Macron anunció el fin de la operación militar Barkhane en el Sahel

El presidente francés Emmanuel Macron durante una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo, París, Francia, el 10 de junio de 2021.
El presidente francés Emmanuel Macron durante una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo, París, Francia, el 10 de junio de 2021. © Pascal Rossignol / AFP

El presidente francés comunicó este jueves un inicio de reducción de la conocida operación militar Barkhane en la región africana del Sahel, que combate a los grupos extremistas y yihadistas en el territorio. Las tropas francesas llevan desde el 2013 comprometidas con esta lucha y, aunque el Gobierno habla de "evolución" y no de retirada, dejarán el camino a una "fuerza internacional" cuya composición aún está por definir.

Anuncios

La decisión de Francia de realizar un recorte progresivo de sus tropas en el Sahel se habría tomado durante una reunión del gabinete de Defensa del miércoles, según informó la agencia de noticias AFP, y se produce días después de que el coronel del Ejército maliense, Assimi Goïta, tomara el poder tras el derrocamiento vía golpe militar de un segundo presidente en nueve meses.

"Tras las consultas (...) iniciaremos una profunda transformación de nuestra presencia militar en el Sahel", explicó el mandatario francés Emmanuel Macron, durante una conferencia de prensa desde el Palacio del Elíseo, donde anunció "el fin de la operación Barkhane como operación exterior".

Por su parte, el diputado Thomas Gassilloud, de la Comisión de Defensa Nacional y Fuerzas Armadas, dijo en declaraciones a France 24 que "no se trata de una retirada, sino de una evolución" en la lucha contra los yihadistas por parte de las fuerzas especiales.

Francia tiene actualmente a unos 5.100 soldados desplegados en el Sahel, que se extiende por África bajo el desierto del Sáhara y abarca a Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania y Níger –conocidos como el G5–, para luchar contra los yihadistas afiliados a los grupos Estado Islámico y Al Qaeda. Desde hace años, amenazan a los debilitados ejércitos de los Estados de la región.

Los soldados de la fuerza francesa Barkhane, que concluyeron un período de servicio de cuatro meses en el Sahel, abandonan su base en Gao, Mali, el miércoles 9 de junio de 2021.
Los soldados de la fuerza francesa Barkhane, que concluyeron un período de servicio de cuatro meses en el Sahel, abandonan su base en Gao, Mali, el miércoles 9 de junio de 2021. © Jerome Delay / AP

La operación militar francesa ha sido el principal pilar de la lucha nacional contra el yihadismo en la región del Sahel, en el norte del continente africano. Sin embargo, las presiones internas del Gobierno de Macron y la complicada agitación política en Mali han provocado el aparente fin de las operaciones francesas en el territorio.

Macron ya había aplazado la decisión sobre la reducción de tropas, tras una cumbre virtual en febrero con los países del G5 y sus aliados, durante la cual Chad informó del despliegue militar de 1.200 efectivos para complementar a las 5.100 tropas francesas en la zona.

En ese momento, Macron, que había anunciado su intención de reducir el número de tropas francesas en la región, fue advertido por los líderes del peligro de la medida, en lo que coincidió que sería un "error".

No obstante, tras el segundo golpe de Estado en nueve meses en Mali el 24 de mayo, que el presidente galo calificó de "golpe dentro del golpe", Francia tomó la decisión de suspender temporalmente las operaciones conjuntas entre las tropas francesas y malienses el pasado 3 de junio.

"Obviamente, Francia no va a quedarse para siempre en el Sahel. Se sabía desde el principio y, obviamente, son los africanos los que tienen que garantizar la seguridad de los países africanos", declaró el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, a los periodistas en Costa de Marfil cuando se le preguntó sobre una posible reducción de las tropas.

No se han confirmado más detalles oficiales desde el Elíseo ni se sabe por el momento el número de tropas que se retirarán de la región africana o qué otros cambios están previstos por el Ejecutivo francés.

Mientras tanto, la noticia de Macron podría obligar a incluir la cuestión de la seguridad en el Sahel en la agenda de una reunión de los líderes del G7 en Reino Unido, que se celebrará del viernes al domingo, así como en la cumbre de la OTAN en Bruselas, del próximo 14 de junio.

La profunda crisis en la que está inmersa Mali desde 2012, una de las más graves desde su independencia de Francia en 1960 debido a la creciente fuerza de los grupos yihadistas en el lugar, ha despertado la alerta internacional. Principalmente de los países occidentales que han advertido del peligro de estos grupos de cara al tráfico de armas y de personas.

La precariedad de la defensa de los debilitados Estados del G5 en la región norte, frente a estos grupos extremistas, llevó al Gobierno francés en 2013 a enviar tropas a la región, mientras que esta decisión desencadenó otros debates interpretados en el Sahel como un retroceso colonial.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24