Francia rindió homenaje a la funcionaria policial asesinada en Rambouillet

El primer ministro francés, Jean Castex, condecoró póstumamente con la Legión de Honor a Stéphanie Monfermé, una empleada de policía local asesinada en Rambouillet, un suburbio al suroeste de París.
El primer ministro francés, Jean Castex, condecoró póstumamente con la Legión de Honor a Stéphanie Monfermé, una empleada de policía local asesinada en Rambouillet, un suburbio al suroeste de París. © Ludovic Marin / AFP

Durante la ceremonia póstuma de Stéphanie Monfermé, el primer ministro Jean Castex rechazó el fanatismo religioso y se refirió al nuevo proyecto de ley que le permitiría a la policía ampliar el uso de algoritmos para identificar a través de Internet potenciales ataques yihadistas. Además, Castex le concedió a Monfermé la Legión de Honor, la más alta distinción en Francia.

Anuncios

Justo un día después del funeral privado de Stéphanie Monfermé, al que asistió el presidente Emmanuel Macron; Francia le rindió un homenaje público a la empleada de la policía apuñalada hace exactamente una semana en Rambouillet, a las afueras de París.

En el servicio, que fue televisado, participaron el primer ministro Jean Castex y cinco ministros del gabinete de Macron, incluidos Gérald Darmanin (de Interior) y Eric Dupond-Moretti (de Justicia). También estuvieron un centenar de personalidades y funcionarios electos, entre ellos la líder de la extrema derecha Marine Le Pen.

La líder de extrema derecha francesa Marine le Pen y Olivier Faure del Partido Socialista francés asisten a una reunión conmemorativa para rendir homenaje a la oficial de policía Stéphanie Monfermé, asesinada hace una semana, en Rambouillet, al suroeste de París, el viernes 30 de abril de 2021.
La líder de extrema derecha francesa Marine le Pen y Olivier Faure del Partido Socialista francés asisten a una reunión conmemorativa para rendir homenaje a la oficial de policía Stéphanie Monfermé, asesinada hace una semana, en Rambouillet, al suroeste de París, el viernes 30 de abril de 2021. © Ludovic Marin, Pool vía AP

Las despedidas se mezclaron con mensajes políticos en contra del radicalismo religioso. “Este fanatismo nos ha declarado la guerra, pero es una guerra cobarde”, dijo Castex al rechazar que Monfermé fuera atacada y más sin que ella portara armas por ser funcionaria administrativa.

El primer ministro recordó que el sospechoso, llamado Jamel Gorchene, invocó el nombre de Alá justo antes del ataque, lo que Castex catalogó como “un insulto sangriento” para quienes creen en Dios pues esto mezcla la trascendencia religiosa con un crimen. “Ningún seguidor de ninguna religión puede admitirlo”, puntualizó el primer ministro.

Además, durante el homenaje, Castex se refirió al proyecto de ley antiterrorista que presentó el Gobierno francés el pasado miércoles 28 de abril. “Podemos ver que los ataques de los que Francia es blanco provienen en gran parte de su rechazo categórico al comunitarismo, de su deseo de reafirmar constantemente la lucha contra todas las formas de separatismo, incluso cuando estamos en el proceso de endurecimiento de nuestro arsenal legislativo”.

Castex se refiere al nuevo proyecto de inteligencia y contraterrorismo 

Ese arsenal se refiere a las medidas que ha tomado el Gobierno de Macron como la propuesta de ley contra el terrorismo y la seguridad interior que el Parlamento aprobó en 2017 y al aumento de los poderes policiales durante la actual Administración.

También habla del nuevo proyecto que el Ejecutivo planeó antes del ataque en Rambouillet. El borrador de ley de inteligencia y contraterrorismo modernizaría los métodos de contrainteligencia fortaleciendo la vigilancia en las redes sociales y las páginas web. Aunque el Gobierno dice que esto permitirá detectar amenazas más difíciles de contener a tiempo, como los actos de los llamados ‘lobos solitarios’, aunque algunos expertos consideran que el uso de las herramientas tecnológicas pueden extenderse en contra de los ciudadanos y amenazar la democracia.

Tanto el ataque contra Stéphanie Monfermé como la presentación del proyecto de ley llegan en un momento en el que se comenzaron a caldear los ánimos políticos, pues el próximo año habrá elecciones presidenciales en Francia y los temas que se esperan dominen la agenda son el Islam militante, la inmigración y los delitos violentos.

En este contexto, el primer ministro le hizo un llamado a los franceses para que “se unan de inmediato y encuentren una determinación adicional para prevenir estas tragedias”.

Homenaje a Stéphanie Monfermé: entre despedidas amargas y la más alta distinción de Francia

Por su parte, algunos policías y colegas de Monfermé quedan con la sensación de que desde el Estado no toman todas las medidas para protegerlos a pesar de que el departamento de Yvelines, donde está el distrito de Rambouillet, es un lugar donde “regularmente ocurren ataques terroristas y hay violencia contra los policías”, según el sindicato de unidades SGP Police FO. De hecho, fue en ese mismo departamento, aunque en el distrito de Conflans-Saint-Honorine, en el que decapitaron al profesor Samuel Paty el 16 de octubre de 2020.

“Si nos hubieran tenido en cuenta desde el principio, no estaríamos aquí, homenajeando a una colega. Siento un poco de rabia y una gran tristeza porque realmente es algo que denunciamos y se ha dicho durante años y se necesitan dramas como estos para que seamos reconocidos”, aseguró Laetitia Ducros, delegada nacional del sindicato.

El primer ministro Jean Castex pronuncia un discurso durante la ceremonia de homenaje nacional a Stéphanie Monfermé, la mujer policía asesinada en Rambouillet, el 30 de abril de 2021.
El primer ministro Jean Castex pronuncia un discurso durante la ceremonia de homenaje nacional a Stéphanie Monfermé, la mujer policía asesinada en Rambouillet, el 30 de abril de 2021. © Ludovic Marin, AFP

La ceremonia terminó con la condecoración de Stéphanie Monfermé, a quien Castex le otorgó póstumamente la máxima distinción que existe en Francia: la Legión de Honor. Esta medalla premia los “méritos eminentes otorgados a la Nación” y está divida en diferentes categorías que van desde caballeros y oficiales hasta la Gran cruz. Castex condecoró a Monfermé con el más alto honor: el Chevalier de La Legion d'Honneur, o el Caballero de la Legión de Honor.

Finalmente, el homenaje terminó con un minuto de silencio en honor a Monfermé y luego el himno nacional de ‘La Marsellesa’.

Con AFP, AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24