Franja de Gaza

La frontera entre Egipto y la Franja de Gaza fue abierta por la Autoridad Palestina

La puerta de Rafah abierta por primera vez desde 2007. Comunica el sur de la Franja de gaza con Egipto.
La puerta de Rafah abierta por primera vez desde 2007. Comunica el sur de la Franja de gaza con Egipto. Reuters Ibraheem Abu Mustafa

Después de 10 años los pasos fronterizos en la península del Sinaí vuelven a estar abiertos, permitiendo el tránsito de personas, mercancías y medicamentos al empobrecido ex clave palestino.

Anuncios

Tras un acuerdo de reconciliación mediado por el gobierno de Egipto, la Autoridad Palestina restableció formalmente el control administrativo de la Franja de Gaza que estuvo bajo la administración del grupo Hamás. Este acuerdo permitió que el presidente Mahmud Abbas decretara la apertura de los cruces fronterizos con Israel y Egipto, cerrados por casi una década.

Los ciudadanos palestinos en Gaza esperan que la apertura de la frontera, alivie los problemas económicos de la zona.  Aun así y argumentando problemas de seguridad, tanto Egipto como Israel siguen manteniendo estrictas restricciones y controles en los pasos que comunican con Gaza, lo que provoca demoras en el paso de los impacientes residentes.

El grupo Hamás, considerado por Occidente como un grupo terrorista, que gobernó Gaza desde 2007 y visto por muchos como el culpable del aislamiento de la franja, pactó con la Autoridad Palestina entregar al gobierno de Abbas los tres puntos de paso de las fronteras con el ánimo de alentar a los gobiernos de Israel y Egipto a aliviar sus restricciones sobre el movimiento de bienes y personas hacia y desde Gaza.

En su primer día de apertura del paso entre Gaza y Egipto, unos cinco autobuses con varios pasajeros consiguieron pasar los controles de las autoridades y entrar en territorio egipcio sin más problemas que el tiempo de espera en la inspección del automotor y los documentos de los ciudadanos.

 

30.000 habitantes de Gaza han solicitado permisos para ingresar a Egipto.

Las autoridades de Egipto aún no han señalado ningún cambio considerable en sus políticas fronterizas con Gaza y mantiene la norma que establece que el cruce fronterizo estará abierto tres días por semana. Así mismo, afirmaron que no habrá un límite de ingreso de personas durante los días que los pasos estén habilitados.

Por su parte, los palestinos, pese a no ocultar su alegría por la apertura de los pasos de frontera, esperan que pronto estos operen a tiempo completo como lo estaba haciendo hasta 2007 cuando fueron cerrados por las autoridades de Egipto. De acuerdo al Ministerio del Interior palestino cerca de 30.000 habitantes de Gaza han solicitado los permisos necesarios para entrar a Egipto en los últimos meses, pese al cierre, una cifra que se espera aumente considerablemente con la apertura.

Tanto las autoridades de Egipto, como Hamás y la Autoridad Palestina, sostendrán una reunión el próximo 21 de noviembre para discutir otros temas que hacen parte del proceso de reconciliación en la parte palestina, entre ellos la seguridad de los ciudadanos y unas posibles elecciones palestinas presidenciales y parlamentarias que permita la creación de un gobierno unificado entre Cisjordania y Gaza.

La seguridad en la Franja de Gaza sigue preocupando a Egipto, Israel y a la comunidad internacional en general. Pese a que la zona ahora es administrada por la Autoridad Palestina desde Ramala, el grupo Hamás sigue controlando ciertos aspectos del territorio como la seguridad.

Hamás cuenta con al menos unos 25.000 combatientes fuertemente armados y se niega a dejar las armas, tal y como se lo han pedido los gobiernos de Israel, Estados Unidos y otros países occidentales que buscan una transición para que la seguridad del territorio no esté en manos de un grupo considerado terrorista por la comunidad internacional.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24