ENTREVISTA

Oksana Pyzik: "En la ciencia, las mujeres han hecho muchas contribuciones significativas"

Imagen de la científica Oksana Pyzik, profesora de la escuela de Facultad de Farmacia del University College of London (UCL).
Imagen de la científica Oksana Pyzik, profesora de la escuela de Facultad de Farmacia del University College of London (UCL). © Cortesía UCL

Entrevista con la bioquímica y profesora Oksana Pyzik, quien hace un repaso sobre los principales retos que enfrentan las mujeres para desarrollarse profesionalmente en el campo de las ciencias y la tecnología. La científica resalta los desafíos que afrontan las sociedades para cerrar la brecha de género en estos campos, una desigualdad para la que, según ella, aún faltan muchos años para superarla.

Anuncios

Mientras diferentes países avanzan a paso lento para vacunar a sus poblaciones, los expertos siguen maravillados con el desarrollo en tiempo récord de varias vacunas que están salvando vidas.

En el caso de la vacuna desarrollada en territorio británico por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, su arquitecta es la prestigiosa doctora Sarah Gilbert.

En entrevista con France24 en Español, Oksana Pyzik, bioquímica de profesión, profesora de la escuela de Facultad de Farmacia del University College of London y experta y activista en derechos de las mujeres en la ciencia, habla de las dificultades que han tenido que atravesar las científicas para ser reconocidas.

Pyzik afirma que los gobiernos en el mundo deben crear políticas para reconocer y apoyar los talentos de las niñas no solo en la ciencia sino en ingenierías, tecnología y matemáticas.

France 24: ¿Puede explicar el logro de producir una vacuna para un nuevo virus en menos de un año?

Oksana Pyzik: El desarrollo de las vacunas contra el Covid-19 en menos de un año es uno de los mayores logros científicos de la historia. Hay casi 300 vacunas diferentes en varias fases de desarrollo, además de las que se están implementando actualmente en todo el mundo. También se estableció un nuevo récord mundial desde el punto de secuenciar por primera vez el genoma del SARS-CoV-2 hasta la ejecución del primer ensayo clínico de fase I de 6 a 8 semanas después.

El equipo de investigación dirigido por la profesora Sarah Gilbert de la Universidad de Oxford desarrolló la vacuna y se asoció con AstraZeneca para aumentar la producción a escala sin fines de lucro para vacunar al mundo.

De manera similar, la pequeña empresa de biotecnología BioNTech se asoció con Pfizer para desarrollar la primera vacuna de ARNm, pero no hubiera sido posible sin décadas de investigación en torno al ARNm para inmunoterapia.

Veremos usos mucho más amplios de la tecnología de ARNm que sustenta las vacunas Pfizer y Moderna para prevenir otras enfermedades, incluido el cáncer, reprogramando el sistema inmunológico para reducir las células tumorales y prevenir la propagación de los tumores.

France 24: ¿Cree que ver a las mujeres involucradas en la producción y adquisición de la vacuna inspirará a una nueva generación de científicas?

Oksana Pyzik: Es inspirador ver a las mujeres detrás del desarrollo de vacunas y en el ámbito más amplio de la salud mundial siendo celebradas por sus contribuciones a la lucha contra la pandemia.

Las niñas y las mujeres jóvenes ahora tienen más modelos a seguir que nunca en puestos de liderazgo en el campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (disciplinas llamadas STEAM por sus siglas en inglés).

La visibilidad es importante para abrir caminos para la próxima generación y los medios de comunicación tienen un papel importante que desempeñar en esto. La famosa prueba "dibuja un científico" para niños ha revelado que estos prejuicios hacia las mujeres en la ciencia comienzan temprano en los niños. Tanto los niños como las niñas tenían la edad para dibujar un científico y de 5.000 dibujos recolectados, un impactante 99.4% de los dibujos representaban a un científico masculino.

Solo 28 eran mujeres científicas, todas ellas dibujadas por niñas. Solo el 1,2% de las niñas dibujó a los científicos como mujeres en el estudio original entre 1966 y 1977, pero esta cifra aumentó al 33% en 1985 y luego al 58% en 2016.

