Historia

El robo truncado a Tenochtitlán: la capital azteca que obsesionó a Hernán Cortés

© France 24

En una noche de hace 500 años, los españoles que lideraba Hernán Cortés intentaron saquear, a hurtadillas, el oro de la gran Tenochtitlán. La capital del Imperio azteca era una ciudad que por su magnificencia quitaba el aliento. Hubo quienes la compararon con Constantinopla y Venecia, y hubo otros como Cortés que se obsesionaron con ella. Pero aquella noche del intento de robo, los guerreros aztecas emboscaron a los españoles con una mortal lluvia de piedras y flechas. Fue una derrota apabullante en la que Cortés terminó llorando bajo un árbol. Los españoles bautizaron la jornada como "La noche triste".