Los fallecidos por el temporal en Alemania ya son más de 170

La canciller alemana, Angela Merkel, visitó el pueblo de Schuld el 18 de julio de 2021, un pueblo en Alemania devastado por inundaciones mortales.
La canciller alemana, Angela Merkel, visitó el pueblo de Schuld el 18 de julio de 2021, un pueblo en Alemania devastado por inundaciones mortales. © Christof Stache / POOL vía AFP

Los muertos entre Alemania y Bélgica por las lluvias torrenciales, aumentaron por encima de los 190 y aún hay decenas de personas sin localizar. El ministro de Interior alemán visitó las zonas afectadas este lunes, después de que la canciller Angela Merkel lo hiciera el domingo y prometiera ayudas económicas a corto plazo para los más afectados por las lluvias extremas.

Anuncios

A medida que las aguas retroceden y los rescatistas cavan entre las ruinas, hallan más cuerpos de víctimas de las históricas inundaciones en Europa occidental. El temporal deja al menos 188 personas muertas, pero la cifra no para de aumentar cada día.

Solo en Alemania, la cifra de fallecidos se elevó se elevó por encima de los 170, mientras en Bélgica 31 personas han sido encontradas sin vida, según las autoridades.

La situación todavía es crítica en el oeste de Alemania. En el este y en el sur del país volvieron las lluvias y en consecuencia el riesgo de nuevas inundaciones.

Las unidades de emergencia trabajan para restablecer los servicios básicos, ya que muchas zonas siguen sin electricidad ni agua potable. Las unidades de protección civil, bomberos y ejército levantan diques y márgenes en los ríos desbordados. 

Las inundaciones, que comenzaron el miércoles, han afectado principalmente a los estados alemanes de Renania Palatinado, Renania del Norte-Westfalia y partes de Bélgica. Comunidades enteras han quedado aisladas, sin electricidad ni comunicaciones.

La preocupación se trasladó el domingo sur de Alemania, a la región de la Alta Baviera, donde las fuertes lluvias inundaron los sótanos e hicieron crecer ríos y arroyos el sábado por la noche. El distrito de Berchtesgadener Land en Baviera, que limita con Austria, se convirtió en la última región afectada por lluvias récord y las consiguientes inundaciones.

El ministro de Interior de Alemania Horts Seehofer visitó algunas de las zonas más afectadas. Frente a los periodistas, Seehofer, rechazó las críticas al gobierno federal sobre la falta de prevención y alegó que "Sería completamente inconcebible que una catástrofe de este tipo se gestionara de forma centralizada. Se necesita conocimiento local", según recoge Reuters. 

Un día antes, el domingo, la canciller Angela Merkel visitó la ciudad de Schuld, en Renania Palatinado, donde cientos de personas siguen desaparecidas. Sin embargo, las autoridades subrayaron que la interrupción de las redes de comunicación dificultaba una evaluación precisa y que el número real de desaparecidos podría ser menor.

Merkel inspeccionó los daños, se encontró con los sobrevivientes y se reunió con la jefa del gobierno regional, la socialdemócrata Malu Dreyer. 

"Estamos a su lado", le aseguró Merkel a los residentes de la pequeña ciudad de Adenau, también en el estado de Renania Palatinado y uno de los lugares que visitó la canciller.

La líder alemana ha calificado las inundaciones como una "tragedia" y prometió que el próximo miércoles, la Administración federal lanzará un programa de ayuda a corto plazo para los municipios afectados del país.

El Gobierno destinará alrededor de 354 millones de dólares en ayuda inmediata y miles de millones de euros para reparar casas, calles y puentes colapsados, según aseguró el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, al semanario 'Bild am Sonntag'.

"Hay un daño enorme y eso está claro: quienes perdieron sus negocios, sus casas, no pueden contener las pérdidas por sí solos", indicó.

También podría haber un pago de ayuda a corto plazo de 10.000 euros para las pequeñas empresas afectadas por el impacto de las inundaciones y la pandemia del Covid-19, afirmó el ministro de Economía, Peter Altmaier.

La visita de Merkel se produjo después de que el presidente de Alemania fuera a la zona el sábado y dejara en claro que será necesario apoyo a largo plazo.

El temporal también golpea a Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos y Austria

Aunque la lluvia ha cesado en las zonas más afectadas de Alemania, los aguaceros históricos también han azotado a Suiza, Luxemburgo, Países Bajos y Austria.

Al otro lado de la frontera alemana, en Bélgica, el número de muertos aumentó a 27 y muchas personas siguen aún sin ser localizadas.

Vista general de los escombros en un área afectada por las inundaciones, luego de fuertes lluvias, en Pepinster, Bélgica, el 17 de julio de 2021.
Vista general de los escombros en un área afectada por las inundaciones, luego de fuertes lluvias, en Pepinster, Bélgica, el 17 de julio de 2021. © Reuters/Yves Herman

En este país, que decretará un día nacional de luto el martes, los niveles de agua disminuyeron este 18 de julio y las operaciones de limpieza se encuentran en marcha. El Ejército fue trasladado para ayudar en la búsqueda de más víctimas en la ciudad oriental de Pepinster, donde una docena de edificios se derrumbaron.

Entretanto, los servicios de emergencia en Países Bajos permanecen en alerta debido a que los niveles de agua aún son altos en toda la provincia sureña de Limburgo, donde miles de personas han sido evacuadas.

Hasta ahora, las autoridades de esa nación solo han informado de daños a la propiedad por las inundaciones y no han reportado personas muertas o desaparecidas.

En la parte sur de Limburgo, los niveles de agua en el río Mosa se han reducido ligeramente, lo que hace posible la inspección de diques. Si el estado de las estructuras es aprobado por las autoridades, se podría permitir que los ciudadanos regresen a sus hogares, según precisó la junta regional de seguridad.

"Después de la inspección hablaremos con las ciudades afectadas que se consideran lo suficientemente seguras", indicó Hub Haenen de la junta de seguridad regional. Sin embargo, explicó que el retorno sería de forma gradual, posiblemente incluso calle por calle.

Para este domingo, muchas áreas de la provincia de Salzburgo y provincias vecinas permanecen en alerta, y se prevé que las lluvias continuarán a lo largo del día. Las autoridades de la provincia de Tirol occidental informaron que los niveles de agua en algunas áreas registran puntos máximos que no se habían visto en más de 30 años.

Además, una inundación repentina abarcó la ciudad austriaca de Hallein el sábado por la noche, pero no hubo informes de víctimas. Más al oeste, partes de la ciudad de Kufstein se inundaron. Las fuertes lluvias y tormentas causaron graves daños en varias zonas del país.

En Suiza, porciones del país permanecen en alerta de inundaciones, aunque ha disminuido la amenaza que representan algunas de las mayores fuentes de riesgo, como el lago Lucerna y el río Aare de Berna.

Estas históricas inundaciones han avivado el debate sobre las consecuencias del calentamiento global, algunos científicos señalan que su vínculo es inconfundible y que la urgencia de actuar contra el cambio climático es innegable.

Con EFE, AFP, AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24