La Administración de Biden revisará el acuerdo con los talibanes de Afganistán

Imagen de archivo. Hombres afganos miran desde una ventana dañada de su edificio en el lugar de una explosión en Kabul, Afganistán 20 de diciembre de 2020.
Imagen de archivo. Hombres afganos miran desde una ventana dañada de su edificio en el lugar de una explosión en Kabul, Afganistán 20 de diciembre de 2020. © Mohammad Ismail / Reuters
4 min

Estados Unidos revisará el acuerdo de paz que alcanzó con los rebeldes talibanes de Afganistán el año pasado, según informó la Casa Blanca en un comunicado este viernes. La decisión intenta asegurarse de que el grupo insurgente está cumpliendo con los puntos acordados, entre los que están el cese de la violencia y negociaciones con el gobierno afgano.

Anuncios

La tregua entre los talibanes y Estados Unidos podría llegar a su fin. Tras ser sospechosos de diversos ataques, el Ejecutivo estadounidense anunció este viernes que revisará el acuerdo de paz que el Gobierno del expresidente Donald Trump alcanzó con el grupo insurgente en 2020.

Así se lo notificó el asesor de seguridad nacional de la nueva Administración, Jake Sullivan, a su homólogo afgano, Kabul Hamdullah Mohib, a través de una llamada telefónica, según un comunicado de la Casa Blanca.

"Sullivan dejó clara la intención de Estados Unidos de revisar el acuerdo de febrero de 2020 entre Estados Unidos y los talibanes", dijo en el comunicado la portavoz del asesor de Biden, Emily Horne.

Según el documento, la revisión tendrá como objetivo determinar "si los talibanes están cumpliendo con sus compromisos de cortar los lazos con grupos terroristas, reducir la violencia en Afganistán e implicarse en negociaciones significativas con el Gobierno afgano y otros implicados".

El acuerdo de febrero de 2020 establece que las fuerzas armadas del país norteamericano deben abandonar Afganistán en mayo de 2021 y, a cambio, el grupo fundamentalista islámico ofrece garantías antiterroristas –como el cese de los ataques y el inicio de conversaciones con el gobierno afgano–.

De hecho, en esta línea, la semana pasada se redujo el número de tropas estadounidenses a 2.500, el nivel más bajo de presencia militar en el país desde 2001.

La violencia no cesa en Afganistán

La realidad social de la república islámica es difícil: los niveles de violencia en han aumentado durante los últimos meses. El conflicto está todavía activo entre el gobierno afgano y el grupo rebelde, por lo que se han realizado varios llamamientos internacionales pidiendo un alto el fuego entre los dos bandos que ponga fin a una guerra de más de 20 años.

Los representantes de las dos partes se reunieron a principios de enero para iniciar la segunda ronda de conversaciones de paz –la primera fue en septiembre–, que incluirá cuestiones polémicas como el alto el fuego y el reparto del poder.

Pero estos intentos por alcanzar la paz ya se han visto empañados por una espiral de ataques selectivos sin precedentes contra periodistas, activistas, políticos o intelectuales, de la que el Ejecutivo señala como culpable al grupo rebelde. Por su parte, los talibanes niegan la acusación.

Los atentados de las últimas semanas han tenido como objetivo mujeres funcionarias del país, un punto caliente en las negociaciones entre ambos bandos –ya que los talibanes están cerrados a su participación activa en la sociedad y el gobierno actual se muestra mucho más abierto–.

Sullivan recalcó en su llamada con Mohib la necesidad de "proteger, como parte del proceso de paz, los extraordinarios avances que han hecho las mujeres, niñas y grupos minoritarios en Afganistán".

El gobierno de Estados Unidos ha dejado en el aire si retirará por completo o no sus tropas militares en mayo, y Biden se ha mostrado reacio a este movimiento por miedo al resurgimiento de Al-Qaeda o del Estado Islámico en Afganistán.

Por lo pronto, desde la Casa Blanca se aseguró su apoyo al proceso de paz a través de "un esfuerzo diplomático robusto y regional", que tendrá como objetivo ayudar a las dos partes a lograr un acuerdo político duradero y justo y un alto el fuego permanente.

Con EFE y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24