"Un nuevo tiempo de diálogo": España indulta a los líderes independentistas catalanes presos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa para explicar los pormenores de la decisión de aprobar los indultos a independentistas del 'procés' en el Consejo de Ministros celebrado este 22 de junio de 2021.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa para explicar los pormenores de la decisión de aprobar los indultos a independentistas del 'procés' en el Consejo de Ministros celebrado este 22 de junio de 2021. © EFE

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, indultó este 22 de junio a los nueve líderes catalanes que declararon unilateralmente la independencia de Cataluña en octubre de 2017. La decisión, que fue aprobada por el Consejo de Ministros, los deja fuera de prisión y los exime de condenas de hasta 13 años de cárcel, pero los inhabilita de ocupar nuevamente cargos públicos. Entre tanto, los partidos conservadores rechazan los perdones y han dicho que los impugnarán ante los tribunales. 

Anuncios

En un discurso televisado a toda España, Pedro Sánchez ratificó lo anunciado un día antes: los nueve líderes catalanes del 'procés' han sido indultados. El objetivo del presidente del Gobierno con esta decisión, según dijo, es abrir "un nuevo tiempo de diálogo" con la próspera región autónoma y archivar el enfrentamiento que ha perdurado por décadas. 

Sánchez subrayó el carácter de "utilidad pública" como argumento para hacer las paces con los catalanes. Un término consignado en la Constitución española, redactada en el siglo XIX, que ampara la legalidad de su decisión. 

De esta forma, los nueve líderes catalanes entre los que se encuentran el entonces vicepresidente del ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, y la antigua presidenta del Parlamento regional, Carme Forcadell, recobrarán su libertad luego de que el Tribunal Supremo los hubiese condenado en octubre de 2019 a penas de entre 9 y 13 años de prisión. 

En contra de los indultados pesaban los delitos de sedición y malversación de fondos públicos durante el fallido intento de independencia de Cataluña en octubre de 2017. Un agitado mes en el que se llevó a cabo un referendo, tachado de ilegal por Madrid, que resultó a favor de separarse de España y que motivó al Parlamento catalán a congraciarse con la mayoría y declarar unilateralmente la independencia.

Aunque se espera que los líderes separatistas queden en libertad, según lo aprobado por el Consejo de Ministros, no podrán hacer política ni ocupar cargos públicos. 

Raúl Romeva, uno de los beneficiados con el perdón del Gobierno, y que había sido condenado a 12 años por su rol como ministro de Asuntos Exteriores de Cataluña, dijo que la región persistirá su lucha por la independencia. 

"Al indultar a nueve personas no van a ocultar la represión que siguen ejerciendo contra cientos de separatistas. No abandonaremos la lucha: ¡Amnistía y autodeterminación!", publicó Romeva en su cuenta de Twitter. 

Tanto Romeva como sus compañeros indultados saldrían de la cárcel una vez la decisión se publique en el boletín oficial del Gobierno. 

La medida del Gobierno es impopular en España, según las encuestas 

De acuerdo con una encuesta de Sigma dos, publicada este lunes 21 de enero por el diario 'El Mundo', el 61 % de los españoles rechaza el indulto para los nueve líderes separatistas catalanes, mientras que un 29,5 % dice estar a favor. 

Otra encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIDS), que mide la popularidad de los partidos políticos, refleja que la propuesta del indulto socializada por el Gobierno a comienzos de enero le restó puntos de favorabilidad. De hecho, fue el motivo por el cual el Partido Popular (PP) se ubicó segundo a tan solo 3,5 puntos de diferencia con el PSOE de Sánchez. 

Precisamente el PP y otros partidos conservadores de la oposición en España han prometido impugnar los indultos ante los tribunales. Para el actual líder del PP, Pablo Casado, la decisión de Sánchez es un "golpe de gracia a la legalidad".

Del lado de los catalanes, la noticia del indulto tampoco es visto como un motivo de celebración. Cientos de separatistas protestaron el lunes en Barcelona por dos motivos: el primero es que consideran que un indulto responde a un perdón por un delito, en cambio ellos piden amnistía, es decir, que la movida de los líderes separatistas no sea vista como un objeto punible. Y segundo, aunque saben que el plan de Sánchez representa un "primer paso", lo califican de insuficiente, ya que sigue estancado su deseo de autodeterminación. 

De manera que exigen incondicionalmente un nuevo referendo para votar la independencia. Sánchez replicó que con los indultos se les pide a los independentistas catalanes, no que renuncien a sus ideas, pero sí que las defiendan en el marco de la legalidad.

Con EFE, Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24