo transatlántico", aseguró Merkel en la Conferencia virtual de Seguridad de Múnich.

Por su parte, el enviado especial de EE. UU. para el Clima, John Kerry, urgió a las grandes economías como Estados Unidos, China y la Unión Europea a cumplir con la reducción sustancial de sus emisiones de carbono en los próximos nueve años. De lo contrario, no se podría evitar que el calentamiento de la tierra aumente 1,5 grados centígrados para 2030 y tampoco se cumplirían los objetivos pautados en el Acuerdo de París, al que justamente Washington oficializó su regreso este viernes.

"Estamos en la década decisiva. No se trata de las proyecciones sobre lo que ocurra en 2050. Se trata de lo que la gente va a hacer en diez años", dijo Kerry, tras advertir que la urgencia es mayor después de los cuatro años perdidos para avanzar en esta materia, bajo el anterior Gobierno de Donald Trump.

La cooperación transatlántica en materia de seguridad también estuvo en el centro de la discusión. Merkel dijo que reafirma el compromiso de Alemania para preservar el concepto de defensa europeo y fortalecer la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El presidente francés, Emmanuel Macron, respaldo la visión de Merkel. “Necesitamos un multilateralismo que produzca resultados”, advirtió. Asimismo, destacó que tener "autonomía estratégica europea" en defensa no significa querer alejarse de Estados Unidos, sino mejorar a la OTAN y hacer de Europa un aliado más confiable.

Macron OTAN
06:35

"Creo que la mejor participación posible de Europa dentro de la OTAN es estar mucho más a cargo de su propia seguridad (...) Todo eso haría a la OTAN incluso más fuerte que antes", explicó el presidente de Francia.

Guterres insiste en un plan de vacunación global contra el Covid-19

El inicio de la MSC se dio con la intervención de António Guterres, quien dijo que 2021 debe ser el año para cambiar las cosas en cuanto a las respuestas internacionales a los problemas globales. A su juicio, dichas réplicas son “fragmentadas e insuficientes”.

La "catástrofe climática", la "desigualdad y la discriminación", la "corrupción", "la lucha por los derechos de las mujeres", "la lejanía de los Objetivos del Desarrollo Sostenible", "el comportamiento descontrolado en el ciberespacio" y "el régimen del desarme nuclear" fueron algunas de las problemáticas que Guterres citó y que insistió en que cada vez son más difíciles de abordar.

Respecto a la crisis sanitaria mundial, el portugués dijo que los países ricos deben compartir el exceso de vacunas y aportar por lo menos 6.800 millones de dólares a la plataforma COVAX, la iniciativa que lidera la OMS para que las dosis puedan llegar a todo el mundo, principalmente a los países con menos recursos. 

Guterres también habló sobre el calentamiento global, asegurando que hay “esperanza” en la reducción de gases de CO2, pues los países responsables de más del 65 por ciento de las emisiones se han comprometido con una emisión neta cero para el año 2050.

Otras prioridades anunciadas por el diplomático son la relajación de las tensiones políticas entre las principales potencias, el refuerzo de la diplomacia para la paz y la redefinición de la gobernanza global para el siglo XXI.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24