ARTE+FRANCE 24

La mafia de la arena en Marruecos: un negocio nocivo para el medioambiente

El boom de la construcción en Marruecos ha provocado el nacimiento de un mercado clandestino de arena proveniente de las playas, con un alarmante impacto medioambiental.
El boom de la construcción en Marruecos ha provocado el nacimiento de un mercado clandestino de arena proveniente de las playas, con un alarmante impacto medioambiental. © France 24

En los últimos diez años, el auge de la construcción en Marruecos ha hecho que algunas personas olviden la importancia de proteger la naturaleza y el medio ambiente. La arena, material esencial para la fabricación de hormigón, ahora es objeto de grandes extracciones ilegales a tal medida que hasta playas enteras han desaparecido. Miles de personas en el país se ganan la vida de esa manera, armados con palas y acompañados de burros cargados con cestas, sacan todos los días arena de las playas por seis euros al día.

Anuncios

Con el aumento de las construcciones en Marruecos, la arena se ha convertido en una materia prima muy valiosa que poco a poco comienza a desaparecer de las playas en todo el país. Al ser un elemento básico para la elaboración del hormigón, la explotación ilegal y no regulada de arena es un problema que afecta negativamente al medio ambiente y a la conservación de los recursos naturales.

El tráfico ilegal de arena es protegido por las altas esferas. Para la geóloga Aïcha Benmohammadi, la arena es un capital que supone mucho dinero en todos los países. “Yo creo que la arena es un capital, hay un comercio sumergido que supone un 55 % del total de la arena que circula en Marruecos”, asegura la experta, quien además está especializada en arena.

Pero esta mafia de la arena no solo afecta al medio ambiente, también acarrea riesgos enormes en los edificios que usan esta arena para realizar sus construcciones. El hormigón que se fabrica con la arena de las playas debería cumplir con todas las condiciones de seguridad, pero debido a las altas cantidades de sodio que posee, su durabilidad se ve afectada, provocando oxidación de los armazones de la estructura, grietas o incluso derrumbes. Según la Federación Nacional de Construcciones, cada año se presentan unos 60.000 accidentes en las obras de Marruecos, la mayoría por derrumbes en las estructuras de hormigón.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24