Qatar restablece relaciones con sus vecinos del Golfo Pérsico tras tres años de crisis

Una foto de mano proporcionada por el Palacio Real Saudí el 5 de enero de 2021, muestra de izquierda a derecha: El Emir de Kuwait, el Jeque Nawaf al-Ahmad Al-Sabah, el Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani, el Viceprimer Ministro de Omán, Fahd Bin Mahmud, el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, el Príncipe Heredero de Bahrein, Salman bin Hamad Al-Khalifa, El Gobernante de Dubai y Vicepresidente de los EAU, el Jeque Mohammed bin Rashid Al-Maktoum, y Nayef al-Hajraf, Secretario General del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), posando para una foto antes de la sesión de apertura de la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en la ciudad noroccidental saudita de al-Ula. El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, dijo que los Estados del Golfo habían firmado un acuerdo sobre "solidaridad y estabilidad" regional en una cumbre destinada a resolver un embargo de tres años contra Qatar.
Una foto de mano proporcionada por el Palacio Real Saudí el 5 de enero de 2021, muestra de izquierda a derecha: El Emir de Kuwait, el Jeque Nawaf al-Ahmad Al-Sabah, el Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani, el Viceprimer Ministro de Omán, Fahd Bin Mahmud, el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, el Príncipe Heredero de Bahrein, Salman bin Hamad Al-Khalifa, El Gobernante de Dubai y Vicepresidente de los EAU, el Jeque Mohammed bin Rashid Al-Maktoum, y Nayef al-Hajraf, Secretario General del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), posando para una foto antes de la sesión de apertura de la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en la ciudad noroccidental saudita de al-Ula. El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, dijo que los Estados del Golfo habían firmado un acuerdo sobre "solidaridad y estabilidad" regional en una cumbre destinada a resolver un embargo de tres años contra Qatar. © BANDAR AL-JALOUD / AFP

Qatar y los otros cinco países del Consejo de Cooperación del Golfo firmaron este martes un acuerdo que reactiva las relaciones diplomáticas entre Doha y sus vecinos, anulando el embargo liderado por Arabia Saudita y las tensiones activas desde 2017 en la región luego de que los territorios colindantes acusaran a Qatar de financiar a grupos islamistas y acercarse a Turquía e Irán. 

Anuncios

Una cumbre de reconciliación. El abrazo del príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, al emir de Qatar, el jeque Tamim ben Hamad Al-Thani, marcó el histórico acercamiento entre ambos países petroleros después de tres años de congelamiento en sus relaciones.

Arabia Saudita no fue el único país que firmó el acuerdo de reactivación de las relaciones diplomáticas con Qatar, también lo hicieron los otros cuatro miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) –Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Kuwait y Omán– en lo que Mohamed bin Salman definió como un pacto de “solidaridad y estabilidad” en la región.

La visita llega al día siguiente de la reapertura de las fronteras entre Catar y Arabia Saudi por parte de Riad.

“Lo que ha ocurrido hoy es un paso de página en todos los puntos de diferencia y un retorno completo de las relaciones diplomáticas”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores saudí, el príncipe Faisal bin Farhan, tras la histórica cumbre en la ciudad desértica de Al-Ula.

Esta imagen proporcionada por el Palacio Real de Arabia Saudita el 5 de enero de 2021 muestra al Príncipe Heredero Mohamed Bin Salmán (a la derecha) dando la bienvenida al Emir de Qatar Tamim bin Hamad Al-Thani (izq) a su llegada a la ciudad de al-Ula en el noroeste de Arabia Saudita para participar en la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). - Arabia Saudita reabrirá sus fronteras y espacio aéreo a Qatar, dijeron funcionarios de Estados Unidos y Kuwait, un paso importante para poner fin a una brecha diplomática que ha visto a Riad liderar una alianza que aísla a Doha.
Esta imagen proporcionada por el Palacio Real de Arabia Saudita el 5 de enero de 2021 muestra al Príncipe Heredero Mohamed Bin Salmán (a la derecha) dando la bienvenida al Emir de Qatar Tamim bin Hamad Al-Thani (izq) a su llegada a la ciudad de al-Ula en el noroeste de Arabia Saudita para participar en la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). - Arabia Saudita reabrirá sus fronteras y espacio aéreo a Qatar, dijeron funcionarios de Estados Unidos y Kuwait, un paso importante para poner fin a una brecha diplomática que ha visto a Riad liderar una alianza que aísla a Doha. © BANDAR AL-JALOUDAFP / SAUDI ROYAL PALACE / AFP

En el 2017, Arabia Saudita y tres de sus países aliados en la región, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, rompieron sus lazos con Doha acusándola de apoyar a grupos islamistas, de un acercamiento excesivo con sus adversarios turcos e iraníes e incluso de desestabilizar la región.

