Las infantas Elena y Cristina de Borbón se vacunan en Abu Dabi durante una visita a su padre

Foto de archivo. Las infantas Elena y Cristina asisten al funeral de la infanta Pilar de Borbón oficiado el 29 de enero de 2020 en la basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, España.
Foto de archivo. Las infantas Elena y Cristina asisten al funeral de la infanta Pilar de Borbón oficiado el 29 de enero de 2020 en la basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, España. © Emilio Naranjo / EFE

“Se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos”, confirmó Elena de Borbón. La noticia ha levantado la crítica social y de miembros del gobierno, y volvió a poner el foco en los privilegios de los que goza la monarquía española. Los señalamientos, en parte, son porque las infantas se saltaron el tiempo que debían esperar con el proceso de vacunación en España, al aplicarse las dosis en Emiratos Árabes Unidos, donde permanece el rey emérito Juan Carlos I.

Anuncios

Las hijas del rey emérito Juan Carlos I, las infantas Elena y Cristina de Borbón, de 57 y 55 años respectivamente, se han vacunado contra el coronavirus en Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos y donde reside su padre desde que dejó España el pasado mes de agosto. La información la avanzó ayer El Confidencial y Elena de Borbón la ha confirmado este miércoles 3 de marzo en un comunicado publicado en distintos medios españoles. “Hemos acudido a visitar a nuestro padre y, con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos”, explicó en la misiva.

Las infantas viajaron la segunda semana de febrero a Abu Dabi, de donde regresaron vacunadas. De este modo, Elena y Cristina de Borbón se han saltado la espera del proceso de vacunación diseñado por el Ministerio de Sanidad español, que ha dado prioridad a los adultos mayores internos en residencias, a los dependientes y a los profesionales que trabajan en la primera línea de contacto con el virus. De momento, en España se ha vacunado a menos del 3 % de la población y el plan del gobierno es llegar al 70 % en verano. Por otro lado, las infantas también se han saltado el protocolo del país del Golfo, según las fuentes del Ministerio de Sanidad de los Emiratos Árabes Unidos que cita eldiario.es

Funcionarios del gobierno de España critican la vacunación de las infantas

El gesto ha reabierto el debate sobre los privilegios de la monarquía española, a pesar de que las infantas ya no formen parte oficialmente de la Familia Real. Por esta razón, la Casa Real se ha limitado a comentar que el rey Felipe VI, la reina Leticia, la princesa Leonor y la infanta Sofía se vacunarán de acuerdo con los turnos establecidos.

El vicepresidente del gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha expresado abiertamente sobre el impacto de la noticia. “En la sociedad española hay un debate sobre la utilidad de la monarquía, que además va creciendo cada vez que miembros de la propia Casa Real ofrecen nuevos escándalos que producen una enorme indignación en una parte importante de nuestra sociedad”, comentó en un vídeo en el que concluyó: “vamos a trabajar para que haya una república en España”.

Foto de archivo. Las infantas Elena y Cristina asisten al funeral de la infanta Pilar de Borbón oficiado el 29 de enero de 2020 en la basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, España.
Foto de archivo. Las infantas Elena y Cristina asisten al funeral de la infanta Pilar de Borbón oficiado el 29 de enero de 2020 en la basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, España. © Emilio Naranjo / EFE

La Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se sumó a la crítica aunque con un tono mucho más suave. “Este país quiere que seamos iguales y que se cumplan las normas”, señaló en TVE.

Por otro lado, la Ministra de Economía Nadia Calviño, uno de los perfiles más conservadores del Ejecutivo, aseguró en la Cadena SER que es “sorprendente” este comportamiento por parte de personajes públicos.

Sin embargo, la reacción de la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha sido la de señalar la ejemplaridad del Rey Felipe VI y la de su núcleo familiar más reducido, en lugar de criticar el comportamiento de sus hermanas. “En este país necesitamos la ejemplaridad y yo me quedo con la ejemplaridad de sus majestades, que como españoles y como la inmensa mayoría de los españoles nos vacunaremos cuando nos toque, con la vacuna que nos toque, según los criterios que se han establecido”, según cita El País.

Un año de sucesivos escándalos reales en España

La noticia llega tras un año de consecutivas polémicas reales. A mediados de marzo de 2020, la Casa Real emitió un comunicado con el siguiente anuncio: Felipe VI había renunciado ante notario a la herencia de su padre. Una reacción a las informaciones publicadas por el periódico británico The Telegraph, que desvelaba las escrituras de las fundaciones offshore Zagakta y Lucum de las que Juan Carlos I y su hijo Felipe VI eran beneficiarios. Fue la primera vez que la imagen de Felipe VI se veía salpicado directamente por los entramados económicos de su padre.

El foco mediático sobre la Casa Real alcanzó un punto álgido cuando el pasado 3 de agosto la sociedad española recibió la noticia de que Juan Carlos dejaba el país. Más tarde se conoció su nuevo destino: los Emiratos Árabes Unidos. La marcha fue orquestada entre la Casa Real y el Gobierno, a la par que significa un distanciamiento físico entre Juan Carlos y su hijo Felipe que se entiende en el plano simbólico: apartar los escándalos financieros de Juan Carlos de la foto de familia del actual monarca.

Cada escándalo relacionado con la economía de Juan Carlos I abre la puerta al debate sobre la legitimidad de la institución monárquica. De hecho, la gestión de los asuntos de la realeza es uno de los puntos en los que chocan los dos partidos que conforman la coalición ejecutiva en España.

Por un lado, el Partido Socialista (PSOE) mantiene su postura de partido monárquico y limita las críticas al rey Emérito. Por otro lado, Unidas Podemos se presenta como un partido republicano, lo que le conlleva ciertas dificultades prácticas. Por ejemplo, explicar la participación de la vicepresidenta Carmen Calvo en la planificación de la marcha de Juan Carlos I a Abu Dabi, mientras tiene las cuentas investigadas por la fiscalía del Tribunal Supremo.

En octubre de 2020, dos meses después de la partida del rey emérito, se conoció que “un 40,9 % de los españoles apoyaría la república en un referéndum frente a un 34,9 % que votaría por la monarquía”,  según la #Encuesta Monarquía. Esta es una iniciativa de un grupo de medios de comunicación independientes que quiso arrojar luz a la opinión de los españoles acerca del modelo de Jefatura de Estado, blindado por la Constitución Española de 1978. Franco nombró a Juan Carlos I su sucesor en la Jefatura de Estado y la Monarquía fue la condición sine qua non de la transición democrática.

El futuro de la monarquía es incierto y recientemente el foco mediático se ha fijado en la heredera al trono, la princesa Leonor, la hija mayor del rey Felipe VI y de la reina Leticia. La noticia de que Leonor estudiará el bachillerato en Gales, Reino Unido, ha sido material de tertulias informativas. El debate se enfoca en el mensaje que envía este gesto respecto a las oportunidades educativas en España.

El episodio desató un conflicto en RTVE, la corporación pública de radiotelevisión española, cuando al hablar de los planes educativos de la princesa, en el rótulo inferior se leyó durante más de un minuto: “Leonor se va de España, como su abuelo”. Los responsables del título han sido relevados de sus cargos, según El País.

 

Hoy, RTVE ha vuelto corregir un supuesto error a la hora de ilustrar la noticia sobre la vacunación de las infantas. En lugar de proyectar la imagen de las hermanas del Rey Felipe VI, Elena y Cristina, proyectaron la de sus hijas, Leonor y Sofía.

Con medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24