Pablo Iglesias deja el Gobierno de España para presentarse a los comicios de Madrid

Imagen fija de un vídeo publicado en Twitter por el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, el 15 de marzo de 2021, en el que anuncia que dejará su cargo en el Gobierno para presentarse a la presidencia regional de Madrid en las próximas elecciones autonómicas. Madrid celebrará elecciones el próximo 4 de mayo después de que la actual presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, anunciara que destituía a los socios de la coalición  del Gobierno y convocaba elecciones anticipadas, el 10 de marzo de 2021.
Imagen fija de un vídeo publicado en Twitter por el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, el 15 de marzo de 2021, en el que anuncia que dejará su cargo en el Gobierno para presentarse a la presidencia regional de Madrid en las próximas elecciones autonómicas. Madrid celebrará elecciones el próximo 4 de mayo después de que la actual presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, anunciara que destituía a los socios de la coalición del Gobierno y convocaba elecciones anticipadas, el 10 de marzo de 2021. © EFE

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno de España y líder de la formación de izquierdas Unidas Podemos (UP), anunció su renuncia al cargo en la cúpula del Ejecutivo para presentarse a las elecciones autonómicas que la Comunidad de Madrid celebrará el próximo 4 de mayo. El político basó su decisión en el "enorme riesgo" de que gane "un Gobierno de ultraderecha" y expresó su voluntad de que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lo reemplace al frente de la vicepresidencia segunda. 

Anuncios

El terremoto político que empezó hace una semana y media en España no parece tener fin. Todo empezó con una moción de censura en la región de Murcia que el Partido Socialista (PSOE), junto a Ciudadanos (Cs), presentó contra el Partido Popular (PP) por un caso de corrupción. El movimiento enfadó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que convocó elecciones anticipadas para evitar una posible moción de censura en su contra. Pero, este lunes 15 de marzo, la sacudida política pasó de la esfera regional a la nacional. 

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, anunció su salida del Gobierno de coalición para poder presentarse a las elecciones de autonómicas del próximo 4 de mayo en Madrid. El líder de la formación de izquierdas Unidas Podemos justificó que su decisión estaba pensada para "evitar que la ultraderecha consuma su asalto a Madrid", haciendo referencia a la posibilidad de una coalición entre el PP madrileño y el partido de ultraderecha VOX. 

La noticia tomó por sorpresa a la población y al propio Ejecutivo español, ya que muchos de sus miembros se enteraron de la decisión a través del vídeo que Iglesias difundió por redes sociales. 

"Un militante debe estar allí donde es más útil en este momento. Tened por seguro que voy a poner todo lo que he aprendido en estos años, toda mi cabeza y mi energía y mi experiencia de gobierno, toda la fuerza de mi corazón en construir una candidatura de izquierdas fuerte y amplia para impedir que la ultraderecha se apodere de nuestras instituciones y para ganar el Gobierno de la Comunidad de Madrid", dijo el político de izquierdas en el vídeo en el que anunciaba su dimisión. 

Iglesias señaló la importancia de que un político esté presente donde la situación lo requiera, considerando que la amenaza de la ultraderecha en Madrid es un motivo suficiente. “En política hay que tener valentía para dar las batallas que hay que dar”, apuntó Iglesias mientras aseguraba que “el bipartidismo (en España) no va a volver, pero la democracia está amenazada por una nueva derecha trumpista, bien situada en el Estado profundo e impulsada por enormes poderes económicos y mediáticos”.

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, sucesora de Iglesias

El vicepresidente segundo tendrá que dejar su puesto en el Gobierno de España el 20 de abril, fecha en la que empieza la campaña de las elecciones de la Comunidad de Madrid. Para la vacante que dejará, Iglesias expresó su deseo de que sea Yolanda Díaz, la actual ministra de Trabajo, quien lo reemplace. 

Díaz es una figura política que ha ganado mucho peso en la política española en los últimos años, defendiendo los derechos sociales de la población española. La decisión de Iglesias imposibilita a que presente su candidatura para las próximas elecciones, responsabilidad que relevó en Díaz también. 

"Digo algo que sienten millones de personas de izquierdas (...) que puede ser la próxima presidenta del Gobierno de España", dijo el líder de Unidas Podemos, apelando a los seguidores de su partido a "animar apoyar a Yolanda para que si lo decide y lo quiere la militancia, sea la candidata de Unidas Podemos en las próximas generales y la primera mujer presidenta". 

Por su parte, Yolanda Díaz aceptó la propuesta de buena gana y aseguró que será un "honor" trabajar con el Gobierno de coalición como vicepresidenta segunda. También agradeció a Pablo Iglesias haberle propuesto este "reto" a través de redes sociales.

En el momento del anuncio de Iglesias, el presidente Pedro Sánchez se encontraba en una cumbre con el presidente francés Emmanuel Macron, en la ciudad de Montauban. No obstante, el mandatario no tardó en reaccionar a la decisión de su socio de gobierno. 

"Le he deseado suerte a Pablo Iglesias y le he reconocido la labor que ha hecho. Además, en un contexto muy difícil, muy complejo. Por ejemplo, con las residencias de mayores en plena pandemia y, en general, el trabajo que ha hecho al frente de un importante Ministerio como es el de Derechos Sociales", dijo Sánchez al respecto de la decisión de Iglesias durante una comparecencia pública. 

Además, el cabeza del PSOE confirmó lo que ya había dicho Iglesias: antes de hacer pública su decisión la comentó con Sánchez por vía telefónica. Durante su intervención, el socialista destacó que, a pesar de sus diferencias, el trabajo y la relación con Iglesias al frente del gobierno había sido "óptima". 

Respecto al relevo de Yolanda Díaz, el presidente no dijo en firme si la aceptaría para ocupar el puesto, aunque dejó entrever que así lo haría. Sobre ella, dijo tener "la mejor de las opiniones" y admirarla por su trabajo. 

"No va a haber ningún problema ni malentendido. Va a haber continuidad, como no puede ser de otra forma", añadió Sánchez.

Ahora, Unidas Podemos ha lanzado una propuesta de coalición al también izquierdista Más Madrid para hacer frente a la ultraderecha madrileña. De momento, todas las facciones políticas se están preparando para la carrera electoral de la Comunidad de Madrid. 

Con EFE y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24