Sin embargo, los niños todavía dibujan a un científico masculino casi nueve de cada 10 veces. Todavía tenemos mucho trabajo por hacer para desmantelar los prejuicios directos e inconscientes hacia las mujeres que luchan por el éxito en todos los campos.

France 24: ¿Qué tan difícil ha sido el mundo de la ciencia para las mujeres?

Oksana Pyzik: Las mujeres en la ciencia han hecho muchas contribuciones verdaderamente significativas y, a menudo, avances científicos dramáticos a pesar de los muchos obstáculos que enfrentan, incluido el no ser reconocidas por su trabajo, la más famosa es Rosalind Franklin.

Históricamente, una vez que las mujeres se casaban, perdían sus fondos y salarios para continuar con el trabajo de laboratorio y, aunque estas leyes discriminatorias han sido revocadas hace mucho tiempo, culturalmente el progreso es más lento y los prejuicios inconscientes continúan en casi todas las etapas de la carrera.

Las mujeres son castigadas socialmente por impulsar negociaciones en el lugar de trabajo que persisten con la brecha salarial y, a menudo, están sobrecargadas con trabajos invisibles, como una mayor proporción de la atención pastoral de los estudiantes en la academia, así como tareas administrativas y organización de eventos para los que no se contacta con profesores varones para apoyo de forma voluntaria.

El trabajo fuera del horario no remunerado que se enmascara como tiempo sustituto también afecta de manera desproporcionada a las mujeres y son presionadas a sacrificar horas de desarrollo profesional a través de la cultura del silencio.

Solo el 30% de las mujeres en STEM realizan investigaciones y si nos fijamos en la fuerza laboral de salud mundial, el 70% de los trabajadores de salud de primera línea son mujeres, pero solo el 25% llega a puestos de liderazgo en salud mundial. También hay tendencias preocupantes de regresión en los avances logrados incluso en países de altos ingresos, donde el número de mujeres licenciadas en ciencias de la computación está disminuyendo constantemente desde el año 2.000. El Informe Mundial sobre la Brecha de Género del WEF revela que la paridad de género no se alcanzará hasta dentro de 99,5 años.

France 24: La doctora Sarah Gilbert es una de las principales científicas y es, además, madre de trillizos. ¿Qué tan difícil es tener un equilibrio entre el trabajo científico y el tiempo en familia?

Oksana Pyzik: Creo que debemos comenzar a hacerle a los hombres estas mismas preguntas sobre el equilibrio entre el trabajo y la familia, y no solo centrarnos en cómo las mujeres como la profesora Gilbert son capaces de realizar avances científicos y formar una familia.

Más hombres quieren contribuir al cuidado de los niños y tener un papel más activo en la crianza de las familias, así que centrémonos en estos ejemplos de contribución igual de ambos padres en lugar de perpetuar narrativas de súper mujeres que no ayudan a nadie.

France 24: ¿Cómo pueden los gobiernos de todo el mundo alentar a las niñas a convertirse en científicas?

Oksana Pyzik: Comienza con la inversión en programas para reclutar, retener y promover a las mujeres en la ciencia en todas las etapas de sus carreras. Los gobiernos deben mejorar la infraestructura de atención y ampliar globalmente el acceso de las mujeres al capital. 

Las estrategias de la fuerza laboral deben garantizar que las mujeres estén mejor equipadas tecnológicamente para participar y ampliar las oportunidades de la Cuarta Revolución Industrial en entornos de HIC y LMIC. Dentro de los lugares de trabajo se necesitan diversos criterios de contratación junto con la creación de culturas laborales inclusivas.

También se deben otorgar premios a las empresas que son líderes en el apoyo al talento femenino y tienen un liderazgo diverso para celebrar estas prácticas.

Los gobiernos deben enfocarse en las niñas a una edad temprana para desarrollar su interés en las materias STEM y crear esquemas de becas más amplios (especialmente en entornos de PIBM) aprovechando las asociaciones público-privadas para traducir la educación en empleo STEM.

También necesitamos mejores datos para rastrear el progreso realizado, y esto incluye mejorar el monitoreo de datos desglosados ​​por género.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24