Lo difícil de ser mujer y dar a luz en medio del conflicto de Afganistán

Un ataque en la clínica de maternidad de Médicos sin Fronteras en Kabul, Afganistán, el 12 de mayo de 2020 dejó a más de 25 personas muertas, incluyen mujeres y recién nacidos.
Un ataque en la clínica de maternidad de Médicos sin Fronteras en Kabul, Afganistán, el 12 de mayo de 2020 dejó a más de 25 personas muertas, incluyen mujeres y recién nacidos. © ARTE

Muchas de las clínicas de maternidad han sufrido ataques armados y varias ambulancias han quedado en medio de tiroteos entre los talibanes y el Gobierno afgano. En uno de los atentados, decenas de personas murieron entre bebés recién nacidos y mujeres que habían dado a luz. 

Anuncios

El 12 mayo de 2020, unos hombres armados y disfrazados de policías atacaron la clínica de maternidad de Médicos sin Fronteras en Kabul, la capital afgana. Un total de 25 personas murieron, entre ellas 13 madres que recién habían dado a luz.

Algunos de los bebés también fallecieron en el ataque y otros quedaron heridos sin conocer a sus mamás. “La pierna (baleada) de mi hija se cura, pero nuestros corazones sangrarán siempre por su madre”, dice Rafiullah, un padre que ahora se enfrentará solo a la crianza de sus tres hijos. 

La presencia del autodenominado grupo Estado Islámico y los enfrentamientos entre los talibanes y el gobierno afgano son unas de las amenazas para las clínicas de maternidad, pero no los únicos desafíos. Aunque el acceso a la salud es cada vez mejor para las mujeres del campo, en los partos todavía deben enfrentar problemas de salubridad y tienen que intentar dar a luz sin anestesia y sin llorar, pues en su cultura esto es visto como una vergüenza.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24