Italia prohíbe el paso de grandes cruceros por la laguna de Venecia

En esta foto de archivo tomada el 05 de junio de 2021 Un activista ambiental se manifiesta a bordo de un pequeño bote contra la presencia de cruceros en la laguna de Venecia, como el ‘MSC Orchestra’ en Venecia, Italia el 5 de junio de 2021.
En esta foto de archivo tomada el 05 de junio de 2021 Un activista ambiental se manifiesta a bordo de un pequeño bote contra la presencia de cruceros en la laguna de Venecia, como el ‘MSC Orchestra’ en Venecia, Italia el 5 de junio de 2021. © Marco Sabadin / AFP

El primer ministro italiano Mario Draghi celebró la medida que regirá a partir de agosto y la calificó de "paso importante para la preservación de la laguna veneciana". De acuerdo con un comunicado del Gobierno, las embarcaciones pequeñas, con capacidad de hasta 200 pasajeros, podrán seguir su curso hasta el centro a través de los canales de la ciudad.

Anuncios

Ante la amenaza de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) de retirar a Venecia de su lista 'Patrimonio Mundial', el Gobierno italiano declaró las vías fluviales de Venecia monumento nacional.

Con la medida, las autoridades de la nación prohibirán desde agosto el paso de los grandes cruceros por la laguna de Venecia y los canales que pasan frente a la Plaza de San Marcos y la isla de la Giudecca –terminó la imagen desproporcionada de crucero y arte veneciano– para evitar que estos sean declarados Patrimonio de la Humanidad en riesgo.

"Con esta decisión, el Gobierno actuó rápido para evitar el riesgo concreto de que la agencia de cultura de la ONU (Unesco) agregue a Venecia a su lista de Patrimonio Mundial en peligro durante las reuniones que se llevará a cabo en Beijing, China, esta semana", declaró el ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini.

Franceschini informó que la prohibición entrará en vigor el 1 de agosto y que la medida fue considerada de emergencia durante una reunión de gabinete. Esta se aplicará tanto a la cuenca de la laguna, cercana a la Plaza de San Marcos, como al canal Giudecca, una importante arteria marina veneciana.

"El decreto del gabinete también establece un principio inquebrantable para declarar las vías fluviales urbanas de la Cuenca de San Marcos, el Canal de San Marcos y el Canal de la Giudecca como monumento nacional", agregó el ministro.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, celebró la iniciativa que tildó de "paso importante en la preservación de la laguna veneciana", la cual durante décadas ha sufrido el embiste de cruceros y millones de turistas.

La medida, en concreto, prohíbe la navegación de los barcos de más de 25.000 toneladas brutas, que cuenten con dimensiones superiores a los 180 metros de eslora, 35 metros de altura y que produzcan más de 0,1% de azufre en sus emisiones.

La cultura y el medio ambiente con alivio ante la medida del Gobierno

El anuncio del Gobierno italiano fue bien recibido por los activistas locales, quienes se declararon en contra del paso de los grandes cruceros por, entre otras cosas, el daño que generan al medio ambiente, sin contar con el daño patrimonial.

Asimismo, se establece como un respaldo del Ejecutivo al Parlamento que, en mayo de 2021, aprobó una ley cuyo objetivo era sacar a los grandes cruceros de la laguna veneciana.

A pesar de ello, a principios de junio, poco más de año después de que la pandemia obligara a una reducción en los viajes internacionales, los lugareños fueron sorprendidos por un crucero, el MSC Orchestra, que ingresó al canal con ruta hacia Croacia y Grecia. Ello reavivó el debate sobre el paso de los trasatlánticos, luego de la prohibición de las autoridades. 

Antes del brote, los cruceros descargaban a miles de turistas en Venecia generando un impacto negativo en la ciudad y su delicado entorno marino. Por décadas, los movimientos ecologistas, en conjunto con los residentes y organizaciones culturales, se han enfrentado a la industria de cruceros, una importante fuente de ingresos para la ciudad. 

La medida del Ejecutivo, además de poner una fecha concreta para impedir el paso de las embarcaciones, establece los requisitos para poder navegar en ella e indica nuevos puntos de atraque.

De acuerdo con el medio británico 'The Guardian', por el momento las compañías de cruceros tendrán que eliminar a Venecia de sus itinerarios hasta que el puerto industrial de Marghera, ubicado en tierra firme y establecido por las autoridades para el atraque de los cruceros, cuente con un espacio para el desembarco de pasajeros. 

Vale recordar que en abril de 2021 el Gobierno del primer ministro aprobó un decreto para construir una terminal fuera de la laguna, en la que atracar embarcaciones de pasajeros de más de 40.000 toneladas y portacontenedores. 

Respecto a la nueva medida, un comunicado de la oficina del primer ministro señala que los trabajadores y las empresas que resulten afectados por los cambios serán compensados. 

De acuerdo con la publicación británica, el movimiento 'Si Grandi Navi' ('Sí Grandes Barcos'), el cual apoya a miles de personas cuyo sustento depende de la industria de cruceros y que habían estado sin trabajo desde que estalló la pandemia en la primavera de 2020, llevó a cabo una acción de protesta.

Adicionalmente, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés) señaló que "la industria de cruceros ha apoyado un nuevo enfoque durante muchos años, por lo que este es un gran paso adelante. Además, la decisión del Gobierno de nombrar a un comisionado especial para acelerar el proceso es un avance positivo. Ahora esperamos con interés el progreso hacia la provisión de arreglos de atraque alternativos a tiempo para la temporada 2022".

Con EFE, Reuters, AP y AFP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24