Saltar al contenido principal

Nueve personas detenidas por la decapitación del profesor francés que mostró a Mahoma

Maestros depositan flores frente a la escuela secundaria Bois d'Aulne para presentar sus respetos por el asesinato de un colega en Conflans-Sainte-Honorine, en las afueras de París, Francia, el 17 de octubre de 2020.
Maestros depositan flores frente a la escuela secundaria Bois d'Aulne para presentar sus respetos por el asesinato de un colega en Conflans-Sainte-Honorine, en las afueras de París, Francia, el 17 de octubre de 2020. © Yoan Valat / EFE / EPA

Entre la noche del viernes al sábado, cinco nuevas personas engrosaron la lista de detenidos, en relación al ataque contra el maestro de historia, degollado al salir del instituto en el que trabajaba. Según datos de la pesquisa, el presunto agresor tenía 18 años y era de origen checheno. Además, las autoridades se han hecho eco de cómo su elección por representar al profeta en caricaturas durante un seminario causó revuelo en el centro. En los próximos días, el Elíseo llevará a cabo un "homenaje nacional" en su nombre y en nombre de la libertad de expresión en el país.

Anuncios

Por la decapitación de un profesor de historia de Conflans-Sainte-Honorine (cerca de París), que había enseñado a sus alumnos caricaturas del profeta Mahoma, ya son nueve las personas que han pasado a disposición policial, desde este viernes 16 de octubre en el que ocurrieron los hechos.

Según fuentes de la Fiscalía de París, cinco nuevas personas fueron detenidas en las últimas horas por presunta relación con el crimen. Se trata, por un lado, de dos padres de estudiantes −un hombre y su esposa− del colegio en el que trabajaba la víctima y que, al parecer, mostraron diferencias con el maestro por las caricaturas. Mientras que, por otro lado, tres personas conocidas del entorno del asaltante han sido interpeladas, engrosando la lista de sospechosos familiares que lo rodeaban.

Sobre este, las autoridades han confirmado que el presunto victimario, que murió a tiros por disparos de la Policía en la urbe vecina de Éragny, tenía 18 años de edad, carecía de antecedentes penales y era originario de la república rusa de Chechenia, pese haber nacido en Moscú. 

Su agresión ocurre tan solo tres semanas después del ataque frente a los antiguos locales del semanario satírico 'Charlie Hebdo', a cuyos dibujos apelaba en clase el maestro asesinado. Si bien, aún con este vínculo, y aún el grito de 'Allah Akbar', el agresor no había dado indicios de que estuviera radicalizado.

Es en esa línea, pese a todo, que el parquet nacional antiterrorista francés (PNAT) ha iniciado una investigación por "asesinato en relación con un hecho terrorista" y "asociación criminal terrorista" ya que, de acuerdo con el periodista de France 24 Karim Hakiki, el joven sí "era conocido por los servicios de inteligencia".

'Je suis prof', 'Je suis enseignant' 

En la noche de este viernes, el presidente Emmanuel Macron y políticos de todos los colores condenaron el acto, como un ataque contra los valores de Francia, su educación laica e igualitaria. "Fue asesinado porque enseñaba, porque explicaba a sus alumnos la libertad de expresión, la libertad de creer y la de no creer", expresó el mandatario del Elíseo, firme en que el terrorismo "no pasará".

Y es precisamente con ese sentimiento de libertad que ha amanecido el país este sábado, sobre todo los profesores del instituto de Bois d'Aulne donde enseñaba el maestro degollado, rindiéndole tributo con rosas y pancartas de 'Soy un profesor'.

En este punto va hacer hincapié el ministro de Educación Jean-Michel Blanquer, en una serie de reuniones con representantes de maestros y padres de estudiantes. Blanquer busca respaldar a la comunidad educativa, pero también insistir en que el compromiso del Gobierno es una enseñanza laica.

Al final esa es la cuestión de fondo de lo ocurrido. Cómo la libertad de expresión en un seminario sobre libertad y medios de comunicación pudo generar conciencia en unos; pudo provocar denuncias de padres con hijos de confesión musulmana, de hecho el senador Bruno Retailleau informó que el profesor fue objeto de amenazas durante varios días tras enseñar las caricaturas; y pudo, en última instancia, derivar en un ataque con un cuchillo de grandes dimensiones.

El propio Charlie Hebdo, "horrorizado" por la noticia, comunicó su postura en contra de ese "fanatismo religioso": "Este acto inmundo enluta a nuestra democracia, pero debe hacernos más combativos para defender a nuestra Libertad". Mientras que en nombre de Europa, la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen dio sus condolencias a la familia y a los franceses, "pensando en los profesores". "Sin ellos −afirmó−, no hay democracia".

Un tributo nacional por Samuel Paty

En los próximos días, todavía no hay fecha fija, el Elíseo organizará un "homenaje nacional" por el profesor Samuel Paty, quien este viernes fue decapitado a la salida del instituto, luego de que a inicios de octubre representara a Mahoma. El tributo se llevará a cabo en coordinación con la familia, según precisó el Palacio.

Paty tenía 47 años y era padre de un niño. En las últimas semanas, vio cómo en el centro de estudios se desataba la polémica entre los padres por las caricaturas, al punto de reprocharle la difusión de "imágenes pornográficas" del profeta. Debido a esta denuncia, el maestro apeló por difamación, en un caso que también seguirá una pesquisa, según la agencia AFP y el medio BFM-TV.

La representación de profetas religiosos como Mahoma es estrictamente prohibido por el islam sunita. Ridiculizarlo o insultarlo puede acarrear la pena de muerte en ciertos países musulmanes. Por ello, entre otras razones, Francia padece desde el año 2015 una serie de atentados de carácter yihadista, que han causado la muerte de 259 personas, incluyendo a Samuel Paty.

Con EFE, AFP y medios nacionales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.