El arzobispo de Colonia reconoce un “encubrimiento sistémico” en casos de abuso sexual

El arzobispo de Colonia, el cardenal Rainer Maria Woelki, durante una rueda de prensa en Colonia, Alemania. 23 de marzo de 2021.
El arzobispo de Colonia, el cardenal Rainer Maria Woelki, durante una rueda de prensa en Colonia, Alemania. 23 de marzo de 2021. © Oliver Berg / Pool vía Reuters

El arzobispo alemán Rainer Maria Woelki reconoció este martes que en su archidiócesis hubo "errores" y se escondieron durante años los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia entre 1975 y 2018. La mayoría fueron reportados la semana pasada en un informe de 800 páginas.

Anuncios

Para el arzobispo de la ciudad alemana de Colonia, Rainer Maria Woelki, decenas de religiosos cometieron abusos sexuales y no se dijo nada durante todos estos años porque “se le dio más prioridad a la reputación de la Iglesia que al dolor de las víctimas”.

Durante una larga conferencia de prensa en Colonia, Woelki aseguró que el caos administrativo, las áreas poco claras de responsabilidad y la negligencia habían llevado a un “encubrimiento sistémico” de estos delitos, publicados en un informe de 800 páginas sobre la archidiócesis de Colonia y que encontró 202 abusadores dentro de la Iglesia y 314 víctimas en un lapso, entre 1975 y 2018.

Woelki aseguró estar disponible para escuchar a las víctimas y propuso un encuentro individual con cada una de las 314 personas identificadas en el informe.

El reporte salió a la luz la semana pasada y fue elaborado por un grupo de abogados de Colonia. En este, informan que altos jerarcas de la Iglesia católica sabían de estos casos, pero no hicieron nada para reportarlos y cambiar el rumbo del abuso.

El abogado Björn Gercke, uno de los responsables del informe, explicó que al elaborarlo se constató que muchos documentos fueron destruidos en aplicación de las normas del Derecho Canónico. Sin embargo, esta práctica se prohibirá a partir de ahora.

La abogada Kerstin Stirner (centro) y el abogado Björn Gercke (derecha), le entregan al arzobispo de Colonia Rainer Maria Woelki (izquierda) un informe sobre abusos por parte del clero durante una conferencia de prensa el 18 de marzo de 2021 en Colonia, Alemania.
La abogada Kerstin Stirner (centro) y el abogado Björn Gercke (derecha), le entregan al arzobispo de Colonia Rainer Maria Woelki (izquierda) un informe sobre abusos por parte del clero durante una conferencia de prensa el 18 de marzo de 2021 en Colonia, Alemania. © Ina Fassbender / AFP

Entre las medidas anunciadas este martes 23 de marzo, la diócesis prevé, entre otras cosas, aumentar los fondos destinados para ayudar a las víctimas, crear una comisión sobre el pasado y seguir controlando a los sacerdotes. También se fortalecerá la educación de los miembros de la iglesia y se establecerá un sistema de denuncia anónimo.

“Un sistema de silencio, secreto y carencia”

Woelki ha sido ampliamente criticado por no publicar un informe anteriormente y tampoco dimitió de su cargo, como pedían muchos miembros de su diócesis, aunque esto sí sucedió con el arzobispo de Hamburgo, Stefan Heße, quien presentó su renuncia al Vaticano junto a otros tres funcionarios.

“Podría y debería haber informado del caso a Roma. Pero no lo hice, hubiera sido mejor de otra manera”, agregó Woelki, que rechazó dimitir por su comportamiento ya que eso sería “demasiado fácil (…) Una renuncia así sería solo un símbolo que duraría poco”, dijo.

Nunca debimos permitir que esto sucediera

El arzobispo reconoció que se habían cometido muchos errores y que no se había escuchado a las víctimas: “Nunca debimos permitir que esto sucediera y ya es hora de que lo abordemos”, dijo. “La responsabilidad moral recae en mí”. Y agregó que, aunque no había violado ninguna ley, no había hecho todo lo posible en el esclarecimiento de los casos.

El informe de los abusos sexuales durante más de cuatro décadas se conoce tras meses de críticas a la jerarquía de la Iglesia católica en Alemania por la falta de claridad cuando se trata de abusos a menores de edad y también en el contexto de un incremento del abandono de los fieles católicos.

En 2019 se registraron 272.771 abandonos de la Iglesia católica en Alemania. Y en enero de este año, el número de abandonos declarados alcanzó la media de mil casos mensuales, cuando lo habitual es que se registren alrededor de 640 por mes.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24