Cannes 2021

El Festival de Cine de Cannes regresa a la Riviera francesa tras un 2020 de pausa obligada

Preparativos finales antes del inicio del festival 74 de cine de Cannes el 4 de julio de 2021
Preparativos finales antes del inicio del festival 74 de cine de Cannes el 4 de julio de 2021 Valery HACHE AFP

El glamuroso festival de cine, cancelado hace un año debido a la pandemia de Covid-19, regresa desde este martes, 6 de julio, y hasta el próximo día 17. Compiten 24 filmes ante un jurado compuesto mayoritariamente por mujeres y liderado por primera vez por un director afro, el estadounidense Spike Lee. Aquí todo lo que necesita saber sobre la edición 74º de Cannes.

Anuncios

El último encuentro de personalidades y artistas del séptimo arte a lo largo de la Croisette bordeada de palmeras de Cannes fue en la primavera de 2019. Un año que lanzaría la fiesta del cine con 'Los muertos no mueren', una película de comedia casi premonitoria de una fatalidad inminente: un apocalipsis de zombis provocado por el hombre despertado de su letargo, por fracking polar.

Para fines de ese año, el apocalipsis había golpeado debidamente, no en la forma de hordas de zombis de Jim Jarmusch, sino mediante un virus mortal que pronto se propagaría por todo el mundo, matando a aproximadamente cuatro millones de personas (a la fecha), cerrando economías enteras y poniendo un freno a la vida social y cultural en todo el mundo.

El nuevo coronavirus sirvió como un recordatorio doloroso del vínculo directo entre la pérdida de biodiversidad y las amenazas vitales para la humanidad y este año, a su retorno triunfal tras un obligado año sabático, el Festival de Cine de Cannes se ha comprometido a poner ese fenómeno en el centro de su programa.

Los organizadores del festival han dejado claro que la edición de este año será diferente a cualquier otra. Los protocolos sanitarios y un vasto centro de pruebas en la Croisette serán un recordatorio constante de la amenaza del Covid-19, mientras que una gran cantidad de películas con temas ambientales enfatizarán el momento histórico y devastador que atraviesa la humanidad.

Pese a la búsqueda de coherencia con la realidad, Cannes también es muy consciente de la necesidad de un poco de alivio y alegría después de un ciclo vicioso de encierros y toques de queda en todo el mundo. Así esta celebración del séptimo arte será la vitrina renovada de una industria que se ha visto especialmente afectada por la pandemia, pero que sigue latiendo.

"El cine no ha muerto", dijo un desafiante Thierry Frémaux, el director artístico del festival, cuando presentó una excelente alineación el mes pasado, repleta de autores consagrados, jóvenes talentos emocionantes, e íconos de Hollywood.

Con los cines cerrados durante gran parte de la pandemia, la balanza de la lucha entre la pantalla grande y las plataformas de transmisión por 'streaming' se ha inclinado fuertemente a favor de esta última. Ahora más que nunca, Cannes se muestra ansioso por desempeñar su papel de estandarte del cine tradicional, lo que significa que Netflix, una vez más, está ausente de la fiesta.

La carrera por la Palma de Oro

Una consecuencia directa de la ausencia de Cannes en 2020 es la abundancia sin precedentes de películas que se ofrecen este año. Y es que varios grandes autores esperaron un año entero para estrenar sus obras en el festival de cine más importante del mundo, tal es el poder de este encuentro en tierras francesas. Entre los trabajos que esperaron están ‘The French Dispatch’, de Wes Anderson, ‘Benedetta’ y ‘Annette’ de de Paul Verhoeven y Leos Carax, cuyo drama musical protagonizado por Marion Cotillard y Adam Driver proporcionará el telón de fondo adecuadamente glamoroso de este año.

La película de Anderson por sí sola debería garantizar que el 74 ° Festival de Cannes valga la pena para los importantes fotógrafos de la alfombra roja, como Timothée Chalamet, Frances McDormand, Edward Norton, Bill Murray, Benicio Del Toro, Willem Dafoe, Adrien Brody, Léa Seydoux y Tilda Swinton, por nombrar solo algunas, se esperan en la pasarela carmesí.

Aparte del numeroso contingente francés, la lista de 24 películas que compiten por la Palma de Oro cubre un espectro especialmente amplio del cine mundial, con ‘Un héroe’, de Asghar Farhadi de Irán; ‘Lingui’, de Mahamat-Saleh Haroun de Chad; ‘Memoriam’, de Apichatpong Weerasethakul de Tailandia; ‘Drive My Car’, de Ryusuke Hamagachi de Japón; ‘Gripe de Petrov’, de Kirill Serebrennikov de Rusia y ‘Nitram’, de Justin Kurzel de Australia también en la carrera.

