El Gobierno español rechaza las "conductas incívicas" del rey emérito Juan Carlos I

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa, en el Palacio de la Moncloa, en Madrid, España, el 26 de febrero de 2021.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa, en el Palacio de la Moncloa, en Madrid, España, el 26 de febrero de 2021. © AFP/Borja Puig De La Bellacasa

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, describió este viernes como "conductas incívicas" por parte del rey emérito, Juan Carlos I, pagos millonarios atrasados que hizo al fisco para tratar de evitar procesos judiciales en su contra. Sus declaraciones se produjeron luego de que los abogados del monarca informaran este viernes sobre un nuevo desembolso de 4,4 millones de euros.

Anuncios

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, cuyo Partido Socialista (PSOE), es tradicionalmente defensor de la monarquía, intenta distanciarse de la más reciente polémica del rey emérito Juan Carlos I.

En una rueda de prensa este viernes, Sánchez aseguró que al igual que la mayoría de los ciudadanos españoles siente "rechazo" por lo que consideró como "conductas incívicas" del monarca. "La casa real actual ha marcado un antes y un después sobre transparencia y el buen uso de los recursos públicos", dijo.

Sin embargo, matizó con que se trata del comportamiento de una persona en concreto y no de toda la institución, actualmente encabezada por el rey Felipe VI, a quien mostró su respaldo.

El líder del Gobierno se refería a las nuevas críticas suscitadas luego de que en las últimas horas los abogados del monarca en el exilio, en Abu Dabi, informaran que pagó alrededor de 4,4 millones de euros que adeudaba a Hacienda en España, correspondientes a 8 millones de euros que recibió por parte de la fundación Zagatka, con sede en Liechtenstein y perteneciente a uno de sus primos. El dinero habría sido usado para pagarle vuelos privados.

Pagar impuestos atrasados se convierte en un tema aún más controversial, ya que se da en un momento en el que el rey emérito busca evitar que prosperen procesos judiciales en su contra que contemplan no solo la evasión fiscal. El monarca es objeto de al menos tres investigaciones por presunta corrupción. Además, su defensa reconoció que canceló el dinero a las autoridades tributarias "sin requerimiento previo de clase alguna".

"Es una vergüenza que el rey emérito siga pagando ‘voluntariamente’ a Hacienda millones que debió declarar hace años", reprochó el diputado Gerardo Pisarello, del partido Podemos, quien agregó que la Justicia estaría "consintiendo burdamente su impunidad".

Las autoridades españolas aún deberán investigar el origen del dinero con el que Juan Carlos I trata de regularizar su situación.

Las investigaciones contra el rey emérito

El pago informado este viernes es el segundo que se conoce que ha realizado el monarca en los últimos meses. En diciembre canceló cerca de 680.000 euros, incluidos intereses y multas, que, según el diario 'El País', pretendían liquidar presuntas transacciones ilegales de tarjetas de crédito con el servicio de recaudación para evitar ser acusado en una investigación y poder volver a España.

Archivo-El rey emérito Juan Carlos, en la conmemoración de los 40 años de la Constitución española, en el parlamento, en Madrid, el 6 de diciembre de 2018.
Archivo-El rey emérito Juan Carlos, en la conmemoración de los 40 años de la Constitución española, en el parlamento, en Madrid, el 6 de diciembre de 2018. © AFP/Óscar del Pozo

Las autoridades investigan si el padre de Felipe VI incurrió en blanqueo de capitales, delito del cual se le acusa de haber cometido en 2014, año en el que abdicó a la Corona y por tanto perdió su inmunidad como jefe de Estado, lo que lo deja vulnerable ante la Justicia.

Juan Carlos I enfrenta tres investigaciones judiciales. Dos por presunto blanqueo de dinero, incluida también la de una cuenta en Suiza atribuida a él, y una tercera causa que busca aclarar si cobró una comisión a un consorcio de empresas españolas, para adjudicarles el contrato de obras de un tren de alta velocidad (AVE), en Arabia Saudita, en 2011.

"Llama la atención la cantidad de sorpresas a las que nos enfrentamos cada mes con los oscuros movimientos financieros que realiza la institución que debería ser la más escudriñada de toda la democracia, ya que es la más protegida y privilegiada: la monarquía", arremetió en Twitter Alberto Garzón, ministro de Derechos del Consumidor e integrante de Unidas Podemos.

Juan Carlos I vive en Emiratos Árabes Unidos desde que abdicó en medio de una serie de escándalos personales y tributarios que han empañado su imagen a lo largo de las décadas. Durante años gozó de alta popularidad por haber sido una figura clave en el proceso de transición de España hacia la democracia en 1975 tras la muerte del dictador Francisco Franco.

Con Reuters, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24