Arte+France 24

La paradoja de Wuhan: de epicentro de la pandemia a ejemplo propagandístico

La experiencia de Wuhan en su lucha contra el Covid-19 ha sido la plataforma ideal de China para convertirla en propaganda. Y mientras gran parte de Europa se cierra, China reporta que tiene bajo control la situación.
La experiencia de Wuhan en su lucha contra el Covid-19 ha sido la plataforma ideal de China para convertirla en propaganda. Y mientras gran parte de Europa se cierra, China reporta que tiene bajo control la situación. © ARTE

Del tamaño de Nueva York, este puerto industrial en el río Yangtsé​ es sinónimo de la pandemia de Covid-19 en el mundo entero. Pero en mayo de 2020, China anunció su victoria en la batalla contra el virus y comenzó a usar Wuhan como parte de su propaganda.

Anuncios

Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, pasó de ser nombrada por los medios de todo el mundo como el gran foco de contagio de Covid-19 a inicios de 2020 a un ejemplo de adaptación ante la 'nueva normalidad'. 

De unos 11 millones de habitantes, Wuhan dejó atrás las postales desérticas y fantasmagóricas después de haber controlado un brote fuera de control. Ahora, el tráfico pesado, las aglomeraciones y hasta las fiestas dan un aire nuevo y lejano a esta ciudad, cuando en el resto del mundo se reimplantan medidas restrictivas para frenar una segunda ola del coronavirus.

China, que declaró la victoria sobre el virus en mayo, ha usado esta experiencia como modelo propagandístico para decirle al mundo que a pesar de haber sido epicentro de la pandemia, ahora son ejemplo de esperanza. ¿Les ha dado resultado?

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24