Otros nombres familiares incluyen al italiano Nanni Moretti con ‘Tres pisos’, laureado con la Palma de Oro en 2001, y Sean Penn, con ‘Día de la bandera’, que regresa a la Croisette cinco años después de que su lamentable ‘El último rostro’ fuera desgarrado por los críticos. A ellos se les unirá una emocionante lista de recién llegados a la competencia, que incluyen al israelí Nadav Lapid con ‘Ahed's Knee’, el director marroquí-francés Nabil Ayouch con ‘Casablanca Beats’, el belga Joachim Lafosse con ‘The Restless’ y el indie estadounidense Sean Baker con ’Red Rocket’.

Reflejando la competencia más amplia, el país anfitrión presenta un contingente de siete directores regulares como Jaques Audiard con 'París, distrito 13' y François Ozon con 'Todo salió bien'. Además incluye a tres de las cuatro directoras en la carrera, con Catherine Corsini y 'The Divide', Julia Ducourneau y 'Titane' y Mia Hansen-Løve y 'Bergman Island'.

Ildiko Enyedi de Hungría es la única otra mujer en la carrera con 'La historia de mi esposa', mostrando que el festival sigue muy corto en abordar el desequilibrio crónico de género en su competencia principal.

En cambio, los organizadores han enfatizado la casi paridad en la barra lateral de Un Certain Regard, diseñada para mostrar platos más jóvenes y atrevidos, mientras que las mujeres superan en número a los hombres en el jurado principal presidido por Spike Lee, el primer cineasta afro en presidir el jurado del festival de Cannes.

Eso sí, se garantiza al menos que una directora se lleve la Palma de Oro honoraria de este año; Jodie Foster recogerá el premio en la noche de apertura, 45 años después de que se presentara por primera vez en Cannes, a los 13 años, para el estreno de ‘Taxi Driver’ de Martin Scorsese.

Reverdece la alfombra roja

Con el fin de hacer espacio para los recién llegados en la competencia principal, al tiempo que recompensa a los veteranos por su fidelidad, Frémaux y su equipo han agregado una sección completamente nueva, Estrenos de Cannes, para mostrar los últimos trabajos de incondicionales del festival, como el del surcoreano Hong Sang-soo ('Delante de tu cara'), que se ha ganado su puesto permanente.

Cannes también ha seguido el ejemplo de otros festivales de cine, dando un mayor espacio a los documentales. La lista de este año incluye la revisión de Oliver Stone de su clásico ‘JFK’, el retrato de Todd Haynes de ‘The Velvet Underground’ y el tributo de Charlotte Gainsbourg a su madre, Jane Birkin.

El cartel lleno de música de Cannes también incluye el esperado ‘Suprêmes’ de Audrey Estrougo, sobre los padrinos del rap francés, NTM, y la largamente retrasada película biográfica de Céline Dion ‘Aline’ de Valerie Lemercier. En la opción musical quizás más peculiar, Bill Murray recitará números contemporáneos en colaboración con un violonchelista alemán y un trío de piano en ‘New Worlds, the Cradle of a Civilization’, de Andrew Muscato.

Este año, seis documentales más están programados en una nueva sección centrada en el cambio climático y la degradación ambiental, junto con el largometraje de Louis Garel ‘The Crusade’, protagonizado por el actor francés y su compañera Laëtitia Casta. El documento incluye ‘Above Water’ de Aïssa Maïga, sobre el impacto del calentamiento global en Níger, y ‘Invisible Demons’ de Rahul Jain, que aborda la contaminación del aire en Nueva Delhi.

"Hay documentales que describen cómo estamos destruyendo nuestro planeta, documentales sobre lo hermoso que es y otros que analizan cómo los se debe interactuar con las generaciones más jóvenes", dijo Frémaux a France 24 antes del festival.

Aparte de las películas, el festival tiene una montaña que escalar cuando se trata de reforzar sus credenciales ecológicas. Como la parada más ostentosa del interminable ciclo de festivales y fiestas del mundo cinematográfico, el Festival de Cine de Cannes ha sido durante mucho tiempo un peligro ecológico. También se ha quedado atrás de otras reuniones, como la Berlinale, que recientemente adoptó alfombras rojas hechas de redes de pesca recicladas.

Así, la a alfombra roja de Cannes de este año será la mitad del tamaño que se vio por última vez en 2019. Para hacer las paces, los organizadores han prometido esa reducción de tamaño y fabricarla con materiales reciclados en lugar del PVC habitual. También prohibieron las botellas de plástico, desplegaron una flota de autos eléctricos e instituyeron una contribución de 20 euros (23,6 dólares) de cada asistente al festival para compensar parte de su huella de carbono.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24