El 'mea culpa' de Qatar tras unos exámenes ginecológicos forzados en el aeropuerto de Doha

Qatar se disculpó el 28 de octubre de 2020 por los exámenes ginecológicos forzados que sufrieron varias mujeres en el aeropuerto de Doha.
Qatar se disculpó el 28 de octubre de 2020 por los exámenes ginecológicos forzados que sufrieron varias mujeres en el aeropuerto de Doha. © Pascal Pavani AFP/Archivo

Tras varios exámenes ginecológicos impuestos a unas mujeres sospechadas de haber abandonado a un recién nacido en el aeropuerto de Doha, Qatar ofreció disculpas oficiales el miércoles, lamentando "la violación de las libertades individuales que esta acción pudo haber causado".

Anuncios

El Gobierno de Qatar entonó el 'mea culpa' el miércoles 28 de octubre por los exámenes ginecológicos forzados que se le realizaron a varias mujeres en el aeropuerto de Doha, tras el descubrimiento de un bebé recién nacido abandonado. El país afirmó lamentar la violación de las libertades individuales y el sufrimiento infligido a estas viajeras.

"Incluso aunque el objetivo de esos exámenes, que se decidieron ante la urgencia, fuera evitar la huida de los autores de un crimen horrible, el Estado de Qatar lamenta el sufrimiento o la violación de las libertades individuales que esta acción le pudo haber causado a las viajeras", indica un comunicado publicado en una página del Gobierno.

El 2 de octubre, unos agentes del aeropuerto de Doha hicieron bajar del avión a unas pasajeras de un vuelo con destino a Sídney, y las obligaron después a someterse a exámenes ginecológicos para tratar de determinar si una de ellas había dado a luz recientemente, tras el descubrimiento de un bebé recién nacido abandonado en los baños del terminal.

En esta foto de archivo tomada el 1 de abril de 2020, un trabajador del aeropuerto con una mascarilla maneja un carrito de equipaje mientras detrás de él se ve un avión Boeing 777 de Qatar Airways en Hamad International Aeropuerto de la capital de Qatar, Doha.
En esta foto de archivo tomada el 1 de abril de 2020, un trabajador del aeropuerto con una mascarilla maneja un carrito de equipaje mientras detrás de él se ve un avión Boeing 777 de Qatar Airways en Hamad International Aeropuerto de la capital de Qatar, Doha. © Karim Jaafar / AFP

El suceso abre una disputa diplomática con Australia

Posteriormente, las autoridades australianas afirmaron haberse enterado de que varios otros vuelos también se vieron afectados.

El primer ministro de Qatar, Jhaled ben Khalifa al-Thani, aseguró en un comunicado que una investigación "completa y transparente" sería llevada a cabo. Los resultados de la investigación serán "compartidos con nuestros aliados internacionales", continuó el jefe de Gobierno. Añadió que Qatar se "comprometía a asegurar la seguridad y la comodidad de todos los pasajeros que transiten por el país".

El incidente provocó una disputa diplomática entre Australia y Doha, con Canberra protestando de manera firme contra el trato que se le dio a esas ciudadanas.

El miércoles, se conoció que la cantidad de aviones afectados era más importante de lo que se supuso en un principio. La jefa de la diplomacia australiana, Marise Payne, le dijo al Parlamento que unas mujeres "a bordo de diez aviones en total" habían sido sometidas a exámenes ginecológicos forzados, una situación que describió como "gravemente inquietante" y "grosera". "Nos enteramos ayer" por la misión diplomática australiana en Doha, afirmó Payne.

Dieciocho mujeres fueron intervenidas

Añadió que 18 mujeres, de las cuales trece eran australianas, estuvieron involucradas, al igual que otras "ciudadanas extranjeras". Según informaciones de la agencia de prensa AFP, una francesa que se encontraba a bordo de uno de esos aviones figura entre las víctimas.

Los responsables australianos indicaron que Canberra cooperaba con otros países para expresar en conjunto su preocupación sobre estos abusos. Pero se negaron a nombrar esos países con el fin de respetar la vida privada de las víctimas.

Marise Payne admitió que no se había reunido con su homólogo catarí, precisando que deseaba "ver el informe" sobre este incidente, esperado durante la semana.

El escándalo perjudica la imagen de Qatar

Este escándalo podría darle un golpe a los esfuerzos que el rico país del Golfo ha realizado por mejorar su imagen antes del Mundial 2022. Pequeño país del Golfo muy rico en gas, Qatar ha obtenido un gran prestigio internacional a punta de inversiones en los medios, el deporte o la cultura. En 2022, el emirato será el primer país árabe en organizar la Copa Mundial de fútbol.

Con su flota ultramoderna y sus servicios lujosos, la empresa aérea nacional Qatar Airways es una de las más prestigiosas del mundo y su reputación también podría sufrir a causa del incidente, estima Mark Gell, fundador de Reputation Edge, una empresa de consejos para la imagen.

Varias mujeres fueron retiradas de un vuelo de Qatar Airways con destino a Sídney a principios de este mes y obligadas a someterse a inspecciones vaginales.
Varias mujeres fueron retiradas de un vuelo de Qatar Airways con destino a Sídney a principios de este mes y obligadas a someterse a inspecciones vaginales. © Peter Parks / AFP

Australia es un mercado particularmente importante para Qatar Airways. Durante el peor momento de la crisis por el Covid-19, la empresa incluso hacía alarde de repatriar a los australianos atrapados mientras sus concurrentes habían dejado sus flotas en tierra firme.

Qatar denuncia una "tentativa de asesinato" con el abandono del menor

En su comunicado, el Gobierno de Qatar precisa que "el recién nacido cubierto con una bolsa plástica fue encontrado escondido detrás de un basurero" y denuncia "lo que parece ser una tentativa de asesinato".

El comunicado explica que "una búsqueda inmediata de los padres se ha puesto en marcha, incluyendo a bordo de vuelos cerca de los cuales fue encontrado el bebé recién nacido", de sexo femenino. La decisión de practicar exámenes ginecológicos forzados fue justificada por la voluntad "de impedir que los autores de este horrible crimen se escaparan".

De manera oficial, en Qatar las relaciones sexuales y el parto por fuera del matrimonio son sancionables con penas de cárcel. La monarquía musulmana conservadora se esfuerza todavía por silenciar las críticas sobre las violaciones de los derechos y de las libertades.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24