El opositor ruso Alexéi Navalny fue trasladado a una prisión desconocida

El líder de la oposición rusa Alexéi Navalny se encuentra dentro de una celda de vidrio durante una audiencia judicial en el tribunal de distrito de Babushkinsky en Moscú el 20 de febrero de 2021.
El líder de la oposición rusa Alexéi Navalny se encuentra dentro de una celda de vidrio durante una audiencia judicial en el tribunal de distrito de Babushkinsky en Moscú el 20 de febrero de 2021. © Kirill Kudryavtsev / AFP

El crítico del Kremlin se encontraba recluido en una colonia penitenciaria, al noroeste de Moscú, cumpliendo una pena de dos años y medio por supuesta corrupción y blanqueo de capitales. Sus abogados denuncian que se les ha notificado un traslado, pero sin especificar dónde.

Anuncios

Nuevas controversias salpican a Moscú en torno al caso Alexéi Navalny. El líder opositor, que se encuentra cumpliendo una condena de dos años y medio por supuesta corrupción y blanqueo, fue trasladado de prisión, pero se desconoce dónde y su estado.

El caso de Navalny ha hecho que salte la polémica entre Occidente y el Kremlin debido a que la Unión Europea y Estados Unidos se han mostrado especialmente inconformes con la sentencia y han aplicado hasta sanciones económicas contra Rusia en respuesta.

El crítico estuvo, en un primer momento, en el penal de Kolchugino, al noroeste de la capital rusa, para posteriormente ser puesto en cuarentena y trasladado a la colonia penitenciaria IK-2 para terminar de cumplir su condena.

Sus abogados denuncian que la última vez que vieron a Navalny fue el pasado jueves, pero que este viernes 12 de marzo, al intentar visitarlo, les negaron el acceso y les dijeron que había sido trasladado a otra ubicación. "La prisión dijo que no estaba allí y eso es todo", dijo el abogado Vadim Kobzev a Reuters, y agregó que Navalny estaba en buen estado de salud cuando lo visitó un día antes.

Un portavoz del Servicio Penitenciario Federal dijo a Reuters que no era posible revelar información sobre el paradero de Navalny, alegando que violaría leyes que protegen la información personal de los condenados.

La polémica crece en torno al Kremlin

Alexéi Navalny es la figura más relevante de la oposición a Vladimir Putin, que ha estado al mando del país, ya sea como presidente o primer ministro, desde el año 2000.

Durante su carrera política, Navalny ha sufrido infinidad de presiones, amenazas y hasta intentos de asesinato. En 2020, el líder opositor fue envenenado con un agente nervioso soviético conocido como Novichok. El envenenamiento se produjo poco antes de tomar un vuelo; Navalny entró en coma, obligando al piloto a aterrizar de emergencia a la aeronave.

En un primer momento, las autoridades rusas se desmarcaron de haber sido las culpables de los hechos y las pruebas médicas en Rusia dieron negativo para cualquier tipo de envenenamiento, alegando que la entrada en coma del político se debía a otras razones.

Ante esto, el círculo cercano a Navalny decidió trasladarlo a Alemania, donde se descubrió el envenenamiento y pasó varios meses de su recuperación.

El político opositor ruso Alexéi Navalny participa en un mitin en Moscú, Rusia, el 29 de febrero de 2020.
El político opositor ruso Alexéi Navalny participa en un mitin en Moscú, Rusia, el 29 de febrero de 2020. © Shamil Zhumatov / Reuters

Sin embargo, a finales de año, la Justicia rusa interpuso una demanda de búsqueda y captura por un viejo caso que afectó a Navalny por supuesta corrupción, soborno y blanqueo de capitales. La pena le había sido conmutada a libertad condicional a cambio de presentarse regularmente en los juzgados, pero como estuvo en coma no lo hizo.

Semanas después, Navalny volvió a desafiar al Kremlin y regresó a Rusia para ser inmediatamente detenido y puesto a disposición judicial, donde le fue ratificada su condena a dos años y medio de cárcel.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24