Tensión entre Francia y Reino Unido en las costas de Jersey por los derechos pesqueros

Un barco pesquero francés bloquea el puerto de St Helier en Jersey, el jueves 6 de mayo de 2021.
Un barco pesquero francés bloquea el puerto de St Helier en Jersey, el jueves 6 de mayo de 2021. © Gary Grimshaw / AP

Ambos países han anunciado el envío de patrulleros a las costas de la isla de Jersey, un enclave insular británico situado a unas 14 millas náuticas de las costas galas. Tras el Brexit, la tensión por los derechos de explotación pesquera ha crecido por las protestas de los navegantes franceses que han visto limitado su acceso a esta zona rica en pescado. 

Anuncios

Una disputa sobre los derechos de explotación de pesca ha sido la causante del aumento de la tensión entre Reino Unido y Francia. Los dos países han desplegado naves patrulleras para controlar que se respeten sus intereses económicos en la zona. El enfrentamiento llega tras la salida de los británicos de la Unión Europea.

El centro de la disputa es la isla de Jersey, un territorio semiautónomo perteneciente a Reino Unido a pesar de estar muy cercano a las costas francesas. Los barcos pesqueros galos llevan días protestando después de considerar que se les está restringiendo el acceso a los ricos bancos de peces que se concentran en la isla, a pesar de que es un sitio histórico de captura para estas personas, que provienen en su mayoría de la costa de Normandía.

Francia ordenó el despliegue de las navieras Athos y Themi menos de un día después de que Boris Johnson anunciara la salida hacia la zona de los buques HMS Severn y el HMS Tamar. La reacción que Londres llevó a cabo el pasado miércoles 5 de mayo viene tras la protesta de más de 50 barcos pesqueros franceses que llegaron a entrar en las aguas británicas de forma ilegal.

Sin libre circulación, los pescadores franceses se ven obligados a pagar una licencia para pescar en Jersey

Estas personas ya no tienen libre circulación por estas aguas ni libertad para poder capturar peces como han estado gozando en las últimas décadas. Es una de las consecuencias del Brexit, que ha sacado a Reino Unido del mercado único del que gozan el resto de los países de la Unión Europea.

Los comerciantes franceses necesitan ahora pagar una licencia que les permita entrar a estas aguas, algo que no toleran y que supone un duro golpe para sus economías familiares, dependientes en casi la totalidad de la pesca que se concentra en este archipiélago frente a sus casas que, sin embargo, no está bajo soberanía francesa desde hace siglos.

Buques pesqueros franceses bloquean el puerto de St Helier en Jersey, el jueves 6 de mayo de 2021.
Buques pesqueros franceses bloquean el puerto de St Helier en Jersey, el jueves 6 de mayo de 2021. © Gary Grimshaw / AP

Los pescadores han asegurado que su protesta es pacífica y que “en ningún momento” pretendieron bloquear el puerto de la ciudad de St. Helier, principal urbe de la pequeña isla de Jersey. Los británicos, sin embargo, han percibido estas protestas como una amenaza para la economía de la isla.

Francia aseguró que el despliegue de sus embarcaciones se ha dado por si la situación empeora y los pesqueros que protestan llegan a encontrarse en una situación de emergencia.

Desde Reino Unido, las criticas se han cebado con Boris Johnson desde la oposición, ya que lo acusan de elevar las tensiones en un día en el que se están celebrando unos comicios regionales fundamentales para Reino Unido y en un momento en que el primer ministro conservador ha sido señalado por varios escándalos, entre ellos la reforma de su apartamento.

Los barcos franceses bloquean el único canal que permite el acceso al puerto, en St Helier, Jersey, el 6 de mayo de 2021.
Los barcos franceses bloquean el único canal que permite el acceso al puerto, en St Helier, Jersey, el 6 de mayo de 2021. © Thomas Meany / Reuters

Una disputa que no es nueva

A lo largo de los últimos años ha habido numerosos episodios de fricción en el pasado entre los pescadores franceses y británicos. La última disputa, la primera desde la salida de Reino Unido de la Unión Europea, se produjo después de que la isla implementó nuevos requisitos que obligan a los pescadores a dar cuenta de su trabajo anterior en aguas de Jersey para poder obtener una licencia para continuar operando allí.

El archipiélago del Canal ha tenido numerosas protestas contra París, después de que varios funcionarios amenazaran con cortar el suministro de electricidad en las islas si la tensión seguía creciendo y no se hacía caso a las peticiones de los pescadores franceses.

La ministra marítima francesa, Annick Girardin, advirtió el martes que Francia estaba lista para tomar "medidas de represalia" y acusó a Jersey de retrasar la emisión de licencias a barcos franceses según los términos del acuerdo comercial del Reino Unido con la Unión Europea posterior al Brexit.

La pesca fue uno de los temas más espinosos en las negociaciones de salida entre Reino Unido y la Unión Europea durante el Brexit. Y es que la promesa de gozar de mayores derechos de explotación para los pescadores fue una de las principales bazas de los partidarios de la salida de la Unión antes del referendo sobre el Brexit en junio de 2016.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24