Fallece el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra

Archivo: El príncipe Felipe en el Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, el 2 de agosto de 2017.
Archivo: El príncipe Felipe en el Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, el 2 de agosto de 2017. © Hannah McKay / AFP

En un comunicado, el Palacio de Buckingham confirmó la muerte del príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II. Desde 2017 rara vez se le veía en público a raíz de su deteriorado estado de salud. Muere a los 99 años, después de pasar siete décadas en el corazón de la vida pública de Reino Unido.

Anuncios

“Es con profundo pesar que su majestad la reina anuncia la muerte de su amado esposo, su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Su alteza real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor. Se harán más anuncios a su debido tiempo. La Familia Real se une a personas de todo el mundo para lamentar su pérdida”.

Este fue el anuncio del Palacio de Buckingham en la mañana de este viernes 9 de abril. El duque de Edimburgo murió a los 99 años.

La salud del príncipe empezó a deteriorarse lentamente en los últimos años y fue en 2017 que hizo su última aparición oficial en público, durante un desfile de los Royal Marines en la explanada del Palacio de Buckingham.

En abril de 2018, se sometió a una cirugía de cadera y, a finales de 2019, el duque pasó cuatro noches en el hospital King Edward VII en Londres para observación y tratamiento en relación con una “condición preexistente”.

Desde que empezó la pandemia de Covid-19, el príncipe Felipe se mudó al Castillo de Windsor con la reina Isabel II. Allí, la pareja celebró en silencio su 73 aniversario de bodas, en noviembre de 2020.

El noble estuvo hospitalizado durante cuatro semanas, hasta mediados de marzo. En su último ingreso, fue sometido a una intervención quirúrgica en el hospital St Bartholomew's, en Londres, para tratar una “dolencia cardíaca preexistente”.

Las imágenes del duque, visiblemente fatigado en el vehículo del que salió del hospital, son las últimas que se vieron de él en público antes de su fallecimiento.

En privado, el jefe de la familia; en público, a un paso detrás de la reina

El duque de Edimburgo nació en la isla griega de Corfú el 10 de enero de 1921. Su nombre de nacimiento es príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca y sus progenitores eran el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca y la princesa Alicia de Battenburg, bisnieta de la reina Victoria.

Su título completo es su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón de Greenwich, caballero de la Liga, caballero del Cardo, Orden del Mérito, caballero Gran Cruz de la Orden del Imperio británico, compañero de la Orden de Australia, compañero de la Orden de Servicio de la reina, consejero privado.

El 20 de noviembre de 1947 contrajo matrimonio con la Reina Isabel II, que era su prima tercera, con quien tuvo tres hijos: Carlos, príncipe de Gales, Ana, princesa real, Andrés, duque de York y Eduardo, conde de Wessex.

En esta fotografía de archivo del 19 de junio de 1962, el príncipe Felipe de Gran Bretaña y su esposa, la reina Isabel II, llegan a la carrera Royal Ascot, en Inglaterra.
En esta fotografía de archivo del 19 de junio de 1962, el príncipe Felipe de Gran Bretaña y su esposa, la reina Isabel II, llegan a la carrera Royal Ascot, en Inglaterra. © AP

El príncipe Felipe se convirtió en el consorte monárquico más longevo de la Corona británica, con más de setenta años junto a la reina Isabel II. Durante ese tiempo se ganó la reputación de tener una actitud dura y franca y una tendencia a cometer errores ocasionales.

Dejar su carrera como oficial naval no fue nada fácil. El príncipe Felipe admitió que le costó renunciar a la carrera militar para asumir el cargo de consorte del monarca. Pero para esto no existía un papel constitucional bien definido. Sin embargo, el duque de Edimburgo logró desempeñar un rol clave en la modernización de la monarquía en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, fue la persona de más confianza de la reina Isabel II. “Él ha sido, sencillamente, mi fortaleza y mi permanencia todos estos años”, dijo la reina en un raro tributo personal a su esposo en 1997, para conmemorar su 50 aniversario de bodas.

Ahora que la reina se ha quedado sola, existen dudas sobre si ella podría considerar la abdicación, o renuncia a sus funciones, pero los comentaristas reales dicen que hay poca o ninguna posibilidad de que esto suceda.

Reacciones ante la muerte del duque de Edimburgo

En un discurso frente a su residencia oficial de Downing Street, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, lamentó la muerte del príncipe Felipe y dijo que el duque de Edimburgo “inspiró” y se ganó el “afecto” de varias generaciones de británicos.

Su rol dentro de la familia real contribuyó a que “la monarquía británica se mantenga como una institución indiscutiblemente vital para el equilibrio y la felicidad de nuestra vida nacional”, afirmó Johnson.

Por su parte, el líder de la oposición, Keir Starmer, expresó que con la muerte del duque se ha perdido a “un extraordinario servidor público”.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, también manifestó su tristeza y transmitió sus condolencias a la reina Isabel II y a la familia real británica.

Y en un comunicado, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, primado de la Iglesia de Inglaterra, expresó su pesar por la muerte del duque y resaltó su “extraordinaria” vida dedicada al servicio público.

Con Reuters, EFE, AFP y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24