Irán cumple su promesa y comienza a enriquecer uranio al 20%

Esta foto sacada de un folleto publicado por la Organización de Energía Atómica iraní el 6 de noviembre de 2019 muestra el interior de la Instalación de Conversión de Uranio de Fordo en Qom, en el norte del país. Irán ha comenzado el proceso para enriquecer uranio al 20 por ciento de pureza en estas superando con creces el umbral establecido por el acuerdo nuclear de 2015.
Esta foto sacada de un folleto publicado por la Organización de Energía Atómica iraní el 6 de noviembre de 2019 muestra el interior de la Instalación de Conversión de Uranio de Fordo en Qom, en el norte del país. Irán ha comenzado el proceso para enriquecer uranio al 20 por ciento de pureza en estas superando con creces el umbral establecido por el acuerdo nuclear de 2015. © Atomic Energy Organization of Iran / AFP

Hace dos días Teherán había advertido que iría mucho más allá de los límites de enriquecimiento establecidos en el acuerdo nuclear de 2015. Es una forma de presionar al futuro presidente de Estados Unidos para que alivie las sanciones que pesan contra la República Islámica. 

Anuncios

En medio de tensiones crecientes con Estados Unidos, Irán comenzó a enriquecer uranio al 20%, lo que lo deja un paso más cerca del arma nuclear. Lo hizo en las instalaciones nucleares subterráneas de Fordo, protegida contra ataques militares, según informó la TV estatal iraní que cita al portavoz Ali Rabiei.

En el marco del acuerdo nuclear de 2015 con occidente, y que Estados Unidos abandonó de manera unilateral en el 2018, Teherán se comprometió a no sobrepasar el 3,67% de enriquecimiento de uranio y a hacerlo sólo en las instalaciones de Natanz.

Hace dos días el jefe del programa nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, declaró la intención de llevar a cabo este enriquecimiento. Según Teherán faltaba sólo que los expertos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica visitaran Irán para retirar los sellos a ciertos equipos.

Teherán informó hace una semana a la OIEA que planeaba dar este paso y con ese fin el parlamento iraní, de mayoría conservadora, aprobó un proyecto de ley para autorizar un aumento del grado de enriquecimiento.

Una forma de presionar al futuro presidente de EE. UU. Joe Biden

La medida buscaría presionar a Europa para que relaje las sanciones impuestas contra el régimen de Teherán y es también una suerte de advertencia antes de la toma de toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, que en todo caso se ha declarado dispuesto a llevar nuevamente a su país al acuerdo de Viena. 

Las autoridades iraníes han afirmado en varias ocasiones que si Washington vuelve al acuerdo y levanta las sanciones económicas, Teherán suspenderá todas las decisiones tomadas durante dos años para reactivar su programa nuclear.

Hasta ahora, Irán ha enriquecido uranio hasta un 4,5%, lo que violaba ya el límite de 3,67% fijado en el pacto de 2015. Irán ha mantenido durante mucho tiempo que su programa nuclear es Pacífico.

Este nuevo paso en el desarrollo del arma nuclear se produce además al día siguiente del primer aniversario del asesinato del general iraní Qassem Soleimani, que murió en un ataque de dron estadounidense cerca del aeropuerto de Bagdad en Irak. El alto funcionario iraní comandaba la Fuerza Al-Quds de la Guardia Revolucionaria y era el responsable de la influencia de Teherán en numerosas crisis en Medio Oriente.

Fordo, protegido y a trasmano, pero con capacidad para 3000 centrigufadoras

Protegido por las montañas, Fordo está rodeado de cañones antiaéreos y otras fortificaciones. Tiene aproximadamente el tamaño de un campo de fútbol, ​​lo suficientemente grande para albergar unas 3000 centrifugadoras, pero lo suficientemente pequeño y a trasmano como para hacer sospechar a los funcionarios estadounidenses que tenía un propósito militar cuando fue mostrado públicamente en 2009.

Después del descubrimiento de Fordo, Estados Unidos desarrolló las llamadas bombas "destructoras de búnkeres" diseñadas para atacar este tipo de instalaciones.

En el acuerdo de 2015, Irán acordó limitar su enriquecimiento a cambio de un alivio de las sanciones. El acuerdo también exigía que Fordo se convirtiera en una instalación de investigación y desarrollo.

La decisión de Irán de comenzar a enriquecer uranio al 20% hace una década, bajo la presidencia del conservador Mahmoud Ahmadinejad, casi provocó un ataque de su rival regional, Israel que tiene su propio programa de armas nucleares no declarado. Las tensiones solo disminuyeron con el acuerdo nuclear de 2015.

Sin embargo, esas tensiones parecen haber cobrado nueva vida. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aseguró que la decisión iraní de enriquecer uranio al 20% "no puede explicarse de ninguna otra manera que como la continuación de lograr su objetivo de desarrollar un programa militar nuclear". El premier insistió nuevamente en que Israel no permitirá que Irán obtenga el arma atómica. 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24