ARTE+FRANCE 24

La presión arrincona a Canarias por el intenso flujo migratorio

En 2020, cerca de 20 000 personas llegaron a Canarias ilegalmente desde la costa occidental de África.
En 2020, cerca de 20 000 personas llegaron a Canarias ilegalmente desde la costa occidental de África. © ARTE

En 2020, cerca de 20.000 personas llegaron a Canarias ilegalmente desde la costa occidental de África: diez veces más que en 2019. Los que se hacen a la mar salen de pequeños puertos del Sahara Occidental, de Mauritania, de Senegal o de Gambia. La apuesta es la vida misma y un futuro lleno de incertidumbre.

Anuncios

Los migrantes, en su mayoría africanos, describen el viaje hacia las islas Canarias como "complicado". Más de 10 días de viaje en las condiciones más extremas y en pateras improvisadas desafiando el mar. Lo arriesgaron todo para llegar a Europa después de unas rutas donde la más corta tiene 100 kilómetros de peligros.  

Según ACNUR, a finales del año pasado murieron unos 600 migrantes que intentaban rutas hacia Canarias. Otras organizaciones dicen que fueron más de 3.000.

Una vez en Canarias, las ONG y los mismos migrantes denuncian fallos por parte de las autoridades españolas, que muchas veces demoran los desembarcos en condiciones infrahumanas donde el hacinamiento no es lo peor que pasa allí. Aún recuerdan cuando uno de los muelles fue el hogar de espera improvisado para 2.000 personas. Fue apodado como “el muelle de la vergüenza”. 

La reacción de los locales no es la mejor: varias veces se han manifestado en contra de que hospeden en hoteles a estos refugiados, argumentando que su presencia hace que la isla no reciba turistas. Pero no todos los locales piensan así… algunos son conscientes de que estos migrantes son víctimas y necesitan ayuda. 

La llegada de menores se ha incrementado sonoramente. En Gran Canaria pasaron de acoger de 500 a 2.380, más de un 300 %. Estos migrantes, sobre todo los más jóvenes, quieren estudiar, trabajar y conseguir en otras tierras lo que las suya les privó por la pobreza y la violencia.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24