La ruptura implicó el cierre de fronteras y del espacio aéreo a los aviones cataríes y la restricción de movimiento de los ciudadanos del emirato lo que llevó a la separación de varias familias mixtas.

Doha se defendió y denunció un bloqueo y un ataque a su soberanía.

La primera cumbre del Golfo desde 2017

Después de tres años de boicot y mensajes hostiles, Kuwait, que ha mediado en esta crisis, informó este 5 de enero que Arabia Saudita, líder regional y primer productor de petróleo, aceptaba reabrir sus fronteras con Qatar y su espacio aéreo.

El emir de Qatar Tamim Bin Hamad al-Thani fue el primer líder catarí en viajar a Arabia Saudí desde el inicio del bloqueo en 2017 para la reunión. Según publicaron los medios locales sauditas, el joven príncipe saudita llevó al jeque al-Thani a conocer las inmediaciones con una cálida bienvenida.

La cadena catarí de noticias 'Al Jazeera' informó, citando al príncipe saudí, que “los líderes del Golfo firmaron un acuerdo de solidaridad y estabilidad” este martes durante la cumbre.

El líder árabe también remarcó la importancia de mantenerse unidos para hacer frente a los desafíos regionales, señalando como el principal a "las amenazas que plantea el programa de misiles nucleares y balísticos del régimen iraní y sus planes de sabotaje y destrucción".

Washington también medió en esta crisis, aumentando la presión sobre sus socios en el golfo de manera de aislar a Irán.

Jared Kushner, yerno del presidente Donald Trump, se encargó de visitar los distintos países de la región buscando un acuerdo y asistirá personalmente a la firma este martes.

"La Administración Trump reivindicará esto como otra victoria, seguro”, vaticina Tobias Borck, del 'think tank' Royal United Services.

Estados Unidos "fue parte del problema", dijo en cambio Bader al-Saif, profesor de historia de la Universidad de Kuwait.

Las condiciones del cuarteto del Golfo

El cuarteto había puesto 13 condiciones para retomar sus relaciones con el emirato: entre otras, cerrar la cadena de televisión 'Al Jazeera', odiada por varios regímenes árabes; el fin del financiamiento de los grupos extremistas y el cierre de una base militar turca que funciona en Qatar. Pero Doha no cumplió con ninguna de estas peticiones.

La agencia de noticias AFP asegura que diplomáticos, observadores y prensa declararon que esos temas conflictivos no serán abordados en esta cumbre, por lo que las diferencias no estarían del todo superadas.

Bader al-Saif escribió que "el acercamiento parece ser iniciativa de Riad y Doha", pero presagia que los otros países "se unirán luego, aunque sea muy tarde" ya que “todo paso hacia la reconciliación es mejor que nada". El Consejo de Cooperación del Golfo "necesita modernizarse y puede ofrecer mucho más de lo que ha hecho hasta ahora”, añade el académico.

Los observadores señalaban especialmente a los Emiratos Árabes Unidos como posible desestabilizador del acuerdo con Doha, debido a la cercanía de esta con los Hermanos Musulmanes y el respaldo de los dos países a los grupos rivales en el conflicto de Libia. No obstante, el primer ministro Sheikh Mohammed bin Rashid al-Maktoum, que también es el gobernante de Dubái, dijo que la cumbre había traído la unidad a la región.

“Renovamos nuestro agradecimiento al Reino de Arabia Saudita por patrocinar esta exitosa cumbre y renovamos nuestra confianza en la marcha de los países del CCG, también renovamos nuestro optimismo de que los próximos años traerán estabilidad, seguridad, trabajo y logros que servirán a nuestros pueblos y contribuirán a la estabilidad de nuestro entorno”, escribió el político en un trino.

A pesar de ello, para Tobias Borck, la reconciliación es por ahora “esencialmente diplomática”.

Por su parte, Irán celebró el acuerdo y el cese del bloqueo de los países del Golfo a Catar a pesar de ser considerado como el enemigo común de la región. De hecho, el ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif se dirigió a los otros países que firmaron el acuerdo, asegurando que “Irán no es un enemigo ni una amenaza” para la región. También hizo referencia al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, diciendo “basta” a los “chivos expiatorios, especialmente con su patrón a punto de salir”.

Paradójicamente, los tres años de aislamiento de Qatar permitió al rico emirato profundizar su estrategia de autosuficiencia y su acercamiento con Irán y Turquía, en contra de los deseos del resto de integrantes del Consejo de Cooperación del Golfo.

Con AFP y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24