Medio Ambiente

Los riesgos de desplazamiento por desastres naturales se han duplicado desde 1970

© France 24

Los desastres provocados por el clima constituyen la principal causa de desplazamiento interno: casi 25 millones de personas tuvieron que dejar sus hogares por inundaciones, tormentas, incendios o sequías en 2019. Esta cifra es tres veces más alta que la de quienes huyeron de sus casas por violencia o conflicto armado. A pesar de que el riesgo de desplazamiento por desastres naturales es cada vez más común debido al calentamiento global el término "refugiado climático" aún no existe en el derecho internacional.

Anuncios

En 2019 hubo un total de 33,4 millones de nuevos desplazamientos internos (personas que han tenido que salir de sus hogares, pero siguen en el mismo país) debidos a conflictos o desastres. Es la cifra más alta desde el año 2012. La violencia causó 8,5 millones de nuevos desplazamientos el año pasado mientras que casi 25 millones fueron por desastres naturales como inundaciones, tormentas, incendios o sequías, un aumento del 48 % con respecto al 2018. De los 24,9 millones de desplazados por desastres, menos de un millón de personas se vieron obligadas a desplazarse por fenómenos como terremotos o volcanes.

Casi 25 millones de personas se vieron desplazadas por desastres naturales en 2019
Casi 25 millones de personas se vieron desplazadas por desastres naturales en 2019 © France 24

Los desastres provocados por el clima son la principal causa de desplazamiento interno. Sin embargo, a las personas desplazadas por cuestiones de cambio climático o desastres naturales no se las considera refugiadas. El término refugiado climático no existe en el derecho internacional ni tampoco es reconocido por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados. Solo se considera refugiado a alguien "que ha cruzado una frontera internacional debido al temor fundado de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social particular u opinión política". No obstante, la línea comienza a ser cada vez más difusa ya que más a menudo las condiciones climáticas son causantes o agravantes de conflictos violentos dentro de los países.

Por regiones, los países en Asia oriental y en el Pacífico seguidos de los del sur de Asia son los que más desplazamientos sufrieron por desastres climáticos. Casi 20 millones de personas tuvieron que salir de sus hogares. Estas cifras incluyen los más de cinco millones de personas que fueron evacuadas de manera preventiva en India y Bangladesh por la llegada de los ciclones Fani y Bulbul.

Los cinco países con más desplazados por desastres naturales en 2019. Fuente: Internal Displacement Monitoring Centre
Los cinco países con más desplazados por desastres naturales en 2019. Fuente: Internal Displacement Monitoring Centre © France 24

En el continente americano un millón y medio de personas se vieron afectadas por desastres naturales y unas seiscientas mil por la violencia. La mayoría de los desplazados por fenómenos climáticos, casi un millón, fue en estados unidos, que es el quinto país mundial con más desplazados climáticos. Estos desplazamientos se dieron a raíz del huracán Dorian o de los incendios en California.

Según ACNUR, los riesgos de desplazamiento por desastres naturales se han duplicado desde 1970 y esta situación cada vez irá a peor. El 2019 cerró la década más calurosa jamás registrada y la organización meteorológica mundial advirtió a comienzos de este año que el 2020 podría ver más eventos de clima extremo que en años pasados, debido a una cada vez mayor concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera que contribuyen al calentamiento global.

Cada minuto desaparecen 40 campos de fútbol de selva tropical

Desde 2017, el 22 de junio se celebra el Día Mundial de los Bosques Húmedos. Una fecha que, aunque no está reconocida por la ONU, no deja de ser crucial para el futuro del planeta. Más de la mitad de las selvas tropicales está en América Latina y Brasil alberga un tercio global de estos ecosistemas. El sudeste asiático y las islas del Pacífico contienen el 25% y en África occidental está el 18% restante.

América Latina alberga más de la mitad de las selvas tropicales del mundo, el sudeste asiático y las islas del Pacífico contienen el 25% y en África occidental está el 18% restante.
América Latina alberga más de la mitad de las selvas tropicales del mundo, el sudeste asiático y las islas del Pacífico contienen el 25% y en África occidental está el 18% restante. © Wikimedia Commons

Estos ecosistemas absorben y conservan el dióxido de carbono, ayudan a regular el clima mundial y son el lugar de donde nace gran parte del agua dulce que tenemos disponible. Además, a pesar de solo cubrir el 2% de la superficie del planeta tierra, son el hogar de más de la mitad de las especies de plantas y animales mundiales y son el origen de al menos una cuarta parte de ingredientes utilizados en la medicina occidental.

Sin embargo, la actividad humana está acabando con gran parte de las selvas tropicales del mundo. Según la organización Rainforest Partnership cada minuto se pierde un área equivalente a 40 campos de fútbol por la tala indiscriminada, la reconversión de tierras en pastos agrícolas o ganaderos o los incendios forestales que según Mitch Anderson, director ejecutivo y fundador de la ONG Amazon Frontline "son incendios intencionados, provocados por una política gubernamental extractivista, que deshace regulaciones ambientales, y que básicamente pone en riesgo la salud y supervivencia de las vidas y culturas indígenas, está poniendo en peligro la selva tropical y pone en riesgo a la totalidad de nuestro clima (…) este ciclo de deforestación, de volverse más seco está llevando a lo que los científicos llaman la sabanización de la selva amazónica. Y esto sería una sentencia de muerte para el clima. Si se llega al punto en que los bosques no puedan autoabastecerse al no poder producir lluvia, lo que sucede es que se alcanza un punto de no retorno".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24