Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

Preocupación por la presencia de barcos pesqueros cerca a las Islas Galápagos

© France 24

Más de 300 barcos extranjeros, la mayoría con bandera china, merodean las aguas cercanas a la Zona Económica Exclusiva de las Islas Galápagos, una región rica en biodiversidad marina que alberga varias especies protegidas como el tiburón ballena y el tiburón martillo. Conservacionistas ven esta presencia con preocupación ya que en 2017 fue incautado un buque con más de 6.000 tiburones congelados, entre ellos varias especies protegidas.

Anuncios

Desde hace años y por esta misma época, decenas de barcos internacionales navegan por las aguas de la costa pacífica de Sudamérica y se aprovechan de sus ricos recursos. Este año no es la excepción, y se calcula que unos 340 buques -más de 200 de ellos con bandera china- están justo a las afueras de la llamada Zona Económica Exclusiva de las Islas Galápagos, en Ecuador. 

La Armada de ese país lleva semanas vigilando la situación para que los pesqueros no se adentren en sus aguas, pero es una tarea difícil ya que la flota está esparcida en un área muy extensa. El Gobierno de China, que está en conversaciones con el Ejecutivo ecuatoriano, expresó que habrá "tolerancia cero" hacia cualquier acto de pesca ilegal y hacia las compañías que los lleven a cabo. También anunció que impondrá una moratoria de pesca entre los meses de septiembre y noviembre. 

Milko Schvartzman, especialista en conservación marina de la organización Círculo de Políticas Ambientales en entrevista con France 24 explica por qué esta pesca, incluso en los límites marítimos legales, supone un grave peligro: "Las especies marinas desconocen de estos límites imaginarios geográficos que hemos impuesto nosotros. No existe un gran cristal que no deje pasar a los animales (...) La depredación de estas flotas genera un daño ambiental terrible (...) porque no cumplen con ninguna regulación ambiental" y no respetan las temporadas de reproducción.

En 2017, las autoridades ecuatorianas incautaron un barco chino con más de 6.000 tiburones congelados, entre ellos el martillo y el tiburón ballena, ambas especies en peligro. En ese entonces el barco tuvo que pagar seis millones de dólares en multas y los tripulantes, acusados de pesca ilegal, fueron encarcelados con penas de hasta cuatro años. Sin embargo, año tras año, las escenas de flotas en aguas cercanas a las zonas protegidas se repiten. 

Una solución para cerrarle el paso a las flotas de pesca ilegal sería unir zonas económicas exclusivas de varios países latinoamericanos
Una solución para cerrarle el paso a las flotas de pesca ilegal sería unir zonas económicas exclusivas de varios países latinoamericanos © France 24

Según Schvartzman, los gobiernos de Latinoamérica deberían trabajar en conjunto para acabar con la pesca ilegal y prohibir los subsidios de combustible a estas flotas.

Otra manera de evitar que estos barcos se acerquen a la zona sería extender y unir las demarcaciones protegidas entre el continente y las islas de Ecuador y conectar las zonas económicas exclusivas de Panamá, Costa Rica, Colombia y Ecuador para cerrarle el paso a posibles flotas de pesca destructiva.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.