Unión Europea cerró su espacio aéreo a aviones bielorrusos y aumenta la presión

Imagen de archivo. El presidente bielorruso Alexander Lukashenko durante una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin en Sochi, Rusia, el 28 de mayo de 2021.
Imagen de archivo. El presidente bielorruso Alexander Lukashenko durante una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin en Sochi, Rusia, el 28 de mayo de 2021. © Kremlin via REUTERS

Desde Bruselas, los socios del viejo continente anunciaron que las aerolíneas bielorrusas no tendrán acceso a sus aeropuertos, ni podrán transitar en el espacio aéreo de la Unión Europea, en un nuevo desarrollo del conflicto por la desviación forzosa de un vuelo a Minsk para arrestar a un periodista opositor.

Anuncios

Los gobiernos del bloque europeo anunciaron que las autoridades de sus países deben negar el permiso para “aterrizar, despegar o sobrevolar sus territorios a cualquier avión operado por las compañías aéreas bielorrusas".

La sanción entra en vigor desde la media noche de este viernes 4 de junio, en el horario de Europa Central, como parte de las medidas de castigo por los hechos del pasado 23 de mayo. Ese día el Gobierno de Alexander Lukashenko forzó, con un avión de combate, el aterrizaje en Minsk de un vuelo de Ryanair en pleno trayecto entre Grecia y Lituania. A bordo estaba el periodista opositor Roman Protasevich, que fue arrestado con su novia.

Como resultado se verán gravemente afectadas las operaciones de compañías como Belavia, que normalmente vuela a unos 20 aeropuertos en Europa, incluidos Alemania, Francia, Italia y Austria.

La sanción incluye también a los transportistas comerciales, que venden asientos en aviones operados por otra aerolínea como parte de un acuerdo de código compartido.

Los aviones de la UE tampoco volarán sobre Belarús

Por otro lado, esta misma semana la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) emitió una directiva de seguridad según la cual los aviones de la UE también deben evitar el espacio aéreo de Belarús, a menos que se trate de una emergencia.

Una medida criticada por el organismo mundial de la industria de las aerolíneas, IATA, que reúne 293 miembros, entre los que están las compañías más grandes de vuelos.

El jefe del organismo, Willie Walsh, resaltó que ahora los vuelos a Asia serán más largos y costosos, y que la seguridad en los trayectos aéreos no debería ser politizada. Dijo que se trata de un “desarrollo retrógrado y decepcionante”.

Pero tanto la UE como la OTAN sostienen que el precedente del aterrizaje forzoso del vuelo de Atenas a Vilna fue un episodio de piratería estatal y que demanda acciones como esta.

Lukashenko acusa a Occidente de librar una guerra híbrida

En la última cumbre euro, fueron bloqueados el presidente Alexander Lukashenko y a su hijo y asesor Víktor Lukashenko, quienes no pueden entrar en territorio comunitario y cuyos bienes y activos en la UE fueron congelados.

Ahora los gobiernos del bloque trabajan en un paquete más amplio de sanciones, con el objetivo de afectar sectores preponderantes en la economía de Belarús. Podrían incluir la venta de bonos, el sector petrolero y la exportación de sales minerales potasa.

Se conocerá más el 21 de junio, cuando saldrá una lista punitiva más pequeña sobre individuos y dos entidades.

Desde su orilla, Lukashenko ha dicho que el arresto de Protasevich era justificado, pues el reportero estaba supuestamente tramando una rebelión. Tras el conflicto diplomático, acusó a Occidente de librar una guerra híbrida en su contra.

Otra voz que se escuchó fue la de la líder opositora Svetlana Tikhanovskaya, quien huyó de Belarús a Lituania luego de las disputadas elecciones presidenciales en agosto de 2020, en las que fue derrotada y por las que ha denunciado corrupción con Lukashenko en el poder ya más de 20 años.

Tikhanovskaya dijo desde Polonia que los exiliados están cada vez más preocupados por su seguridad y que los países del Grupo de los Siete, G7, deberían imponer nuevas sanciones al Gobierno bielorruso.

"La presión es más poderosa cuando estos países actúan de manera conjunta y hacemos un llamado al Reino Unido, Estados Unidos, la Unión Europea y Ucrania", dijo Tikhanovskaya.

En efecto, los líderes de las potencias: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos conversarán sobre Belarús en un encuentro este 11 de junio, está en suspenso si el Gobierno de Boris Johnson, anfitrión de la reunión, emitirá una invitación para la oposición bielorrusa.

Solo Rusia respalda a Belarús

Tras el episodio del 23 de mayo, que provocó condena internacional, varias compañías se adelantaron a las sanciones y decidieron por su cuenta evitar el espacio aéreo de Belarús. Entre ellas figuran Air France, Austrian Airlines, Lufthansa, Swiss, Finnair, Iberia, la polaca LOT, Air Baltic, KLM y la propia Ryanair.

Esa acción provocó la respuesta de Rusia, cuando el Kremlin impidió que algunos de los aviones sobrevolaran el espacio aéreo ruso. Las autoridades no aprobaron el cambio de ruta emitido por Air France y Austrian Airlines y quedaron momentáneamente suspendidos los trayectos, lo que Vladimir Putin atribuyó a una precaución por temas de procedimiento y papeleo, negando un fondo político.

Rusia se ha convertido en el único apoyo de Belarús, en su afrenta con Occidente y desde la OTAN, el Secretario General, Jens Stoltenberg, advirtió sobre el “comportamiento peligroso” de Vladimir Putin por excusar a su aliado. El asunto será discutido en la próxima cumbre del organismo en Bruselas.

 

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24