Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

'Agarrando la vida por las...' Ganadora de los premios a la fotografía cómica de naturaleza 2019

León africano, Savuti (Parque Nacional Chobe), Botswana
León africano, Savuti (Parque Nacional Chobe), Botswana © Sarah Skinner / Comedy Wildlife Photography Awards 2019

Los Comedy Wildlife Photography Awards premian la fotografía más cómica de vida salvaje para promover la conservación de la fauna y de sus hábitats. Esta semana hablamos también del 'Interceptor', un sistema que pretende atacar el problema de la contaminación plástica de los océanos desde su origen: los ríos. Para reducir los plásticos derivados del petróleo una joven británica inventó un material hecho con residuos de pescado y algas marinas. Y el Banco de Inversiones Europeo anunció que no financiará proyectos basados en combustibles fósiles a partir de finales de 2021.

Anuncios

Cada año desde 2015 se entregan los premios a la fotografía cómica de vida salvaje. Esta competición trata de promover la conservación de la fauna y sus hábitats dándonos a conocer sus momentos más entrañables y divertidos. Aquí las fotos ganadoras y las que se llevaron mención especial en la edición de 2019.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Lanzan un sistema que intercepta el plástico en los ríos antes de que llegue a los océanos

Según la ONU, alrededor de 9 millones de toneladas de este material llegan a los océanos todos los años, y aunque existen proyectos que se dedican a recolectar el plástico una vez está flotando en el mar, estos no atacan la fuente del problema: los ríos. Según cifras de la organización 'The Ocean Cleanup', 1.000 de los 100.000 ríos del mundo, es decir el 1%, son responsables del 80% de los desechos que llegan a los océanos.

Para solucionar esto, la misma organización que desplegó su sistema de recolección en el Pacífico el año pasado, anunció la creación y despliegue del Interceptor que, como bien su nombre indica, intercepta el plástico en los ríos, antes de que llegue al mar. El sistema se alimenta en su totalidad con energía solar, no emite ruido y utiliza la corriente natural del río, ayudada por unas barreras flotantes que no interfieren con el paso de animales o de barcos, para dirigir la basura hacia la barcaza que la almacena. El sistema, que está conectado a internet, envía información sobre los residuos y avisa cuando los contenedores están casi llenos para que un equipo llegue a vaciarlos y posteriormente reciclarlos o manejarlos adecuadamente. El 'Interceptor' podría extraer entre 50.000 y 100.000 de plástico al día.

Indonesia, Malasia y Vietnam ya tienen sistemas en funcionamiento y se espera que el cuarto sea instalado en República Dominicana. Su objetivo es alcanzar a cubrir los 1.000 ríos más contaminantes del mundo antes del año 2025.

Material hecho de restos de la industria pesquera podría sustituir al plástico

Precisamente para ayudar a reducir la contaminación plástica en el mundo, una joven británica está desarrollando lo que ella espera sea una alternativa viable al material derivado del petróleo. Marinatex, así se llama su producto, es un material biodegradable -e incluso comestible- creado a partir de ingredientes orgánicos como restos de pescado y marisco, provenientes de la industria pesquera, y elementos que actúan de pegamento natural como lo son las algas marinas. Su proyecto nació a raíz de una investigación para intentar reducir los desechos que crea la pesca, que son más de 50 millones de toneladas anuales a nivel mundial. La británica recibió un premio de diseño que utilizará para desarrollar un método de producción a gran escala y para conseguir los certificados sanitarios necesarios.

Banco de Inversiones Europeo dejará de invertir en combustibles fósiles en 2021

Buenas noticias para la transición hacia una economía más limpia y menos basada en los combustibles fósiles en Europa. El Banco de Inversiones Europeo anunció que dejará de financiar proyectos que emitan más de 250 gramos de CO2 por cada kilovatio hora de energía a finales del año 2021. Significa que casi ningún proyecto de carbón, petróleo o gas natural podrá recibir dinero del ente europeo.

Según la nueva política, los proyectos de gas que quieran recibir financiamiento deberán estar basados en las llamadas "nuevas tecnologías" como la captura y almacenaje de emisiones de carbono. Aunque la decisión a largo plazo es positiva, fue criticada su entrada en vigor que ha sido postergada, ya que en un principio tendría que haber comenzado en 2020.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.