Casi todos los glaciares del mundo se están derritiendo a un ritmo récord

El desaparecido Glaciar Ayoloco en la cima del volcán Iztaccíhuatl, estado de México, México. Los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México dicen que la masa glaciar retrocedió hasta desaparecer definitivamente en 2018. Imagen de abril 21 de 2021.
El desaparecido Glaciar Ayoloco en la cima del volcán Iztaccíhuatl, estado de México, México. Los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México dicen que la masa glaciar retrocedió hasta desaparecer definitivamente en 2018. Imagen de abril 21 de 2021. © Maria Paula Martinez/ UNAM vía Reuters

Tras una investigación que hizo seguimiento a las imágenes satelitales de 220.000 glaciares en el mundo, la revista 'Nature' evidenció que el retroceso de la masa de hielo se aceleró drásticamente entre el año 2000 y 2019. En paralelo, el diario británico 'The Guardian' hizo una síntesis de más de 100 modelos computarizados de institutos de todo el planeta y concluyó que el deshielo no se podrá evitar, pero sí disminuir su ritmo si hay cambios sustanciales.

Anuncios

Aún si se cumplen los objetivos fijados en el Acuerdo de París, el 10 % del hielo glaciar se derretirá de aquí a 2050. El diario británico 'The Guardian' llegó a esta conclusión luego de sintetizar la información de más de 100 modelos de computadora de institutos de todo el mundo en 2020. La pérdida equivale a 13.200 kilómetros cúbicos de agua, o como calcula el diario, “10 millones de estadios de Wembley” llenos. 

El estudio proyecta varios escenarios posibles a partir de la información de los cerca de 200.000 glaciares montañosos del planeta. Todo a partir de los patrones de emisiones y de la circulación del clima. 

En paralelo, la revista científica 'Nature' publicó una investigación que hizo seguimiento a las imágenes satelitales de alrededor de 220.000 glaciares en el mundo desde el año 2000 hasta 2019 y dan evidencia de un deshielo acelerado. Tanto el estudio del 'Guardian' como la investigación de 'Nature' excluyen los datos de Groenlandia y de la Antártica. 

El nivel del mar ha subido un promedio de 0,74 milímetros al año por el deshielo

Entre 2000 y 2004 se perdieron en promedio 227 gigatoneladas de hielo anualmente, pero en los años siguientes, y particularmente después de 2015, los glaciares se derritieron a un ritmo más acelerado. Al final, estiman que en promedio se derritieron 267 gigatoneladas de hielo al año entre 2000 y 2019. 

Luego de un estudio similar en 2020 sobre el deshielo en la Antártica, la NASA calculó que una gigatonelada equivale a un bloque de hielo de 341 metros de altura sobre el Central Park de Nueva York (que tiene 4 km de largo por 0,8 de ancho). 

El grupo de científicos, que incluye a geógrafos, glaciólogos y expertos en geomorfología, entre otras disciplinas, estima que este deshielo contribuyó a un aumento del nivel del mar de 0,74 milímetros al año, que equivale a un 21 % del total de aumento del nivel del mar durante estos 19 años. 

“Básicamente no importa a dónde miremos, estamos viendo pérdidas de masa, estamos viendo una pérdida de masa bastante rápida”, cuenta uno de los investigadores, Robert McNabb, profesor en teledetección terrestre de sistemas ambientales de la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte.

McNabb añade que esa pérdida “parece estar incrementando y no hay indicios de que eso vaya a cambiar pronto”. 

Para el experto, este estudio podría llenar vacíos importantes en el análisis de las pérdidas de masas de hielo para refinar las predicciones. Científicos como él llevan varios años alertando que las altas temperaturas ocasionadas por el cambio climático están acabando con los glaciares y plataformas de hielo en el mundo. Esto está contribuyendo al aumento del nivel del mar y amenaza a las poblaciones costeras del mundo. Pero según esta investigación, algunos glaciares en Alaska, Islandia, los Alpes o las montañas Pamir en el Himalaya, están entre los más afectados por la pérdida de masa de hielo. Y en estas zonas, con grupos humanos significativos, podría escasear el agua y el alimento en los años por venir.

Glaciólogos como la profesora Twila Moon, del National Snow & Ice Data Center, alertan que es imposible evitar que estas masas de hielo se derritan, o incluso apuntar a mantenerlas como están. “Estamos en un punto en el que estamos tratando de mantener tanto hielo como sea posible y realmente disminuir esa tasa de pérdidas”.

En línea con este análisis, el trabajo de 'The Guardian' resalta que la pérdida de los próximos años ya es irreversible.

La investigación afirma que se perderá el 10 % de los glaciares de aquí a 2050

“Lo que vemos en las montañas hoy fue causado por gases de efecto invernadero hace dos o tres décadas”, dijo a 'The Guardian' Ben Marzeion, glaciólogo de la Universidad de Bremen en Alemania. Para él, “ya es demasiado tarde para evitar que muchos glaciares se derritan”. Pero resalta que las decisiones de hoy incidirán en cómo se verá el mundo “en dos o tres generaciones a partir de ahora”. 

Entre 2021 y 2050, Marzeion calculó que el promedio de pérdidas es de 13.200 gigatoneladas de hielo. Si se hicieran recortes masivos en las emisiones de gases de efecto invernadero, esa pérdida se podría reducir un poco.

En total, la diferencia entre el mejor y el peor escenario de aquí a 2050 es que se puede salvar menos de un 20 % de esa masa glaciar, el otro 80 % se perderá irremediablemente. Pero las decisiones que se tomen hoy sí podrían tener efectos significativos a partir de la segunda mitad de este siglo. “En un escenario de emisiones bajas, se proyecta que la actual masa glaciar disminuya en un 18% para 2100”, dice el diario británico.

En su reporte más reciente, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC, por sus siglas en inglés) estimó que de aquí a ese año el nivel del mar habrá aumentado más de un metro.

Un investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fija una placa para conmemorar la desaparición del glaciar Ayoloco en la cima del volcán Iztaccíhuatl en el estado de México, México. 21 de abril de 2021.
Un investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fija una placa para conmemorar la desaparición del glaciar Ayoloco en la cima del volcán Iztaccíhuatl en el estado de México, México. 21 de abril de 2021. © Maria Paula Martinez/ UNAM vía Reuters

La semana pasada, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México subió hasta la cima del volcán Iztaccíhuatl, en el Estado de México, para fijar una placa en conmemoración de un glaciar que ya no existe. 

“A LAS GENERACIONES FUTURAS”, dice el texto impreso en la lámina que ayudó a fijar sobre la roca desnuda del extinto glaciar el profesor Hugo Delgado Granados, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) y Anel Pérez Martínez, directora de Literatura y Fomento a la Lectura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

“Aquí existió el glaciar Ayoloco y retrocedió hasta desaparecer en 2018. En las próximas décadas, los glaciares mexicanos desaparecerán irremediablemente. Esta placa es para dejar constancia que sabíamos lo que estaba sucediendo y lo que era necesario hacer. Solo ustedes sabrán si lo hicimos”. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24