Saltar al contenido principal

En el corazón de París, la policía desalojó con violencia un campamento de migrantes

La policía evacúa un campo de migrantes en la plaza de la República en París en donde se habían instalado cerca de 500 exiliados, en su mayoría afganos, con la ayuda de varias asociaciones.
La policía evacúa un campo de migrantes en la plaza de la República en París en donde se habían instalado cerca de 500 exiliados, en su mayoría afganos, con la ayuda de varias asociaciones. © Martin Bureau, AFP
7 min

Cerca de 500 migrantes, en su mayoría afganos, se instalaron en la noche del lunes 23 de noviembre en la simbólica plaza parisina de la República, en una forma pacífica de denunciar la falta de refugio para estos exiliados. Sin embargo, la policía no tardó en llegar y desalojó el campamento a la fuerza y con gases lacrimógenos, en un actuar que ha causado revuelo en el país y ya está siendo investigado.

Anuncios

"Dar visibilidad a aquellos que tratan de dispersar". Esta era la consigna que varias asociaciones, entre ellas Médecins du Monde (Médicos del Mundo), habían dado. Estos grupos ayudaron a que cerca de 500 exiliados afganos, sin techo, instalaran sus carpas en la plaza de la República, en pleno centro de la capital francesa.

Hace tan solo una semana, las autoridades procedieron a desmantelar un campamento de migrantes cerca del estadio de Francia en Seine-Saint-Denis, norte de París. Los miles de migrantes fueron llevados a varios refugios de la región, pero otros cientos de ellos aún no tienen dónde dormir y quedaron errantes.

Sobre las ocho de la noche, la plaza era una marejada de carpas azules. Apenas una hora y media más tarde llegó la policía. La tensión comenzó a aumentar, los representantes de las asociaciones pedían a todos aquellos que habían venido en apoyo de "no dispersarse, de quedarse con ellos (los migrantes)" para protegerlos.

Según los testigos, y lo que quedó registrado en video, no hubo ningún tipo de diálogo. Las fuerzas del orden comenzaron a quitar las carpas sin consideración alguna, incluso, arrastrando a algunos de los migrantes que aún estaban dentro de estas. Los altercados se multiplicaron, no solo entre la policía y los migrantes, sino también entre la policía y varios periodistas. Algunos de ellos fueron víctimas de violencia policial, llegando a ser amenazados y golpeados.

La plaza terminó siendo barrida con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras. La policía persiguió a los exiliados y a quienes habían venido a apoyarlos en las calles aledañas.

Imágenes que han generado consternación política

Lo sucedido en la plaza de la República ha generado revuelo en la clase política francesa. Sobre todo por las fuertes imágenes publicadas, no solo en los medios de comunicación sino también en las redes sociales.

Las asociaciones que prestan ayuda humanitaria, como Utopia56, denuncian que en pleno confinamiento y en espacio de una semana las autoridades han procedido al desalojo de cientos de exiliados a quienes no se les da un alternativa para no dormir en la calle.

Por su parte, Olivier Faure, primer secretario del Partido Socialista, declaró en una entrevista radial a France Inter haber quedado "anonadado" por las imágenes de lo ocurrido. "Somos un país que debe ser el país de los derechos humanos", afirmó.

Reacción similar por parte del secretario general de la CFDT, primer sindicato del país, quien tildó de "escandalosas” las imágenes vistas y, sobre todo, dijo que "la intervención de la policía fue desproporcionada".

Interior pide un reporte, la prefectura se mantiene en su postura

Gérald Darmanin, ministro del Interior francés, pidió que se le entregue un reporte de lo sucedido. "Algunas de las imágenes de la dispersión de este campamento ilícito de migrantes en la plaza de la República son impactantes", escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

Además, la Inspección General de la Policía abrirá una investigación interna para esclarecer los hechos, a petición de Darmanin. Las conclusiones deberán ser entregadas dentro de 48 horas y serán hechas públicas.

Por su parte, la Prefectura de la Policía de la capital, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, explicó que "la constitución de este tipo de campamentos, organizados por ciertas asociaciones, es inaceptable". Si bien, en el texto no menciona en ningún momento la violencia con la que actuó la policía.

Hechos que podrían incidir en el debate sobre Ley de Seguridad Global

Lo acontecido este lunes podría llegar a agitar el debate de este martes 24 de noviembre en la Asamblea Nacional, cuando se discuta y vote el proyecto de ley sobre Seguridad Global, presentado por el mismo ministro del Interior.

En esta ley, el Gobierno busca castigar la difusión malintencionada de imágenes de la policía, sobre todo durante manifestaciones. Tanto asociaciones como periodistas se han mostrado en contra de la misma, ya que la ven como un freno a la libertad de información.

Según el artículo 24 de este texto de ley, habría multas de 45.000 euros y hasta un año de cárcel por publicar "imágenes del rostro o cualquier otro elemento que permita identificar" a los miembros de las fuerzas del orden si estas pueden poner en riego "su integridad física o psíquica".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.