Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

Computadores, celulares, tablets... una vez desechados se convierten en basura electrónica

Computadores, celulares, tablets... una vez desechados se convierten en basura electrónica
Computadores, celulares, tablets... una vez desechados se convierten en basura electrónica France 24

Nuestras vidas están totalmente impregnadas del uso de aparatos eléctricos o electrónicos. Cada vez cambiamos más a menudo de dispositivos porque se desactualizan rápido. Todos estos aparatos, si no son desechados de manera adecuada, se convierten en basura electrónica, el tipo de desecho que más rápido crece. En France 24 hablamos con un experto en economía circular sobre la problemática que supone botar toneladas de estos objetos que además contienen valiosos materiales como oro, hierro, cobre o paladio.

Anuncios

¿Se imagina su vida sin aparatos eléctricos o electrónicos? Difícil, ¿verdad? Neveras, televisores, teléfonos celulares, tablets, computadoras, etc.... Estos objetos se han convertido en una extensión de nuestros cuerpos. Sin embargo, y seguramente se hayan dado cuenta, cada vez duran menos tiempo o se desactualizan más rápido, haciéndonos sentir que tenemos que conseguir el modelo más reciente. De hecho, en promedio, las personas reemplazan su teléfono móvil cada 20 meses. Cada uno de estos aparatos desechados de manera no adecuada se convierte en basura electrónica.

Anualmente producimos unos 50 millones de toneladas de este tipo de residuo, lo que equivale a más de 6,5 kilos por persona. Una cifra que, según la ONU, en el continente americano sube a 11,6 kg por habitante. La basura electrónica es el tipo de desecho que más rápido está creciendo y es un reflejo de nuestra cultura de usar y botar. Solo en Latinoamérica, en 2009 se producían 3 millones de toneladas de basura electrónica y en 2018 fueron ya 5 millones de toneladas. Además, a nivel global solo se recicla el 20%.


Estos residuos tienen un grave impacto en el medio ambiente y en la salud de millones de personas que se dedican a rescatar los materiales valiosos que existen dentro de estos aparatos como el cobre, el aluminio, el oro, el paladio o el hierro. De hecho, hay 100 veces más oro en una tonelada de basura electrónica que en una tonelada de mineral de oro.

Felipe Murillo Arias, especialista en economía circular, cofundador de Rebobina y representante de imagen de Revertia, ambas empresas que se dedican a la gestión de residuos eléctricos y electrónicos, vino al estudio de France 24 para explicar esta problemática y sus impactos en el medio ambiente, en la salud y en la calidad de vida de miles de personas que se dedican a extraer materiales valiosos de lo que mal llamamos "basura".

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.