Varios países de mayoría musulmana se unen al boicot contra Francia

Grupos de manifestantes protestan en Dhaka en contra de Francia y su presidente, Emmanuel Macron, por su defensa de la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, en Bangladesh el 27 de octubre de 2020.
Grupos de manifestantes protestan en Dhaka en contra de Francia y su presidente, Emmanuel Macron, por su defensa de la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, en Bangladesh el 27 de octubre de 2020. © Reuters

En Turquía, Bangladesh y Pakistán quemaron banderas francesas y fotografías del presidente Emmanuel Macron. La tensión ha ido en aumento tras la defensa del mandatario galo al laicismo y la libertad de expresión luego de que el profesor Samuel Paty fuera decapitado por un extremista cerca de París. El docente había mostrado caricaturas de Mahoma en una de sus clases, un acto considerado blasfemo por gran parte del mundo musulmán.

Anuncios

Luego del asesinato del profesor Samuel Paty, decapitado a manos de un refugiado musulmán checheno en Francia, el presidente francés ha venido defendiendo las libertades de sus conciudadanos en varios escenarios.

Paty mostró una caricatura del profeta Mahoma en una clase de libertad de expresión, lo cual desató la ira de algunos padres de familia y a la postre su asesinato a manos de un joven de origen checheno perteneciente a una rama radical islamista. Para los musulmanes, la representación gráfica del profeta es considerada una blasfemia. 

En rechazo al cruel atentado, cientos de franceses han protestado en las calles con mensajes de rechazo al fundamentalismo islámico y más caricaturas del profeta, que incluso se han proyectado en las fachadas de algunos edificios. Macron, en su plan contra el islam radical, dijo que redoblaría esfuerzos para evitar que las posturas conservadoras islamistas subviertan los valores franceses.

El 21 de octubre, en el homenaje nacional al profesor decapitado, Macron dijo que Francia "no renunciará a las caricaturas" y proseguirá "el combate por la libertad" que Samuel Paty representaba. "Fue asesinado precisamente porque encarnaba la República", dijo Macron en el solemne acto.

Uno de los primeros en reaccionar fue el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, que arreció sus ataques contra Macron durante el fin de semana y llamó a boicotear los productos franceses.

Y así, este martes 27 de octubre la indignación se extendió a países de mayorías musulmanas como Bangladesh, Pakistán y Turquía. 

Ante la escalada, la Cancillería francesa emitió un comunicado de precaución a sus ciudadanos en países de mayorías musulmanas como Bangladesh, Irak, Indonesia y Mauritania para que no se acercaran a las manifestaciones relacionadas con las caricaturas y evitar las aglomeraciones.

Turquía lidera el boicot contra Francia 

El fin de semana, el presidente turco dijo que su homólogo francés necesitaba “tratamiento a nivel mental” y señaló que Macron está incitando a la "islamofobia".

Este martes, en algunas provincias del país hay grupos que protestan con el grito “Macron terrorista”, mientras muestran imágenes con el rostro del presidente francés y la huella de un zapato dibujada encima. Imágenes similares se vieron en Islamabad, la capital de Pakistán, y en otras provincias de ese país.

Sobre el llamado al boicot por parte de Erdogan, el ministro de Industria turco, Mustafa Varank, subrayó este martes "el alto valor simbólico" de esta "respuesta al odio, al fascismo y la islamofobia". "Creo que también mostrarán la adecuada sensibilidad a este llamamiento de nuestro presidente", dijo Varan en una alocución en la Cámara de Comercio de la ciudad de Sakarya, sin oficializar la medida.

Un grupo de manifestantes en Karachi, Pakistán, se unen al boicot propuesto por Turquía en contra de Francia y el presidente francés Emmanuel Macron por su defensa de la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del Profeta Mahoma.
Un grupo de manifestantes en Karachi, Pakistán, se unen al boicot propuesto por Turquía en contra de Francia y el presidente francés Emmanuel Macron por su defensa de la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del Profeta Mahoma. © Shahzaib Akber / EFE

Los portavoces de la manifestación de este martes, convocada por el sindicato de funcionarios Memur-Sen, prefirieron hablar de "valores sagrados" y "humanidad". 

En una serie de tweets en francés, inglés y árabe y para apaciguar la tensión, el presidente Macron dijo: "No nos rendiremos nunca. Respetamos todas las diferencias con un espíritu de paz. No aceptamos el discurso de odio y defendemos un debate razonable. Siempre estaremos del lado de la dignidad humana y los valores universales".

Arabia Saudita rechaza las caricaturas pero se abstiene de sumarse al boicot

Desde Arabia Saudita, funcionarios del Gobierno condenaron las caricaturas que ofenden al profeta Mahoma pero se cuidaron de no hacer eco a los llamados al boicot por parte de otros Estados de mayorías musulmanas. En un comunicado, un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que su país rechaza los actos de terrorismo.

“La libertad de expresión y la cultura deben ser faros del respeto, la tolerancia y la paz que rechaza las prácticas y actos que generan odio, violencia y extremismo, y que son contrarios a la coexistencia”, decía el comunicado publicado por medios estatales.

El diario 'Arab News' citó el martes al jefe de la Liga Mundial Musulmana con sede en Arabia Saudita, Mohammed al-Issa, quien advirtió que una reacción exagerada "que es negativa y va más allá de lo aceptable" solo beneficiaría a los "generadores de odio".

Pero en otros países continúan las protestas.

"Los musulmanes no dejarán que esto pase en vano", dicen en Bangladesh

Miles de manifestantes salieron a las calles de Dhaka este martes 27 con caricaturas de Macron y mensajes de “alto a la islamofobia”, “boicot a Francia” y “asediar la Embajada de Francia en Dhaka”, mientras se dirigían hacia las instalaciones de la misión diplomática francesa en ese país. La policía se interpuso en su camino pero los reclamos continuaron.

Manifestantes del partido islamista Islami Andolan Bangladesh protestan en Dhaka en contra de Francia y del presidente Emmanuel Macron por su defensa se la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del Profeta Mahoma. 27 de octubre de 2020.
Manifestantes del partido islamista Islami Andolan Bangladesh protestan en Dhaka en contra de Francia y del presidente Emmanuel Macron por su defensa se la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del Profeta Mahoma. 27 de octubre de 2020. © Stringer / Reuters.

“Los musulmanes no dejarán que esto pase en vano”, dijo Atiqur Rahman, vocero el grupo de derecha Islami Andolan Bangladesh.

Este martes, el ministro del interior francés Gerald Darmanin pidió a los gobiernos de Turquía y Pakistán no inmiscuirse en asuntos internos del Estado francés.

Y el ministro de comercio francés, Franck Riester, dijo que la Unión Europea debería emprender sanciones contra Turquía en su próxima cumbre. 

Pero Francia no está sola en la controversia. Varios países europeos como Alemania, Italia y Países Bajos han manifestado su apoyo al presidente francés por "la libertad de expresión y contra el extremismo y el radicalismo", como pronunció el primer ministro neerlandés, Mark Rutte. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24