Condenada a 30 años de prisión la viuda de uno de los atacantes de París en 2015

Un dibujo de la audiencia muestra a Ali Riza Polat, sospechoso de haber sido la mano derecha de Amedy Coulibaly durante los ataques de enero de 2015, el 14 de diciembre de 2020.
Un dibujo de la audiencia muestra a Ali Riza Polat, sospechoso de haber sido la mano derecha de Amedy Coulibaly durante los ataques de enero de 2015, el 14 de diciembre de 2020. © Benoit Peyrucq, AFP

Luego de tres meses de audiencias, un tribunal especial declaró culpables a los 14 cómplices de los atentados terroristas ocurridos en la capital parisina en enero de 2015 y sobre ello emitió las primeras sentencias que van desde los cuatro años de prisión hasta la cadena perpetua. Hayat Boumeddiene, viuda de Amédy Coulibaly, y que se presume se encuentra en Siria, fue declarada culpable de asociación terrorista y condenada a 30 años de prisión. 

Anuncios

El histórico veredicto contra los 14 cómplices de los atentados en París en enero de 2015 llegó luego de tres meses de intensas audiencias, donde las víctimas tuvieron un papel protagónico.

El Tribunal Especial de lo Penal de París emitió las sentencias contra los acusados, todos señalados en diferente grado de ayudar logística, financiera o materialmente a los autores de los atentados contra el semanario Charlie Hebdo y el mercado judío Hyper Cacher, donde murieron en total 17 personas. 

La sentencia más severa, cadena perpetua, fue dictada contra Mohamed Belhoucine, presuntamente muerto en Siria y juzgado en rebeldía. El supuesto mentor del asesino de Hyper Cacher, Amédy Coulibaly, fue declarado culpable de "complicidad" en delitos terroristas.

Hayat Boumeddiene, excompañera de Amédy Coulibaly, no hallada desde su huida a Siria unos días antes de los ataques, fue condenada a 30 años de prisión.

Por otro lado, Ali Riza Polat (amigo de Amédy Coulibaly) fue declarado culpable de ofrecer ayuda logística determinante a Coulibaly. Su condena también fue de 30 años de prisión. 

Asimismo, Amar Ramdani recibió una condena de 20 años.

Las sentencias son en general inferiores a las exigidas por la Fiscalía Nacional Antiterrorista, que había pedido la cadena perpetua para dos acusados ​​y entre cinco y 30 años de prisión para los otros 12, considerando que su papel había sido central en los ataques yihadistas.

El Tribunal presidido por el juez Régis de Jorna emitió un total de 14 fallos; 11 de los acusados se encontraban presentes en la sala. Estas decisiones implican sentencias bajo cargos de pertenecer a una red criminal hasta complicidad en los atentados. 

Previo al desarrollo de la esperada sentencia, el Tribunal Especial de París descartó la calificación de terrorista para seis de los 11 acusados presentes. 

Los atentados de 2015, una herida abierta en la sociedad francesa

Entre el 7 y el 9 de enero de 2015, París vivió una de sus peores crisis. En ese período se registraron ataques a la redacción del semanario 'Charlie Hebdo' y el supermercado judío Hyper Cacher que dejó 17 personas muertas, además de los tres atacantes. 

El 7 de enero, los hermanos Said y Chérif Kouachi llevaron a cabo un ataque contra la redacción de la revista satírica, causando la muerte de 12 de sus miembros. Los atacantes murieron en el sitio minutos después de la masacre.

Días antes del ataque, el semanario había publicado una portada con una caricatura del profeta Mahoma. El atentado fue perpetrado bajo esa excusa debido a que para los musulmanes la representación gráfica del profeta es una blasfemia 

El abogado de la familia de Clarissa Jean-Philippe, una policía francesa asesinada el 8 de enero de 2015, Laurent Hatchi habla con la prensa en el juzgado de París el 16 de diciembre de 2020.
El abogado de la familia de Clarissa Jean-Philippe, una policía francesa asesinada el 8 de enero de 2015, Laurent Hatchi habla con la prensa en el juzgado de París el 16 de diciembre de 2020. © Martin Bureau / AFP

Un día después, el 8 de enero, Amedy Coulibaly disparó y mató a un efectivo policial e hirió gravemente a otra persona. Y el 9 de enero, tomó como rehenes a varios clientes (matando a cuatro de ellos) del supermercado judío Hyper Cacher, ubicado en Porte de Vincennes. El hombre fue finalmente abatido por las autoridades, que lo buscaban en medio de una alerta máxima. 

La sentencia contra los cómplices de estos atentados llega a pocos meses de que Francia fuera sacudida por la decapitación del maestro Samuel Paty (16 de octubre) por un militante islamista checheno enojado por la exhibición de caricaturas del profeta Mahoma en una clase sobre libertad de expresión. Paty mostró esas imágenes en su clase de educación cívica mientras enfatizaba que los estudiantes podían optar por no mirarlas si estaban ofendidos.

Luego, el 29 de octubre, un atacante mató con un cuchillo a tres personas que rezaban en una iglesia en Niza. Un tunecino que llegó a Francia el mes anterior fue acusado de asesinato.

Con France 24, AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24