Francia supera los 100.000 muertos por Covid-19 mientras enfrenta la tercera ola

Souad Ba, enfermera de cuidados intensivos, atiende a un paciente de Covid-19 intubado en la clínica Estrée, el 31 de marzo de 2021.
Souad Ba, enfermera de cuidados intensivos, atiende a un paciente de Covid-19 intubado en la clínica Estrée, el 31 de marzo de 2021. © Mehdi Chebil

Francia pasó la barrera de las 100.000 víctimas mortales a causa del coronavirus. El país es el tercero en Europa, después de Reino Unido e Italia, en superar esta cifra. En otras noticias, Chile anunció que ya vacunó al 50 % de su población y Argentina anunció la imposición de nuevas restricciones en Buenos Aires a partir del viernes. 

Anuncios

El avance del Covid-19 no se detiene en el mundo, ni sus variantes más contagiosas. Mientras los gobiernos implementan restricciones cada vez más duras, las autoridades de salud tratan de acelerar las campañas de vacunación con las dosis disponibles que los laboratorios envían a marchas forzadas.

En el mundo los contagios totales superan los 138,4 millones y las víctimas mortales ya rozan los tres millones. Además, 840,94 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19 han sido administradas, según Our World in Data.

A continuación, actualizamos toda la información sobre la pandemia en este 15 de abril:

  • Francia supera los 100.000 muertos por Covid-19

Mientras Europa acaba de pasar el millón de muertos de coronavirus, Francia alcanzó este jueves la cifra de las 100.000 víctimas, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad.

Con 300 muertos en las últimas 24 horas, el país se ubica como el tercero a nivel europeo y el octavo en el mundo en pasar esta barrera, aunque expertos creen que ya la superó hace varias semanas.

La tasa de mortalidad por la enfermedad ahora casi se ha duplicado, con poco más de 52.000 víctimas al final del segundo confinamiento a finales de noviembre de 2020.

En los últimos 30 días, Francia ha registrado un promedio de poco más de 300 nuevas muertes por coronavirus; 19 cada día o 9.000 al mes. 

Pero el ritmo de los decesos de coronavirus se frenó ligeramente en Francia gracias, en parte, a la campaña de vacunación de las personas más vulnerables. De 11.000 en enero, pasó a 9.000 en el mes de marzo.

La presencia de variantes más contagiosas desajustó los esfuerzos logrados gracias a la vacunación y a las restricciones de libertades que vive nuevamente Francia.

Además, las autoridades sanitarias destacan que 5.924 pacientes están ingresados en las unidades de cuidados intensivos, cifra que ilustra la cada vez mayor presión al sistema hospitalario. 

El dato optimista vino del primer ministro francés Jean Castex, quien anunció que Francia habrá vacunado a 12 millones de personas con una primera inyección de la vacuna para el jueves por la noche.

  • Los suministros escasean en Brasil y algunos profesionales han tenido que diluir los sedantes

Los hospitales de Brasil se están quedando sin sedantes y ahora el Gobierno federal está buscando con urgencia importar suministros para poder intubar a todos los pacientes que están atendiendo en plena tercera ola del brote.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, aseveró que Brasil estaba en conversaciones con España y otros países para asegurar los medicamentos de emergencia. Los hospitales también estaban luchando por obtener suficiente oxígeno, agregó el funcionario.

Ante la escasez, hace casi un mes el Gobierno brasileño flexibilizó la regulación de medicamentos y de oxígeno para poderle hacer frente al repunte de contagios. Incluso, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) permitió la importación de medicamentos que no estaban regulados actualmente en Brasil. El listado de los suministros con los que fueron más laxos para poder importarlos incluye sedantes como propofol y midazolam, indispensables para conectar a un paciente a un respirador artificial o para atender a los hospitalizados en una unidad de cuidados intensivos. 

Pero la situación de hoy muestra que la medida no fue suficiente. Varios trabajadores de la salud han aceptado que la falta de implementos los obligó a intubar a pacientes sin antes sedarlos siguiendo todas las indicaciones.

Un médico del hospital municipal Albert Schweitzer en Río de Janeiro le confesó a la agencia AP que durante días el personal de la salud diluyó sedantes para que sus existencias duraran más. Una vez se agotó, los médicos y las enfermeras tuvieron que comenzar a usar bloqueadores neuromusculares y atar a los pacientes a sus camas para poderlos intubar. 

“Se relajan los músculos y se realiza el procedimiento con facilidad, pero no tenemos sedación”, aseguró el médico, quien accedió hablar, pero sin citar su nombre. “Algunos intentan hablar, se resisten. Están conscientes”, agregó.

  • India supera los 200.000 casos, mientras sus dos ciudades principales restringen la movilidad

India registró 200.739 casos confirmados de Covid-19 este jueves 15 de abril. Más que ser un récord en el país asiático, es un reflejo de la situación sanitaria que atraviesa a causa de la pandemia.

Y es que este es el séptimo aumento de contagios diarios que ha habido en los últimos ocho días y el doble de la cantidad de diagnósticos positivos que se llegaron a registrar en la peor jornada del último pico del brote, en septiembre. 

Además, el Covid-19 dejó tan solo este jueves 1.038 muertos en India, lo que elevó la cifra de decesos en el país a más de 173.000. Todo esto contrasta con el hecho de que India es el tercer país del mundo que más vacunas contra el coronavirus está aplicando. Pero las 114 millones de dosis suministradas cubren a tan solo el 8% de la población nacional, que supera los 1.400 millones de habitantes.

