Primer ministro armenio denuncia intento de golpe de Estado tras llamado del Ejército a que dimita

Archivo-El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, durante una entrevista con AFP en Ereván, el 6 de octubre de 2020. El líder armenio acusó al Ejército este 25 de febrero de 2021 de un intento de golpe de Estado e instó a sus partidarios a tomar las calles, después de meses de tensiones.
Archivo-El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, durante una entrevista con AFP en Ereván, el 6 de octubre de 2020. El líder armenio acusó al Ejército este 25 de febrero de 2021 de un intento de golpe de Estado e instó a sus partidarios a tomar las calles, después de meses de tensiones. © AFP

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, denunció este jueves un intento de golpe de Estado y llamó a sus simpatizantes a manifestarse a su favor, luego de que el Ejército exigiera su renuncia. La crisis se agrava tras meses de protestas y llamados para que Pashinián dimita, ante el descontento por haber cedido a Azerbaiyán franjas de territorio en y alrededor del enclave Nagorno-Karabaj, para acabar con el conflicto entre los dos países el año pasado.

Anuncios

Pashinián denunció este 25 de febrero un intento de golpe de Estado, luego de que el Ejército exigiera la dimisión de él y de todo su Gobierno. El líder político llamó a sus seguidores a apoyarlo con manifestaciones en el centro de la capital, Ereván, y a través de una transmisión en vivo en sus redes sociales despidió al jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas, el coronel general Onik Gasparyan. Afirmó que próximamente anunciará su reemplazo.

"El problema más importante ahora es mantener el poder en manos del pueblo, porque considero que lo que está sucediendo es un golpe militar", sostuvo Pashinián.

Las reacciones del primer ministro se produjeron horas después de que el Ejército pidiera su dimisión y le advirtiera que no intente usar la fuerza contra los manifestantes de la oposición, en un comunicado que fue firmado por altos mandos militares.

Manifestantes contra el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, vuelven a tomarse las calles para exigir su renuncia, por el descontento al acuerdo de paz con Azerbaiyán que obligó a las fuerzas armenias a entregar todos los territorios que habían ocupado en y alrededor de la región separatista de Nagorno Karabaj. En Ereván, Armenia, el 25 de febrero de 2021.
Manifestantes contra el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, vuelven a tomarse las calles para exigir su renuncia, por el descontento al acuerdo de paz con Azerbaiyán que obligó a las fuerzas armenias a entregar todos los territorios que habían ocupado en y alrededor de la región separatista de Nagorno Karabaj. En Ereván, Armenia, el 25 de febrero de 2021. © Reuters/Artem Mikryukov

La exigencia de la institución castrense fue provocada por la decisión de Pashinián, a principios de esta semana, de destituir al subjefe del Estado Mayor, el teniente general Tiran Khachatryan, después de que se burló de la afirmación del primer ministro de que solo el 10% de los misiles Iskander, suministrados por Rusia y que Armenia utilizó en el conflicto con Azerbaiyán el año pasado, explotaron al impactar.

La crisis va en aumento 

En los últimos meses, Pashinián, de 45 años, ha enfrentado numerosas protestas y llamados para que se aparte del cargo, por lo que sus críticos consideran que fue un manejo desastroso del conflicto de seis semanas entre Azerbaiyán y fuerzas étnicas armenias en la región de Nagorno Karabaj en el último trimestre de 2020.

La ira contra el primer ministro armenio estalló luego de que el pasado 10 de noviembre firmara el acuerdo que terminó con los fuertes combates entre las dos partes, pues también posibilitó que los azerbaiyanos recuperaran todos los territorios que las fuerzas armenias han ocupado durante más de un cuarto de siglo en y alrededor de Nagorno Karabaj.

Pashinián argumentó que era necesario acabar con un conflicto que dejó miles de personas muertas. Además, las tropas de Azerbaiyán derrotaron a las fuerzas armenias y se adentraron en la zona, lo que obligó a Armenia a aceptar el acuerdo de paz, en el que Rusia medió. Sin embargo, los líderes de la oposición lo responsabilizan de no haber negociado un final temprano de las hostilidades, con términos que podrían haber sido más beneficiosos para Armenia.

Nagorno Karabaj es una región separatista que se encuentra dentro del territorio de Azerbaiyán, pero poblado por personas de etnia armenia que durante más de un siglo se han resistido al control azerbaiyano y han estado bajo el control de fuerzas étnicas armenias respaldadas por el Gobierno de ese país desde que terminó una guerra segregacionista en 1994. Ese conflicto había dejado, no solo a Nagorno Karabaj, sino también grandes porciones de tierras circundantes, en manos armenias.

Las fuerzas de paz rusas conducen un transporte blindado de personal cerca de Arutyunagomer, en la región de Nagorno KarabaJ, el 14 de noviembre de 2020.
Las fuerzas de paz rusas conducen un transporte blindado de personal cerca de Arutyunagomer, en la región de Nagorno KarabaJ, el 14 de noviembre de 2020. © Stringer / Reuters

Ahora se están desplegando en la región unas 2.000 tropas rusas de mantenimiento de la paz y la crisis al interior de Armenia es tal que el presidente del enclave de Nagorno Karabaj, Arayik Harutyunyan, se ofreció a actuar como mediador entre Pashinián y el Estado Mayor.

"Ya hemos derramado suficiente sangre. Es hora de superar las crisis y seguir adelante. Estoy en Ereván y estoy listo para convertirme en un mediador para superar esta crisis política", dijo, instando a todas las partes a no enfrentarse.

Las protestas contra el líder armenio se reanudaron en los últimos días y este jueves, mientras pedía el apoyo de sus seguidores, manifestantes de la oposición salieron a protestar gritando "¡Nikol, traidor!" y "Nikol, dimite!". Asimismo, bloquearon las calles alrededor de Ereván y paralizaron el tráfico en toda la capital.

Por el descontento frente al accionar de Pashinián, la oposición ya le había dado un ultimátum, que venció el 8 de diciembre, para que abandonara el cargo.  Incluso, nombró al exprimer ministro Vazgen Manukyan como posible premier interino para reemplazarlo hasta que se celebraran elecciones parlamentarias anticipadas, pero la medida no tuvo fuerza legal y Pashinián continúa rechazando los pedidos de dimisión.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24