España busca agilizar la homologación de títulos a extranjeros y parar la odisea burocrática

Jaime Alonso Pineda Moreno y José Jhazing Peada Clavijo son fundadores y miembros de la Asociación de Médicos Colombianos en España.
Jaime Alonso Pineda Moreno y José Jhazing Peada Clavijo son fundadores y miembros de la Asociación de Médicos Colombianos en España. © France 24

Es una reforma que les cambiará la vida a miles de latinos cualificados en España. El Gobierno español prepara un decreto para agilizar y digitalizar la homologación de los títulos universitarios de extranjeros; cuando se tiene identificado que uno de cada cuatro ciudadanos migrantes en España, y que proviene de países fuera de la Unión Europea, posee un título. 

Anuncios

Rafael Andrés Pérez López es titular de un diploma de ingeniería civil en Chile. Desde llegó a España no puede ejercer su profesión. Empezó los trámites hace diez meses, pero cree que la espera se extenderá. De "aquí a dos años es mi horizonte", explica considerando los testimonios de otras personas que han hecho el mismo procedimiento y que esperaron hasta tres años. 

Rafael encontró un trabajo alternativo como repartidor mientras espera la homologación de su diploma chileno. "No me queda otra que ir cogiendo lo que me vaya saliendo", comenta. 

Actualmente hay miles de médicos, abogados, odontólogos, arquitectos que no pueden ejercer su profesión: hay 15.000 tramitaciones en lista de espera.

Jaime Alonso Pineda Moreno y José Jhazing Peada Clavijo son fundadores y miembros de la Asociación de Médicos Colombianos en España. Ambos se quejan de los desgastantes trámites. 

La pandemia ha puesto de manifiesto el problema. En los peores momentos, las autonomías quisieron contratar a sanitarios experimentados en sus países de origen pero no podían ejercer por falta de homologación. El Gobierno les facilitó a algunos un permiso especial para ejercer durante un año. 

Pero muchos como José y Jaime solo pudieron trabajar como voluntarios. La situación les parece injusta. José explica que "al pico de la pandemia tuvieron mano de obra a coste cero y posterior a eso no hubo ningún beneficio para nosotros".

Frente a ese problema, el Ministerio de Universidades prepara un decreto, un mecanismo de evaluación más operativo para terminar con las demoras. El proceso pasará de durar entorno a dos años a seis meses. 

Actualmente, los trámites se hacen con correo certificado, que alarga el procedimiento. Eso va a cambiar, asegura el senador socialista José Aurelio Aguilar Román, portavoz de Universidades: "Las comunicaciones van a ser telemáticas. Ya no va a haber comunicaciones por correo ordinario, Además, los solicitantes van a poder acceder también a su expediente y saber en qué situación está. De esta forma, en todo momento tendrán información de cómo está su expediente y qué tiempo le queda para resolverse".

Con esa reforma, el Gobierno espera un “efecto llamada” de profesionales que se han formado en el extranjero. Las universidades pretenden tener aprobado ese nuevo sistema para finales de este año.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24