Noruega es el primer país del mundo en vender más de un 50% de coches eléctricos

Esta foto de archivo tomada el 30 de abril de 2019 muestra cómo se cargan autos eléctricos en una calle de la capital noruega, Oslo. En 2020, Noruega se convirtió en el primer país del mundo donde los autos eléctricos representaron más del 50 por ciento de los coches nuevos registrados, según cifras publicadas el martes 5 de enero de 2021.
Esta foto de archivo tomada el 30 de abril de 2019 muestra cómo se cargan autos eléctricos en una calle de la capital noruega, Oslo. En 2020, Noruega se convirtió en el primer país del mundo donde los autos eléctricos representaron más del 50 por ciento de los coches nuevos registrados, según cifras publicadas el martes 5 de enero de 2021. AFP - JONATHAN NACKSTRAND

En el 2020, los vehículos de este tipo vendidos en el país nórdico representaron un 54,3% del total de las ventas. Solo en el mes de diciembre se marcó un récord, con un 66,7% del mercado acaparado por los autos libres de emisiones.

Anuncios

Noruega se convirtió en el 2020 en el primer país del mundo en el que los coches eléctricos representaron más del 50% de las nuevas matriculaciones anuales.

Según cifras del Consejo de Información sobre el Tráfico Vial de Noruega (OFV), los vehículos eléctricos representaron un 54,3% del mercado, frente a un 42,4% del año anterior 2019.

Las ventas de automóviles de este tipo rompieron incluso un récord mensual en diciembre, aumentando en un 66,7%, impulsadas por la llegada de nuevos modelos.

De hecho los cuatro modelos de vehículos más vendidos en el país nórdico –Audi e-tron, Tesla Model 3, Volkswagen ID.3 y Nissan Leaf– son todos eléctricos. El quinto, el Volkswagen Golf, tiene una versión que se puede enchufar, pero las estadísticas no distinguen entre tipos de motor.

Noruega campeona de ayudas a la movilidad eléctrica

Aunque es el mayor productor de hidrocarburos de Europa Occidental, Noruega es también pionera en movilidad eléctrica gracias a una política fiscal extremadamente favorable.

A diferencia de los automóviles diésel o de gasolina, que están sujetos a impuestos muy elevados, los automóviles limpios están exentos de casi cualquier impuesto, lo que los hace muy competitivos.

En el pequeño país nórdico, donde viven 5,3 millones de habitantes, la electricidad es casi en su totalidad de origen hidráulico, alimentando la ambición de que todos sus coches nuevos deban ser "cero emisiones" a partir de 2025.

Ayudas dentro de una tendencia europea

Evidentemente, Noruega no es representativa de la tendencia global, pero su mercado ilustra un cambio a nivel europeo. En el viejo continente las ventas de estos vehículos aumentaron un 93% durante los primeros nueve meses del 2020, de acuerdo a un estudio del Boston Consulting Group.

Según el mismo estudio, la conciencia ecológica y los incentivos fiscales motivaron esta alza, pero también los costos de estos vehículos: debido a la caída en el precio de las baterías, estas pasaron de 540 dólares por kWh en el 2014 a 100 dólares en el 2030.

En el 2020, Europa desbancó además a China como el primer comprador de autos eléctricos. En consonancia con el especialista alemán Mathias Schmidt, en China se habían vendido hasta agosto del año pasado 486.000 coches híbridos eléctricos. En cambio Europa Occidental había sobrepasado los 500.000 vehículos vendidos.

En su informe de noviembre pasado, Schmidt concluyó que por cada once nuevos modelos que ingresan a 18 países del mercado europeo, uno es un vehículo libre de emisiones. Schmidt destaca como causa la política de apoyo integral a la compra de autos eléctricos que existe en el continente.

Según la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (ACEA), solo seis mercados de Europa no contemplan ayudas para la compra de un coche eléctrico. Después de la pandemia del coronavirus, la mayoría de los gobiernos han creado, y también han aumentado, los subsidios para adquirir este tipo de vehículos.

Así, el Gobierno francés aumentó el bono de 6.000 a 7.000 euros e introdujo otro de 2.000 euros para vehículos híbridos. En Croacia, el bono por la compra de un coche eléctrico puede llegar a los 9.200 euros, mientras que en Alemania va de los 7.500 a los 9.000 euros por un vehículo eléctrico (dependiendo del precio de venta), y de 5.625 a 6.750 euros por uno híbrido.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24