Con inédita visita, Bahrein e Israel avanzan en la normalización de sus relaciones

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hace un gesto al ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, mientras habla en una conferencia de prensa después de su reunión trilateral en Jerusalén, el 18 de noviembre de 2020.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hace un gesto al ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, mientras habla en una conferencia de prensa después de su reunión trilateral en Jerusalén, el 18 de noviembre de 2020. © Menahem Kahana / AFP

El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, visitó Jerusalén y se reunió con el presidente Reuven Rivlin y el primer ministro Benjamin Netanyahu. En el histórico viaje, el representante del Reino del Golfo abogó por las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos y anunció los próximos pasos hacia el progresivo restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre su país e Israel.

Anuncios

Durante la inédita visita del ministro de Exteriores bahreiní, Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, a Israel, la cuestión palestina estuvo presente de principio a fin.

El diplomático remarcó que resolver el conflicto histórico entre israelíes y palestinos es fundamental para asegurar la “paz en todo Medio Oriente (...) por lo tanto, hago un llamamiento a ambas partes para que se sienten a la mesa de negociaciones a fin de lograr una solución viable de dos Estados”, dijo este 18 de noviembre. Al-Zayani es el primer ministro de Bahréin en realizar una visita oficial a Jerusalén.

El presidente Reuven Rivlin respondió que su país también quiere la paz con los palestinos: "Los israelíes y los palestinos no están condenados a vivir juntos, estamos destinados a vivir juntos", dijo el mandatario. 

Esta reunión, un paso más en el restablecimiento de lazos y cooperación internacional, es presentada por las partes involucradas como un nuevo capítulo en la historia de Medio Oriente, a pesar de la resistencia de las autoridades palestinas que ven en estos acuerdos un componente de traición a su causa. "El camino de la paz no es fácil", apuntó Al-Zayani.

Más allá de la cuestión palestina, ambas partes confirmaron dos acuerdos que hace semanas eran impensables: a partir del 1 de diciembre, los bahreiníes e israelíes podrán solicitar la visa para ingresar en ambos países como extranjeros y además se anunció el establecimiento de embajadas en las respectivas capitales.

Unos acuerdos auspiciados por Estados Unidos y repudiados por las autoridades palestinas 

La delegación de Bahrein llegó a Tel Aviv en un vuelo comercial de Gulf Air, dos meses después de la firma del acuerdo para normalizar las relaciones entre el Reino del Golfo e Israel, un proceso hecho bajo la égida del presidente estadounidense Donald Trump y su plan de "pacificación" en Medio Oriente.

En efecto, la visita de Al-Zayani a Israel responde a una serie de acuerdos mediados por Estados Unidos, los cuales persiguen la normalización de las relaciones diplomáticas entre el Estado israelí y las naciones árabes. Esta cooperación ha sido ampliamente promovida por Washington en forma de ayudas económicas para aislar a Irán como el "enemigo común". 

Bahréin alcanzó el acuerdo con Israel tres días después de que lo hiciera Emiratos Árabes Unidos (EAU) durante el pasado agosto. Sudán siguió los pasos de ambas naciones y el mes pasado anunció que retomaría vínculos. Los tres acuerdos fueron mediados por Estados Unidos, por ello no se espera que las negociaciones avancen sino hasta que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo. 

Archivo 28/01/2020

En vistas de la proliferación de estos acuerdos con su rival histórico, los palestinos han condenado la normalización de relaciones diplomáticas como una traición a su causa. Estos reivindican Jerusalén Oriental como Estado y se han indignado por el compromiso de los países árabes con Israel mientras sus objetivos no avanzan.

Además, el plan de Trump incluye no solo hacer de Jerusalén la capital de Israel sino también la anexión casi del 30% de Cisjordania al Estado hebreo, una propuesta que los palestinos han rechazado al considerar que es demasiado favorable para Israel.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24