Arte+FRANCE 24

Talish: un escudo humano entre Armenia y Azerbaiyán

Filmado entre enero y noviembre de 2020, este reportaje sigue las vidas de dos niños de 10 años que viven en Talish, un pueblo que trataba de volver a la vida, a la sombra de un conflicto olvidado.
Filmado entre enero y noviembre de 2020, este reportaje sigue las vidas de dos niños de 10 años que viven en Talish, un pueblo que trataba de volver a la vida, a la sombra de un conflicto olvidado. © ARTE

El enfrentamiento de armenios y azeríes fue casi olvidado por el mundo. En Talish, un pueblo fronterizo en Nagorno Karabaj, dos niños juegan mientras a pocos metros se gesta el recrudecimiento de los combates. Esta aldea, que siempre ha estado en primera línea, registró la mayor cantidad de muertos cuando estalló el conflicto en 2016. Historia de dos niños en la guerra.

Anuncios

Enero de 2020 y en Talish reina el silencio de la guerra que, sin la estridencia de los bombardeos, se podía disfrazar de paz.

Samuel y Avo juegan entre las ruinas de un edificio semidestruido, lo que queda de su escuela. En el salón de clase, en medio de un montón de papeles, arrojan piedras por los huecos donde alguna vez hubo ventanas. A sus 10 años, reconocen el conflicto como un elemento más de la vida:

- Samuel: “Cuando disparaban en la guerra, ¿tenías miedo?”

- Avo: “No, me reía”

El papá de Avo, alcalde del pueblo, persuade a los vecinos para que regresen y reconstruyan su hogar en el lugar donde están enterrados sus ancestros. Por su parte, el Gobierno ofrece a las familias casas nuevas y beneficios impositivos. Aunque son conscientes de que el conflicto no ha terminado, no hay otro lugar al que quieran ir: “El pueblo debe estar habitado, el enemigo debe saber que los habitantes se fueron de su pueblo durante un tiempo, pero no lo han abandonado (…) Azerbaiyán tiene que entender que no nos pueden quitar esta tierra”.

El 28 de septiembre de 2020 Azerbaiyán ataca con el apoyo de la Turquía de Recep Tayyip Erdogan. La guerra estalla de nuevo con bombas de fósforo y drones kamikazes, prohibidos por el Derecho Internacional. Mujeres y niños huyen a donde pueden mientras los hombres van al frente. Entre ellos está el papá de Samuel.

Los dos amigos, Avo y Samuel, se separan en el exilio. Sus familias viven una vez más la incertidumbre de haber dejado su tierra por la fuerza: los animales, las pertenencias y esa paz a medias de meses atrás.

La bandera de Azerbaiyán entra a Talish. Lo destruyen todo. Los soldados armenios resistieron lo que pudieron, pero el 9 de noviembre de 2020 el primer ministro firma un acuerdo de alto al fuego y las armas callan. Samuel apunta: “Quiero volver a Talish, allí nací y allí debo morir también”, pero esa esperanza se desvanece cada día más para él y decenas de miles de refugiados.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24