Niza conmemora a las víctimas tras cinco años de su peor atentado terrorista

Oficiales hacen guardia en un monumento a las víctimas en el quinto aniversario de un ataque con un camión que mató a 86 personas el Día de la Bastilla en la ciudad costera de Niza, Francia. 14 de julio de 2021.
Oficiales hacen guardia en un monumento a las víctimas en el quinto aniversario de un ataque con un camión que mató a 86 personas el Día de la Bastilla en la ciudad costera de Niza, Francia. 14 de julio de 2021. © AFP - NICOLAS TUCAT

Este miércoles 14 de julio se cumplen cinco años del atentado terrorista con un camión en Niza, cuyo atropello indiscriminado acabó con la vida de 86 personas y dejó a más de 400 heridos. Durante las celebraciones del Día de la Bastilla de 2016, un atacante arrolló a una multitud de personas en el principal paseo marítimo de la ciudad.

Anuncios

Este miércoles 14 de julio, junto con las celebraciones del día nacional de Francia, el Día de la Bastilla, la nación conmemora también el aniversario de los primeros cinco años de uno de los peores atentados que ha vivido su población. 

Aquella noche de verano, fueron muchos los que se acercaron al Paseo de los Ingleses, en Niza, para disfrutar del los fuegos artificiales a primera línea del mar. Un espectáculo que acabó por ser el último que verían 86 de las personas allí reunidas. 

Miles de ciudadanos estaban rodeados de amigos, familiares y música cuando un atacante, identificado posteriormente como Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, arremetió contra la multitud al volante de un camión de 16 toneladas y continuó avanzando durante dos kilómetros y dos minutos aproximadamente.

Imagen de archivo. Cinco años después del atentado del 14 de julio en Niza, Jean Castex rendirá homenaje a las víctimas.
Imagen de archivo. Cinco años después del atentado del 14 de julio en Niza, Jean Castex rendirá homenaje a las víctimas. © Giuseppe Cacace, AFP

Más tarde, cuando la policía ya lo había abatido a tiros, se descubrió que el agresor estaba motivado por propaganda yihadista e ideología fundamentalista. De las personas a las que les arrebató la vida, 15 eran menores de edad y una de ellas era un bebé de dos años.

El suceso marcó la historia de la ciudad, así como las celebraciones del Día de la Bastilla en la urbe. Son muchos los ciudadanos que tras el atentado aún no soportan el sonido de los fuegos artificiales, rehúyen a las aglomeraciones o tienen traumas con los camiones.

En los últimos años, las visitas a profesionales de la salud mental han aumentado en Niza. Muchas de las 30.000 personas que se encontraban en el lugar de los hechos durante el atentado terrorista, tanto menores como adultos, han necesitado apoyo psicológico.

"Cinco años después, todavía tenemos pacientes que tienen pesadillas recurrentes con recuerdos del atentado", dijo Florence Askenazy, directora del servicio del Hospital Lenval en Niza, a la agencia de noticias AFP.

El recuerdo y la conmemoración de las víctimas de Niza

Este miércoles se soltarán 86 palomas blancas en memoria de las víctimas. El acto de conmemoración, ya habitual en estas fechas, se celebrará en torno al monumento dedicado a los fallecidos: una fuente en un jardín alejado del paseo marítimo, donde no pueda generar malestar entre los familiares y amigos de quienes ya no están. 

Este 2021, el invitado de honor a la ceremonia es el primer ministro francés, Jean Castex, quien está en Niza para rendir tributo a los afectados. El político asistirá al evento junto a los familiares y al alcalde de la ciudad, Christian Estrosi.

También para recordar a los fallecidos, se celebrará un concierto y a las 22:34 -hora exacta del atentado- la ciudad de orillas del Mediterráneo encenderá 86 luces por cada uno de los fallecidos en el ataque. 

Los traumas derivados de aquella fatídica noche todavía persiguen a muchos. Por eso, el Gobierno ha indemnizado a cerca de 2.000 personas relacionadas con el suceso con un total de 83 millones de euros. Aproximadamente 400 personas siguen esperando su indemnización, porque su diagnóstico médico no está cerrado.

No obstante, el dinero no es suficiente para los afectados, que piden justicia. Algunos acusan de lo lento del proceso judicial, ya que el juicio de los implicados no está previsto hasta noviembre 2022 y las investigaciones sobre si hubo alguna negligencia o no por parte de la seguridad, a cargo de las autoridades locales, están estancadas.

También hay un fuerte desacuerdo entre los familiares y amigos de las víctimas en temas como la ubicación de los monumentos conmemorativos.

"Personalmente, quería que (el monumento de conmemoración) estuviera en el paseo marítimo. ¿Por qué ponerlo en otro lugar? Hubo una masacre a lo largo de dos kilómetros, así que pónganlo en el centro", sostuvo Bruno Razafitrimo, quien perdió a su esposa Mino en el atentado.

Cinco años después, todavía hay muchas dudas sobre cómo un hombre pudo llegar con un camión de tales dimensiones al paseo marítimo mientras Francia estaba en máxima alerta tras haber sufrido varios atentados mortales a manos de células del autodenominado Estado Islámico.

Una posible negligencia que solo agudiza la intranquilidad de los vecinos. El pasado mes de octubre, Niza vivió otro atentado en el que murieron tres personas acuchilladas, algo que despertó el miedo entre los afectados por el ataque de 2016. Muchos, como Thierry Vimal, madre de una de las víctimas, aseguran que cinco años después del atentando, todavía no pueden descansar.

Con AFP y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24