Catherine Laurent recuerda la importancia de ser cuidadora a domicilio en tiempos de pandemia (3/5)

Catherine Laurent, cuidadora a domicilio.
Catherine Laurent, cuidadora a domicilio. © France 24

Con la irrupción de la pandemia en 2020, muchas profesiones que se desarrollaban en la sombra se descubrieron como esenciales. Es el caso de las cuidadoras a domicilio, como Catherine Laurent, quien un año después continúa entregada a la atención de las personas mayores.

Anuncios

A Catherine Laurent su profesión de cuidadora le llevó a una exposición por la que terminó contagiándose de Covid-19, e incluso se la llegó a transmitir a su marido, quien estuvo hospitalizado durante 12 días. Ella realiza ese trabajo por el salario mínimo.

Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que un año después continúe tratando a los pacientes habituales en Rupt-Sur-Moselle, el pequeño pueblo en el noroeste de Francia donde Catherine trabaja. Allí murieron 17 habitantes.

Entre las personas mayores que trata está Remy, que consiguió superar el Covid-19 y Raquel, de 97 años, que agradece tenerla, ya que gracias al trabajo de Laurent puede evitar ingresar en un centro geriátrico.

Una primera línea de lucha contra el virus que espera verse recompensada el próximo octubre, cuando el Gobierno tiene previsto aumentar el sueldo al trabajo de heroínas como Laurent, quien aspira a que la emergencia sanitaria termine pronto.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24