Francia veta al grupo de extrema derecha ‘Génération identitaire’

Manifestación contra la disolución del grupo de extrema derecha 'Génération identitaire' en París, febrero de 2021.
Manifestación contra la disolución del grupo de extrema derecha 'Génération identitaire' en París, febrero de 2021. © Bertrand Guay/ AFP

El movimiento que se caracteriza por ser hostil contra los migrantes y reconocido por incitar a la discriminación, fue disuelto tras una reunión del Consejo de Ministros. Gérald Darmanin, ministro del Interior, lo señaló como un grupo que incita “a la discriminación, al odio y a la violencia”.

Anuncios

El movimiento de extrema derecha ‘Génération identitaire’ (Generación identitaria) acaba de ser disuelto en Francia. El anuncio lo realizó este miércoles 3 de marzo el ministro del Interior francés Gérald Darmanin, tras un Consejo de Ministros. 

“Esta asociación y algunos de sus militantes deben ser vistos como portadores de un discurso de odio que incita a la discriminación o a la violencia hacia algunos individuos en razón de su origen, de su raza y de su religión”, expresó Darmanin y añadió que la decisión también se había tomado “por su forma y su organización militar”.

‘Génération identitaire’ ha intentado en repetidas ocasiones evitar la entrada de migrantes al país. El grupo ha realizado redadas de alto perfil en contra de campamentos o grupos de viajeros en los Alpes y en los Pirineos, al sur y suroriente del país. En el decreto, el Ministerio resaltó que “puede considerarse que presenta el carácter de una milicia privada”. 

Tras la decisión, el ministro Darmanin compartió el decreto en redes sociales:

“La asociación ‘Génération identitaire’ fue disuelta esta mañana en Consejo de Ministros, de acuerdo con las instrucciones del presidente de la República. Como se detalla en el decreto que presenté, incita a la discriminación, al odio y a la violencia.” 

Un grupo que nació de las cenizas de un movimiento de extrema derecha

Específicamente, el decreto dice que ‘Génération identitaire’ tenía “vínculos con grupos de ultraderecha de los que recibe un apoyo logístico y que defiende una ideología que llama a la discriminación, a la violencia o al odio en nombre de teorías radicales o supremacistas”. El movimiento es conocido por sus publicaciones en redes sociales, en las que defiende la idea de una identidad étnica europea que se vería afectada por el mestizaje. Para sus partidarios, la cohabitación de culturas diversas es imposible.

Según los registros, el grupo nació de las cenizas de ‘Unité radicale’, un partido de extrema derecha que se disolvió luego de que uno de sus miembros, Maxime Brunerie, intentara asesinar en 2002 al expresidente Jacques Chirac. 

El camino para disolver al movimiento había iniciado a mediados de febrero. El ministro Darmanin envió a la asociación un texto con los argumentos para iniciar el proceso y algunas preguntas. ‘Génération identitaire’ tenía hasta el 24 de febrero para enviar su respuesta.

El Gobierno francés y su lucha contra los movimientos radicales

Según los registros del Gobierno, la asociación recibió donaciones de Brenton Tarrant, autor del atentado en las mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, en el que asesinó a 51 personas en marzo de 2019.

En una audiencia parlamentaria sobre los grupos de extrema derecha, Bruno Dalles, exdirector de Tracfin, una agencia de gobierno adscrita al Ministerio de Cuentas Públicas, señaló que Tarrant era “miembro benefactor” de ‘Génération identitaire’.

La intervención del Ministerio del Interior llega luego de la disolución en los últimos meses del grupo ultranacionalista turco ‘Loups gris’ (Lobos grises) y de tres asociaciones cercanas al movimiento islamista: CCIF, BarakaCity, y el colectivo Cheikh Yassine. Estas últimas acciones se llevaron a cabo tras el asesinato del profesor Samuel Paty en octubre de 2020.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24