El repunte del brote es tal que las dos ciudades más grandes impusieron estrictas restricciones de movimiento. Nueva Delhi decretó un confinamiento obligatorio durante el fin de semana, en el que solo podrán salir a la calle los trabajadores esenciales si cuentan con el pase que dan las autoridades locales. Además, se ordenó el cierre de restaurantes, centros comerciales, gimnasios y spas. Las salas de cine cerrarán los fines de semana, pero pueden operar entre semana a un tercio de su capacidad.

Por otra parte, en Mumbai -la capital financiera del estado de Maharashtra y la ciudad más grande de India- se cerraron la mayoría de las industrias, negocios y lugares públicos desde el pasado miércoles por la noche y pusieron límites al movimiento de personas durante 15 días. Este estado es el que más contagios reporta diariamente. 

Una paciente que padece Covid-19 recibe tratamiento en la sala de urgencias del hospital Lok Nayak Jai Prakash (LNJP), en Nueva Delhi, India, el 15 de abril de 2021.
Una paciente que padece Covid-19 recibe tratamiento en la sala de urgencias del hospital Lok Nayak Jai Prakash (LNJP), en Nueva Delhi, India, el 15 de abril de 2021. © Danish Siddiqui / Reuters

Todas estas medidas intentan aliviar la ocupación hospitalaria, que en varios lugares del país ya está al límite. Prueba de ello es que India ha estado produciendo oxígeno a plena capacidad durante los últimos dos días, pero esto no ha sido suficiente para satisfacer la gran demanda que existe en estos momentos. 

Por eso, el Ministerio de Salud anunció que tendrá que importar 50.000 toneladas métricas de oxígeno. “La situación es horrible”, aseguró Avinash Gawande, un funcionario de un hospital gubernamental en la ciudad industrial de Nagpur que estaba luchando contra una avalancha de pacientes. “Somos un hospital de 900 camas, pero hay unos 60 pacientes esperando y no tenemos espacio para ellos”, concluyó el empleado. 

  • Chile vacuna a más del 50% de su población con una dosis, pero los nuevos casos siguen al alza

Las autoridades sanitarias chilenas informaron que en las últimas 24 horas superaron los 12,7 millones de personas vacunadas con al menos una dosis, es decir, más del 50 % de la población.

De los casi 13 millones de personas inoculadas, más de 5 millones han recibido las 2 inyecciones. Chile administra en su mayoría la vacuna del laboratorio chino Sinovac y, en menor proporción, la de Pfizer/BioNTech.

Y aunque es una buena noticia para los chilenos, el país sigue registrando cada día elevados números de nuevos casos de Covid-19. En el último día, 7.357 personas se infectaron y 218 fallecieron, una de las cifras más altas de toda la pandemia en esa nación.

Pese a que el país lleva a cabo uno de los procesos de inmunización más exitosos del mundo, la tasa de ocupación de camas UCI supera el 95 % desde hace semanas.

Actualmente se contabilizan 3.257 personas ingresadas en unidades de cuidados intensivos. 

Con restricciones activas y una campaña de inmunización a toda marcha con los recursos disponibles, las autoridades chilenas esperan ver cambios sustanciales en las próximas semanas. 

  • Nuevas restricciones en Argentina a partir del viernes

El presidente argentino Alberto Fernández anunció el miércoles un endurecimiento de las medidas para frenar el Covid-19 mientras las infecciones están disparadas.

A partir del viernes, Buenos Aires y su periferia tendrán toque de queda entre las 8:00 p.m. y las 6:00 a.m. Los comercios solo podrán abrir diez horas a partir de las 9:00 a.m. Por otra parte, los estudiantes volverán a la virtualidad a partir del lunes y durante al menos dos semanas.

Argentina registra casi cinco veces más casos diarios nuevos respecto a hace un mes, cuando el promedio era de 6.000 frente a los 25.000 de los últimos días.

El presidente argentino, Alberto Fernández, el miércoles 14 de abril mientras anunciaba las nuevas restricciones en Buenos Aires
El presidente argentino, Alberto Fernández, el miércoles 14 de abril mientras anunciaba las nuevas restricciones en Buenos Aires © ESTEBAN COLLAZO / Argentinian Presidency / AFP

"Seamos estrictos, seamos cuidadosos (...) Todos los esfuerzos parecen insuficientes a la luz de los contagios", resaltó Fernández.

Estas medidas "voy a hacerlas cumplir con las fuerzas federales", advirtió el mandatario y afirmó que convocó a las Fuerzas Armadas para que "colaboren en la asistencia sanitaria" en la capital argentina, cuyas autoridades han sido reticentes a mayores restricciones.

  • Dinamarca podría compartir sus vacunas de AstraZeneca

El país nórdico estudia opciones para compartir las vacunas de AstraZeneca con los países menos desarrollados después de que suspendiera el uso de esta, dijo el jueves el jefe de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans Kluge.

"Ayer mantuve una conversación con el Dr. Soren Brostrom, director general de la Autoridad Sanitaria danesa, y tengo entendido que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca está dispuesto a compartir las vacunas de AstraZeneca con los países más pobres", declaró el representante del órgano internacional.

La OMS ha instado a los países a que no acumulen vacunas que no están utilizando. Opinión compartida por el presidente del Banco Mundial, David Malpass, que también pidió el jueves a los países que aportaran sus dosis "sobrantes" a las naciones de bajos ingresos a través del programa COVAX.

Dinamarca se ha convertido esta semana en el primer país en abandonar el uso de AstraZeneca de forma definitiva.

Con AFP, Reuters y medios locales 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24