Medio Ambiente

El peligro de defender la tierra: los líderes que no son asesinados sufren una "guerra psicológica"

© France 24

Un año más, las cifras de asesinatos de líderes ambientales rompen récords: 212 personas perdieron la vida en 2019 por defender sus territorios. Más de cuatro ambientalistas murieron cada semana en el mundo, una tendencia que no disminuye desde el año 2015. Más de la mitad de los fallecimientos se dieron en tan solo dos países: Colombia, con 64 y Filipinas con 43.

Anuncios

Estas cifras solo revelan los casos confirmados, pero según el informe de la organización Global Witness los números reales son "casi con total seguridad" mucho más altos.

Más de dos tercios del total de muertes se dieron en América Latina. De los 10 países con el mayor número de líderes muertos, siete son latinoamericanos: Colombia y Brasil son los países más afectados aunque, per cápita, Honduras se ha convertido en la nación más peligrosa del mundo para los defensores ambientales, seguida de Colombia.

Según Global Witness en 2019 fueron asesinados 212 líderes ambientales en el mundo
Según Global Witness en 2019 fueron asesinados 212 líderes ambientales en el mundo © France 24

El sector de la minería y de las industrias extractivas es, de nuevo, el más letal para los ambientalistas y fue responsable de 50 de los 212 asesinatos. Las empresas que se dedican al sector de la agricultura y ganadería están en segundo lugar, seguidas de la tala de árboles. Precisamente son estas industrias las que más contribuyen a la destrucción de ecosistemas y por lo tanto al cambio climático.

Según el informe de Global Witness las industrias extractivas son las más mortíferas para los defensores ambientales
Según el informe de Global Witness las industrias extractivas son las más mortíferas para los defensores ambientales © France 24

Pese a la labor crucial de los defensores de la tierra para proteger el medio ambiente y el equilibrio de ecosistemas, estos no reciben protección adecuada por parte de los Gobiernos. France 24 entrevistó a la colombiana Angélica Ortiz, líder indígena y secretaria general de la organización Fuerza de Mujeres Wayúu que lucha contra la mina de carbón El Cerrejón, al noreste de Colombia, una de las más grandes a cielo abierto del mundo. Según Angélica, los defensores que no son asesinados reciben amenazas constantes, vigilancia permanente incluso con la ayuda de drones, en lo que ella calificó como una "guerra psicológica".

 

En Colombia el asesinato de líderes comunitarios y sociales ha aumentado dramáticamente desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016 y más aún en los últimos dos años, desde que asumió la presidencia Iván Duque. Para la líder indígena Wayúu, "parece que se hubiera naturalizado el asesinato de defensores (…) No hay respaldo, ni programas de prevención o protección ajustados a los territorios" y asegura que tampoco existe "la voluntad política" para hacerlo. Angélica Ortiz asegura que los defensores "estamos haciendo el trabajo que debería estar haciendo el Gobierno nacional".

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24