Macron, Merkel y Zelenski instaron a Rusia a retirar sus tropas de la frontera con Ucrania

El presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ucraniano Volodímir Zelenski celebran una conferencia de prensa tras su reunión en el Palacio del Elíseo en París, Francia, el 16 de abril de 2021.
El presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ucraniano Volodímir Zelenski celebran una conferencia de prensa tras su reunión en el Palacio del Elíseo en París, Francia, el 16 de abril de 2021. © Anne-Christine Poujoulat / Pool / Reuters

Una seguridad de la UE y de la OTAN, a través de una adhesión. Esta era la gran aspiración de Zelenski en su conversación a tres bandas con los mandatarios de Francia y Alemania, de la que finalmente ha obtenido un apoyo marcadamente galo, además de una defensa de la desescalada bélica en la frontera y en Crimea, donde Rusia, que respalda a los separatistas ucranianos, ha desplegado a miles de tropas. La cuestión es si derivará en un buen punto de encuentro para Rusia.

Anuncios

El presidente Volodímir Zelenski llegó a Francia con el anhelo de hacer parte de la Unión Europea y de la OTAN para que Ucrania, frente a su disputa con Rusia, tenga garantizada una mayor seguridad. Al menos así se encargó de difundirlo en su entrevista del jueves con el diario 'Le Figaro'.

Si bien esto aún no ha dado sus frutos, su visita al Palacio del Elíseo este 16 de abril, con un almuerzo de trabajo con su homólogo Emmanuel Macron, además de una videollamada con la canciller alemana Angela Merkel, le ha dado algo no menos importante: el apoyo de los líderes de Francia y Alemania contra Rusia, en lo relativo a la tensión bélica entre ambos, que ha escalado especialmente en la región del Donbass.

En concreto, Macron y Merkel garantizaron a Zelenski contribuir a poner fin a este asunto, que les transmite preocupación, además de instar a Rusia a un retiro de sus tropas en la frontera y en Crimea, ocupada en las últimas semanas por tropas adicionales.

Textualmente "exigieron el retiro de estos refuerzos para llegar a una desescalada", señala Reuters. Por su parte, la presidencia gala se comprometió muy "claramente" a lo primero, diferenciando que Berlín se animó más a lo segundo, a una salida de las tropas.

Si el líder ucraniano fue presencialmente al Elíseo es porque Rusia ha desplegado su artillería y decenas de miles de soldados –entre ellos la 56ª Brigada de Asalto Aéreo que estaba en la región de Volgogrado– en la frontera con Ucrania y en Crimea, la península que se anexó en 2014. Según Kiev, Moscú estaría buscando una mínima falta que justifique una acción armada; mientras que la versión del Kremlin es que está llevando a cabo "ejercicios militares" en respuesta a las "amenazas" de la OTAN y a las "provocaciones" ucranianas.

"Es hora de dejar de hablar y tomar decisiones. La seguridad de Europa está dependiendo de la (seguridad) de Ucrania (que) ha hecho muchos sacrificios en términos de vidas humanas", había declarado a 'Le Figaro' el líder ucraniano. Un día después, sus deseos se han hecho, en parte, realidad.

Una Europa "clara al 100%" cumpliría por completo el deseo de Zelenski

Pese a los recelos europeos hacia Ucrania, y el riesgo de una escalada bélica con Rusia, el país no se hace pequeño a la hora de reclamar una adhesión a la Alianza Atlántica (OTAN). Tampoco a la Unión Europea, a la que le ha exigido además una política "clara al 100%".

"No podemos quedarnos de forma indefinida en la sala de espera de la UE y de la OTAN (...) Ha llegado el momento de pasar a una velocidad superior, (ha llegado el momento) de invitarnos", insistió Zelenski durante la entrevista, denunciando la "violenta agresión" rusa a su país.

"Si pertenecemos a la misma familia tenemos que vivir juntos. No podemos salir juntos como novios eternos, tenemos que legalizar nuestras relaciones, tener hijos (...) desde un punto de vista alegórico contemplar un futuro en común", reafirmó el mandatario ucraniano.

Este viernes, durante la conversación entre Zelenski y Macron, y antes de la declaración, Rusia declaró que hubo menos violaciones del alto el fuego en el este de Ucrania, donde los separatistas cobijados por el país llevan enfrentándose a las fuerzas del Gobierno ucraniano desde el año 2014.

Si bien, el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov aseguró que por ahora no había motivos para relajarse, y que Rusia, con tropas en las cercanías, seguirá observando la situación en la región de Donbass. 

Es allí donde desde inicios de año las violencias se han recrudecido, con más de 13.000 muertos y cerca de un millón y medio de desplazados, desde la toma de la península de Crimea. En medio del conflicto, París y Alemania ejercen supuestamente un rol de mediadores con respecto a Rusia y Ucrania, llamado el 'formato Normandía'. Pero hoy, más que mediar, habrían tomado posición a favor del segundo.

"Todo el trabajo que hacemos es para evitar una escalada (de la violencia), rebajar las tensiones", llegó a señalar el Elíseo, juzgando que "la soberanía de Ucrania está amenazada". Algo que hoy volvió a reiterar, al centrarse en "la mejor forma de ayudar a Ucrania a garantizar su soberanía" y motivar a Rusia a participar en unas negociaciones "de buena fe", para "pasar página de esa guerra y llegar a un acuerdo político".

Si bien, para Zelenski el 'formato' está más que parado por Rusia, que "bloquea todo", aún cuando Macron "es capaz de mantenerlo en respiración artificial". Algo que para el Kremlin, como dijo la diplomática Maria Zakharova, es una "campaña de propaganda" y solicita a Alemania y a Francia pararla, porque se trata de "movimientos de tropas que no amenazan a nadie". Más bien, les invita a "incitar una desescalada a Kiev".

Mientras Rusia siguió el encuentro tripartito con un extra de presiones estadounidenses, debido a sanciones económicas impuestas por la Administración de Joe Biden, además de la expulsión de diez diplomáticos; el lado ucraniano no obtuvo al completo su deseo. Una adhesión a la OTAN se antoja lejana ante el poder de Rusia, a la que Francia y Alemania quieren evitar provocar a toda costa.

De hecho, pese a que Zelenski se encargó también de incluir en su inseguridad a Europa, Francia defendió que cualquier decisión que afecte a organismos internacionales como la OTAN o la ONU, son asuntos que implican a más socios.

Una entrada a la Unión Europea también queda en interrogante. "Podemos apoyar a Ucrania (...) pero eso no significa una adhesión, no es una perspectiva (contemplada) en serio", dijo el jueves Clément Beaune, el secretario de Estado francés para los asuntos europeos.

Con AFP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24