Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

H&M es la marca de ropa con el mayor nivel de transparencia laboral, social y ambiental

Captura pantalla crónica 28abril
Captura pantalla crónica 28abril © France 24

Por quinto año consecutivo, el movimiento activista de la industria textil Fashion Revolution publicó su Índice de Transparencia de la Moda en el que analizan las políticas e impactos laborales, sociales y ambientales de las grandes marcas de la moda mundial. El grupo H&M obtuvo un puntaje promedio del 73%, la única firma que superó la barrera de los 70 puntos porcentuales.

Anuncios

Desde 2014 se celebra cada año en el mes de abril la Semana de la Revolución de la Moda, que se implementó a raíz del desplome del edificio Rana Plaza en Bangladesh el 24 de abril de 2013, en el que murieron 1.134 personas empleadas de la industria textil que trabajaban en condiciones laborales extremadamente precarias.

Fashion Revolution, la organización que se encarga de planear esta conmemoración, se ha convertido en el movimiento activista de la moda más grande del mundo. Pretende crear una industria que valore la vida de las personas y el medio ambiente por encima del crecimiento y las ganancias y para ello, anualmente, publican el Índice de Transparencia de la Moda (documento en inglés), en el que estudian a varias decenas de las mayores marcas de la industria textil mundial y analizan cinco aspectos que van desde sus políticas y compromisos, su gobernanza, la trazabilidad de materiales o el impacto que tienen sobre el planeta.

Este año tuvieron en cuenta 220 indicadores la información de 250 grandes marcas y, por primera vez desde que se publica este índice, una sobrepasó el umbral del 70% de promedio. Se trata de H&M que obtuvo un 73%.

Índice de Transparencia de la Moda 2020
Índice de Transparencia de la Moda 2020 © France 24

Sin embargo, el puntaje promedio de las marcas estudiadas es solo del 23% así que, según Fashion Revolution, la mayoría de las compañías tiene un largo camino por recorrer para llegar a la transparencia acerca de sus proveedores, sus cadenas de suministro y sus prácticas de negocio. En entrevista con France 24, Carry Somers, cofundadora y Directora de Operaciones Globales de Fashion Revolution, aseguró que es esencial que las marcas publiquen la mayor cantidad posible de información para que entidades como la suya puedan luego monitorear las acciones de estas firmas y puedan exigir que sean consecuentes con sus compromisos.

La organización pretende que esta transparencia derive en cambios en la industria que mejoren la calidad de vida de los trabajadores y las condiciones e impactos en animales y ecosistemas que se ven afectados en el proceso de fabricación, transporte y venta de la ropa que consumimos.

La industria textil es una de las más contaminantes y se estima que produce el 10% de todas las emisiones de carbono del planeta, más que la aviación y el transporte marítimo combinados. Además es, según la ONU, el segundo consumidor de agua en el mundo.

Fashion Revolution analiza las políticas e impactos laborales, sociales y ambientales de las grandes marcas de la moda mundial
Fashion Revolution analiza las políticas e impactos laborales, sociales y ambientales de las grandes marcas de la moda mundial © Fashion Revolution

Pueden conocer más acerca de lo que hace Fashion Revolution en América Latina en su página web.

Los rescates a la aviación deberían ir ligados a la sostenibilidad ambiental

La industria de la aviación se ha visto gravemente impactada por el brote de coronavirus. Vuelos cancelados y aviones en tierra han puesto a prueba las finanzas de las aerolíneas.

Ahora, para evitar la bancarrota, muchas de estas compañías están pidiendo rescates financieros a los Gobiernos. Varios países ya están aprobando planes de ayuda que están siendo financiados con fondos públicos y muchas organizaciones están exigiendo que si los países deciden entregarle dinero a las aerolíneas, este venga con ciertas compromisos ambientales y de sostenibilidad.

Austria es uno de los países que ya anunció que así sería. Francia, por su parte, acordó el 24 de abril ayudar con 7.600 millones de dólares al grupo Air France - KLM. El ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire, aseguró en su cuenta de Twitter que "Los préstamos a Air France no son un cheque en blanco, hemos impuesto unas condiciones: el grupo tendrá que volver a ser competitivo y sobre todo convertirse en la compañía aérea del planeta más respetuosa con el medio ambiente."

La organización activista Stay Grounded, que aboga por reducir el flujo aéreo para así frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, tiene otras sugerencias para los países que decidan rescatar a las aerolíneas. Así se lo hicieron saber el 6 de abril en una carta enviada a Gobiernos de varias naciones europeas.

Piden que las ayudas financieras sean para los trabajadores afectados y no para los accionistas o ejecutivos de las aerolíneas. Incluyen tanto a los que trabajan directamente para las aerolíneas, pero también a todo el personal en aeropuertos y empresas de comida que han visto su actividad desaparecer casi de la noche a la mañana. Un segundo punto clave es la petición de compromisos para que la aviación rebaje su huella de carbono reduciendo el número o frecuencia de vuelos, o que los países promuevan otro tipo de transporte para distancias cortas más bajo en emisiones, como por ejemplo el tren. Por último, exigen que las compañías aéreas empiecen a pagar impuestos sobre el queroseno, algo que hasta ahora no estaban obligadas a hacer y que los pasajeros muy frecuentes carguen con una parte de impuestos también.

Algunos defensores de volar menos argumentan que, ahora que la pandemia ha obligado a echar mano del teletrabajo y de reuniones virtuales, una vez el pico de contagios haya pasado y se retome cierta normalidad, esta nueva manera de funcionar se pueda mantener y reducir así considerablemente la cantidad de viajes laborales innecesarios.

Según un estudio publicado el 22 de abril, cinco de las compañías europeas que están pidiendo rescates, tuvieron ganancias netas de más de 1.000 millones de euros en los últimos cinco años, lo que hace cuestionarse si realmente un rescate con fondos públicos estaría justificado.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.