arte+france24

¿Comer o hablar? Diez años de la Revolución tunecina

ARTE
ARTE © ARTE

Han pasado diez años desde que el catalizador de la Primavera Árabe ocurrió. La revolución del jazmín ha traído consecuencias en la vida cotidiana de los tunecinos, la clase media ha sido golpeada por la rotunda devaluación del dinar y las generaciones en edad productiva padecen la precariedad del desempleo. Entre tanto, la libertad de expresión aflora como un bien de la democracia, poniendo sobre la mesa la cuestión: ¿Va Túnez por buen camino una década después?

Anuncios

A 200 kilómetros de la capital, se encuentra la región rural de Jendouba, uno de los epicentros de la revolución y solo un botón de la muestra socioeconómica del país. Allí aparecen los rostros de quienes diez años antes lanzaron piedras contra la dictadura de Ben Ali, rostros que encarnan la desesperanza. El endeudamiento de Túnez, la huida de los turistas tras la sublevación y los efectos de la pandemia configuran un escenario cada vez más empobrecido.

Como consecuencias, un sistema de salud atravesado por la miseria, centros hospitalarios roídos por el tiempo y la humedad, negligencia con el personal médico y falta de acceso a servicios sanitarios para los ciudadanos. Solo un 5 % del presupuesto nacional es destinado a la salud, tres veces menos de lo recomendado por la ONU.

No obstante, en Túnez la resistencia se toma las calles en otro acto revolucionario: se elaboran rejillas para tapar los desagües. Este gesto, que debería estar a cargo de la administración municipal o la compañía de agua, es abanderado por ciudadanos que se movilizan por el bienestar de los otros: durante las últimas semanas, una joven y una niña murieron al caer por un desagüe destapado. Los efectos que deja el aparente olvido del Estado, son mortales.

Entre tanto, existe una comunidad que defiende la dignidad humana como la principal conquista de la revolución. La libertad de expresión enmarcada en el uso de las redes sociales, los medios tradicionales de comunicación, e incluso el uso del chiste y la sátira política, son victorias de la revolución del jazmín.  Tras una década del levantamiento, es aún pronto para afirmar si se va por buen camino, pero una cosa sí es cierta: se está caminando…

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24